La revista económica Barron’s ha puesto en el centro de la diana al que actualmente es el más mediático de los analistas bursátiles en los EEUU. Se trata del histriónico Jim Cramer, con programa propio en la CNBC, y que monta un auténtico show alrededor de sus recomendaciones bursátiles. El caso es que la gente de Barron’s ha realizado un seguimiento de las más de 3.000 recomendaciones realizadas por Cramer en su programa Mad Money en un periodo de 6 meses (ya de por si tiene mérito el realizar dicho seguimiento) y han llegado a la conclusión de que a cualquier inversor le hubiese resultado más rentable comprar un índice que seguir las recomendaciones de Cramer.

Las explicaciones ofrecidas por Cramer y la CNBC no han resultado del todo convincentes. En primer lugar han señalado que la gente debería relalizar las recomendaciones de Jim Cramer una semana después de que estas son anunciadas en su programa, para acabar señalando que el inversor debe hacer caso sólamente en un pequeño universo del stock picking que realiza Cramer (unas 12 acciones por semana) y que el programa sólo tiene fines divulgativos y no es su intención ofrecer recomendaciones de inversión.

En fin, una pena que hayan pillado a Cramer en está situación, hecho que por otra parte no se porque no me sorprende. Dicho esto, el programa televisivo de Cramer es un buen programa, si lo entendemos como lo que es… un show para entretener.

Os dejo un vídeo de su programa por si aún no lo habéis visto en acción.

[coolplayer width=”379″ height=”300″ autoplay=”0″ loop=”0″ charset=”utf-8″ download=”1″ mediatype=””] Mad Money
[/coolplayer]

Y os dejo un enlace al post que hicimos cuando descubrimos por primera vez su programa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Se inicia una debacle inmobiliaria global o solo estamos ante una pausa en el Boom?

Con los tipos de interés a niveles ridículamente bajos y los inversores…

¿Merece la pena mantener una inversión mejorable a cambio de seguir difiriendo las plusvalías acumuladas?

La respuesta simple y llana es NO. Y para argumentarlo os explicaremos a…