isagen-compressor

Ayer se anunciaba que el gobierno Colombiano adjudicaba su participación del 57,61% en ISAGEN al grupo canadiense Brookfield por un precio de 4.130 pesos por acción e inmediatamente la noticia ha levantado bastante “ruido” y protestas en todo el país.

Isagen es una pequeña perla en Colombia. La compañía es la segunda generadora de electricidad del país  operando siete centrales hidroeléctricas ubicadas en los departamentos de Antioquia, Tolima, Santander y Caldas, con una capacidad instalada total de 3.032 megavatios (MW) distribuidos en 2.732 MW hidráulicos y 300 MW térmicos.

La protestas y las críticas fundamentales que se han levantado en Colombia con la venta de ISAGEN se basan en dos aspecto clásicos:

1- El gobierno colombiano está “regalando” la joya de la corona y por lo tanto robando a todos los colombianos.

2- El gobierno colombiano está entregando una empresa en un sector estratégico a una compañía extranjera y eso es muy peligroso. Ese discurso os sonará familiar en España cuando los alemanes e italianos se pelearon por Endesa.

El precio de ISAGEN

La primera pregunta es sencilla de responder. Estas son las magnitudes de ISAGEN:

Captura de pantalla 2016-01-14 a la(s) 18.06.55

Al precio al que el gobierno colombiano se ha vendido el paquete del 57,61% en ISAGEN supone darle a la compañía un valor del equity $11,2 billones y un valor empresa (contando la deuda neta) de $14,6 billones lo que supone un múltiplo de 12,34x Ebitda. Para que tengáis una idea para empresas similares en Latinoamérica se están pagando múltiplos de entre 7 y 10 veces su Ebitda así que la valoración a la que ha comprado  Brookfield estaría claramente por encima de la banda alta de la valoración. Viendo el múltiplo que se ha pagado no es de extrañar que Brookfield haya sido el único inversor dispuesto a llegar a ese precio.

Cierto es que ISAGEN tiene una sólida posición en Colombia y es una empresa que está teniendo un buen crecimiento en ingresos. Sin embargo no deja de ser un actor energético minúsculo en el panorama mundial. Para que podáis comparar la capacidad instalada de Endesa sólo en España y Portugal es casi 10 veces superior a la de ISAGEN en Colombia.

Resumiendo, el precio al que ha vendido el Estado Colombiano hoy ISAGEN no es ningún regalo y es un precio que se puede considerar más que correcto.

La importancia estratégica de ISAGEN

Nadie puede discutir que ISAGEN es, cómo toda compañía generadora de energía, una compañía estratégica en Colombia. Sobre su importancia estratégica hay dos cuestiones que se deben garantizar.

La primer es que el propietario de ISAGEN opere la compañía con eficiencia y responsabilidad. Es decir, quién sea el propietario de la empresa tiene una importancia secundaria, lo importante es que la gestione bien. Brookfield, está plenamente capacitado y buscará seguir operando ISAGEN con igual o más eficiencia todavía. Se juega la ingente cantidad de dinero que le ha costado la inversión. Ni va a poner a operar gente sin experiencia en ISAGEN ni por muy extranjero que sea es un suicida que para perjudicar a Colombia va a volar las presas y las centrales hidráulicas.

Cómo en todo sector que tiene una posición de cuasi de monopolio si puede verse tentada en incrementar tarifas a los clientes. Pero al igual que sucede en otros sectores estratégicos con empresas en posición de cuasi monopolio lo que haga ISAGEN será lo que le deje hacer el gobierno colombiano que con la venta no pierde la capacidad de seguir regulando con intensidad el sector, marcar tarifas y necesidades de inversión. Si no lo hace no será por culpa de Brookfield sino porque el Gobierno Colombiano cómo regulador del sector ha dejado de realizar sus funciones.

Lo realmente importante es…

Cuando se toma la decisión de privatizar una compañía lo verdaderamente importante es a que se destina el dinero. ¿Tiene que tener el gobierno colombiano una visión inversora y tener el dinero “parado” invertido en empresas? o ¿Es mucho mejor destinar el dinero a invertir e impulsar actividades que sean estratégicas para el futuro del país y que beneficien al conjunto de la sociedad colombiana?

Claramente para mi, lo prioritario, es lo segundo. Si me dais a escoger prefiero que mi país tenga una infraestructuras que le permitan transportar las mercancías con rapidez y por lo tanto hacerlo más competitivo, que un país sin las mínimas carreteras necesarias pero con la plata guardada en una compañía eléctrica.

Uno de los grandes problemas de Colombia es su déficit de infraestructuras básicas de transporte que hace que resulte más barato transportar un kilo de café del puerto de Buenaventura a China  recorriendo 10.000 kms que del Cauca a al puerto de Buenaventura recorriendo 150 kilómetros.

En principio el dinero obtenido con ISAGEN se destinará íntegramente a dotar un fondo para impulsar las infraestructuras del país. Otra cosa sería que el dinero obtenido por la venta de activos fuera destinado por el Estado para cubrir el gasto público corriente de la administración. Eso sería cómo sacar el dinero de la hucha para despilfarrarlo en fiestas. Un desastre.

En el caso que nos ocupa la decisión de destinar el dinero obtenido por la venta de ISAGEN a dotar de mejores infraestructuras al país parece una decisión acertada. Cambias una inversión estática por otra que puede impulsar la economía del país.

Es cierto, que muchos me diréis que al romper la hucha el riesgo que se corre es que el gobierno tenga la tentación de despilfarrar el dinero que ha obtenido y que esas infrastructuras nunca se acaben materializando y el dinero acabe desapareciendo misteriosamente. Sin duda es algo que puede ocurrir pero entonces el verdadero problema que se tiene no es que se haya vendido ISAGEN el verdadero problema que tienes es que al frente del país tienes unos políticos ineptos y corruptos.

La solución en este último caso no está tanto en impedir la venta de ISAGEN sino en sacar del poder a unos gestores de la cosa pública nefastos y mientras eso no se cambie el país nunca podrá progresar con o sin ISAGEN.

Por último, cabría preguntarse si realmente era necesario que Colombia se vendiera ISAGEN para poder construir las infraestructuras que se necesitan.

Cuando en agosto 2010 el presidente Santos llegó al poder ya os comentamos que para el futuro de Colombia era vital que Santos aprovechara la relativa bonanza económica que vivía el país para impulsar la dotación de infraestructuras, algo que no se puede hacer cuando llegan épocas más difíciles y que era del todo vital para el desarrollo del país a medio-largo. Tenía que ser el mandato presidencial de las infraestructuras.

Sin embargo aunque había planes para ello, la ejecución de las obras ha sido pésima, el gobierno se ha distraído con otros temas, los años han ido pasando, las infraestructuras necesarias no han acabado de llegar a la velocidad que lo tendrían que haber hecho y llegados al día de hoy, con la caída del precio de las materias primas, y el cambio en la percepción de los inversores internacionales hacía los países emergentes, Colombia se ha encontrado que para hacer las infraestructuras que debería haber hecho hace 5 años debe ahora empezar a vender las joyas.

Hoy el precio al que se ha vendido ISAGEN es más que correcto, pero al igual que no hay duda que mejor tener carreteras que una inversión en ISAGEN, tampoco tengo dudas que dentro de 10 años ISAGEN valdría mucho más de lo que vale hoy.

Por cierto Isagen cotiza en Bolsa. Brookfield ha comprado a 4.130 pesos por acción. La acción cotiza hoy a 3.850 pesos y el 28 de marzo Brookfield deberá a todos los accionistas que tienen menos del 3% en la compañía hacerles una oferta para comprarles sus acciones al menos a 4.130 pesos por acción. Comprando a a 3.850 pesos y vendiendo a 4.130 pesos supone una revalorización del 7% en poco más de 2 meses que anualizado sale una rentabilidad más que razonable siempre que no tengas riesgo de tipo de cambio con el peso colombiano.

  1. Lo realmente importante es que un monopolio natural cae en manos de una empresa privada. Que se dedicará a extraer renta de los colombianos y a repartir dividendos, que de otro modo habrian ido a las arcas del gobierno. El múltiplo de ebidtda al que se venda es irrelevante, porque al tratarse de unas infraestructuras con rentabilidad más que demostrada y una empresa en posición de monopolio se va a recuperar la inversión con creces.
    Hay una razón por la que estad compañías empezaron siendo estatales, y es que

  2. (Sigo, se me ha cortado el comentario)
    La razón es que para tener una economía competitiva es necesario que el gobierno mantenga el control sobre infraestructurad, energia y otros sectores claves, para evitar el sobreprecio que supone mantener a los rentistas.

    1. Sin duda, pero para realizar esa función de control el gobierno no necesita ser propietario de la compañía. Es suficiente con que cumpla diligentemente con su función de regulador.

      Si Isagen y las otras eléctricas suben precio de forma indiscriminada será simplemente porque el gobierno se lo permite ya puede tener plena capacidad para regular los precios de la electricidad.

      Si no cumple esa función no es por culpa de que la compañía sea de propiedad pública o privada sino porque los políticos que están en el poder no están gestionando y legislando bien.

      Teniendo en cuenta que el impacto en la economía de un sector clave en posición de oligopolio puede ser regulado por el gobierno para evitar abusos a falta de presupuesto prefiero tener la plata invertida construyendo infraestructuras básicas que impulsen la compañía del país que tener metida en una empresa.

      1. ¿Pero no crees que vender una empresa pública que genera beneficios es cuanto menos desleal? Sobre todo si tenemos en cuenta que por la propia naturaleza de la empresa su posición está garantizada a larguísimo plazo.

        Qué los inversores recuperen la inversión significa que el gobierno pierde dinero, y eso sucederá por muy “alto” que sea el precio de venta.

  3. Es una acción muy acertada del estado colombiano ya que así consiguen dólares que tal y como está el petróleo Colombia los necesitará para sostener el pesito.
    Y la empresa Brookfield a largo plazo en pesos ganará mucho dinero seguro…y si Colombia invierte ese dinero en carreteras y sigue mejorando tambien ganaran en dólares. Eso sí, si llegan los chavistas a gobernar Colombia Brookfield lo perdería todo pero esperemos que esto no ocurra. Es un claro Win-Win si la cosa va bien.
    Yo a lo mejor me pillo unas acciones de Isagen en pesitos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…