Ofrecido por

GurusBlog

Hertz entra en el espiral activista del inversor Carl Icahn

hertz

El inversor Carl Icahn no podía esperar con los brazos cruzados que los mercados pusieran en su lugar las acciones de Hertz. Una compra de 40 millones de acciones fue el ataque frontal que usó el magnate de las finanzas para atraer las miradas de la prensa especializada. Su intervención, que ha precipitado un plan de defensa de la compañía en forma de poison pill, da algunas pistas del futuro del grupo de alquiler de coches, que podría seguir las mismas recomendaciones de tres estudiantes de la Columbia Business School.

El 30 de diciembre de 2013 Hertz comunicó la adopción del plan de derechos preferentes, mediante una nota de prensa. La decisión fue la respuesta a los rumores de la CNBC, que anunciaban una entrada de Icahn al capital de la compañía y explicaban los movimientos anómalos de la cotización. La compañía oficializó el procedimiento de defensa contra posibles ofertas hostiles, que consiste en una emisión de acciones preferentes, que se activan si una sola persona logra controlar más del 10% de la compañía. Es lo que se conoce como poison pill.

A pesar de que la cotización de Hertz aumentó un 52%, durante el último año, Carl Icahn aspira a cotas más elevadas. El inversor es famoso por su papel activo en las compañías donde participa, tiene la virtud de aparecer en todos los saraos corporativos y defender hasta la muerte sus opiniones a través de los medios de comunicación y las redes sociales. Desde Herbalife hasta Apple, pasando por la desaparición de Dell del parquet. En el caso de Hertz, sería el segundo socio con mayor capital de la compañía, después de Wellington Management, y acompañaría al gestor de Kase Capital, Whitney Tilson, a expresar públicamente su interés por la industria de alquiler de automóviles.

Los estudiantes de primer curso del MBA de Columbia, Stephen Lieu, Rahul Raymoulik y Richard Hunt, fueron los primeros que llamaron la atención de los profesionales en el mes de abril del 2013. Publicaron un análisis de más de 90 páginas con la identificación de las virtudes de Hertz, las ventajas competitivas y un resumen de supuestos que sostienen su tesis. Esta idea les permitió ganar el primer premio del Pershing Square Challenge, de 100.000 dólares. Tilson expresó más tarde su simpatía por esta idea en el octavo Value Investing Congress.

Según el estudio, la bolsa infravalora el negocio de Hertz. El precio de las acciones tenían un recorrido potencial de más del 50%, hasta los 36 dólares, en el momento de la publicación. La cotización aún no ha alcanzado este objetivo. Los tres analistas llegaron a la conclusión que el mercado le cuesta entender los cambios que ha sufrido el sector de alquiler de coches. Tampoco interpreta correctamente su potencial de crecimiento. La comunidad financiera calcula las previsiones en función de los resultados, más bien discretos, del pasado. En cambio, no reconoce las sinergias que le brindan la absorción de competidores, ni los beneficios potenciales de una posible división del grupo. El tipo de movimiento corporativo que quizás estaría buscando Carl Icahn.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR