GurusBlog

El extraño preconcurso de acreedores del Grupo Arturo Cantoblanco

arturo fernandez ceoe

No hace ni 6 meses, Arturo Fernández, flamente vicepresidente de la CEOE que se apunta a todo los saraos y propietario del grupo de restauración Grupo Arturo Cantoblanco anunciaba que vendía el 51% de la empresa a la firma Real Investment Holding por €50 millones vía ampliación de capital comprometiéndose a desembolsar el dinero  en 4 meses. El propio Arturo Fernández indicaba que una parte de los nuevos fondos irían destinados a cubrir pagos pendientes que tenía el grupo y el resto permitiría iniciar un plan de expansión de la compañía.

Pues bien no han pasado ni 6 meses y ya tenemos el plan de expansión servido calentito sobre la mesa. Hoy ,El Grupo Arturo Cantoblanco,  que regenta restaurantes y da servicios a hoteles, colegios y organismos públicos, con un capital humano que ronda los 3.800 profesionales en más de 180 establecimientos que ofrecen más de 50.000 comidas diarias, ha decidido acogerse al artículo 5 bis de la Ley Concursal, solicitando así el preconcurso de acreedores, e iniciar un proceso de reestructuración con el fin de “garantizar el futuro de su proyecto empresarial”.

No hace falta ni que os diga lo inverosímil que resulta que después de una supuesta ampliación de capital de €50 millones de euros una empresa que factura €130 millones entre en un proceso de preconcurso de acreedores. Sólo se me ocurren dos opciones:

a) Que la ampliación de capital que se anunció fuera una ampliación de capital “fantasma” al estilo de el anuncio de la venta de Marsans por cientos de millones de euros cuando en realidad se vendió por un euro y lo que se dió como valor de compra era la cifra de la deuda financiera.

b) Que el Grupo Cantoblanco esté quemando caja a una velocidad nunca vista, lo que diría mucho a favor de la persona que lo ha gestionado.

Yo no se porque, pero me apunto a una combinación de ambas. Para empezar porque a día de hoy aún se desconoce totalmente quién está detrás de Real Investment Holding. Es simplemente un misterio sin resolver, una situación que es del todo anormal cuando se anuncia una operación corporativa en la que no se tenga nada que ocultar. Segundo porque las deudas que acumulaba el Grupo Cantoblanco con Hacienda eran ya vox populi, clara señal de que el cash flow apretaba.

No quiero ser mal pensado, pero todo huele a que Arturo Fernández podría estar siguiendo los pasos del ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán. Sin embargo viendo cómo le salieron las cosas a Díaz Ferrán, Arturo Fernández podría haber optado por hacer una operación de derribo algo más controlada y diferida en el tiempo, con algunas cortinas de humo de por medio para despistar y vender algo de esperanza a los acreedores. Obviamente este último comentario es una simple opinión basada en pura especulación que no tiene porque coincidir con la realidad, pero viendo los precedentes del tipo de empresarios que copan las altas posiciones de la patronal de los empresarios permitidme que por un momento no me espere lo mejor.

Y si Arturo Fernández es el mismo que dijo que iba a pensar si presentaba su dimisión después de que se filtrara que sus empresas podían estar pagando en B a sus trabajadores. Obviamente después de meditarlo un par de días anunció que no iba a dimitir.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies