GurusBlog

Un hedge fund se beneficia de los estafados por Madoff

madoff

El fondo de inversión Baupost Group obtendría una rentabilidad del 116% gracias a la liquidación de la empresa de Bernard Madoff, si el proceso judicial sigue el camino actual, según la revista Forbes. El artífice de la operación ha sido James Mooney, socio del autor de Margin of Safety e inversor, Seth Klarman.

El año 2010 Mooney siguió los movimientos del administrador designado para llevar el proceso de liquidación, en los juzgados, Irving Picard. En aquellos momentos, el administrador perseguía a Barbara Picower, viuda de Jeffry Picower, quien había retirado 7,2 mil millones de dólares del fondo de Madoff antes de que estallara el escándalo. Se creía que Jeffry estaba relacionado con la construcción de la pirámide. La cantidad de dinero que se reclamaba a la viuda serviría para compensar a los afectados por la estafa.

Según Mooney, esta situación es un caso clásico de negociación de derechos sobre la deuda de una empresa insolvente. Un capítulo específico del libro de Seth Klarman. La inversión se basa en aprovechar la incertidumbre que supone la liquidación de todos los bienes de la empresa caída y beneficiarse del mercado, poc líquido, de los derechos sobre la deuda de la empresa. Baupost dio la luz verde a la propuesta de inversión.

El gestor creía que los derechos se negociaban descontados porque no valoraban las repercusiones positivas del juicio contra Picower. Por este motivo, el hedge fund de Boston se puso en contacto con alguien que pudiera negociar un activo tan poco líquido. Mediante un socio de las Islas Vírgenes, el fondo contactó con Kenneth Krys, el co-liquidador del partícipe más grande de la sociedad de Madoff, Fairfield Sentry. El año 2010 este fondo estaba ansioso por vender su inversión fallida. Tenía una demanda por valor nominal de 230 millones de dólares. A principios de septiembre Baupost Group pagó el 32,125% del valor total, 74 millones de dólares.

Tres días más tarde Picard anunció el veredicto sobre el caso Picower. La familia tenía que devolver a la empresa 5 mil millones, de los 7,2 mil millones de dólares que su marido había reembolsado. Esto significaba que la sociedad de Madoff había incrementado sus fondos para compensar a los inversores afectados. Los derechos ya se negociaban por 60 céntimos. Baupost rápidamente convirtió su inversión de 74 millones, en 138 millones. Hoy está valorada en 160 millones de dólares.

Kenneth Krys, el co-liquidador de la sociedad que vendió los derechos descontados, ha demandado a Baupost en los juzgados encargados del caso, en Manhattan. Su decisión premeditada ha repercutido directamente a los participantes del fondo Fairfield Sentry, éstos han recibido su inversión disminuida considerablemente. Según el juez encargado del caso, la demanda de Krys es producto del “remordimiento del vendedor”.

Via The Money Glory

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR