Ofrecido por

GurusBlog

El Ibex 35 cierra el año por encima de los 10.000 puntos por primera vez desde 2009, tras ganar un 3,6%

ibex-compressor (1)

El Ibex 35 ha ganando un 3,6% en 2014 y ha cerrado el año por encima de la cota psicológica de los 10.000 puntos por primera vez desde 2009. Tras la volatilidad sufrida en los últimos compases del ejercicio que le llevaron a adentrarse en pérdidas, el selectivo finalmente ha logrado anotarse su segunda subida anual consecutiva.

Aún así, el recorrido del Ibex se ha situado por debajo de las perspectivas de inicios de año, que apuntaban a una escalada por encima de los 11.000 enteros. El selectivo despide 2014 establecido en los 10.279,5 puntos, frente a los 9.916,7 enteros con los que concluyó 2013.

Con este panorama, el selectivo ha acumulado dos ejercicios con avances y se aleja de la racha negativa de tres años consecutivos de pérdidas por la crisis, tras los recortes del 4,6% en 2012, del 13,11% en 2011 y del 17% que sufrió durante 2010.

En 2008 el desplome derivado de la quiebra de Lehman Brothers propició el mayor descalabro del selectivo, cuando perdió un 39%, que fue parcialmente compensado con el impulso del 30% que se anotó en 2009. La crisis latinoamericana en 2002 minó al Ibex un 28,11% y el pinchazo de la burbuja tecnológica en 2000 supuso un lastre del 21,75%, la segunda y tercera mayores caídas de la historia.

El segundo ejercicio en positivo del Ibex, tras el despegue del 21% protagonizado en 2013, constata la mejoría de la economía española y la renovada confianza de los inversores internacionales. Aunque las dudas sobre la solvencia de España parecen ya lejanas, la volatilidad sufrida por el mercado de renta variable arroja cierta cautela a las proclamas del Gobierno de que la crisis ya ha terminado.

El sector financiero ha hecho sus ‘deberes’ y la banca española da por zanjados los problemas tras el examen de solvencia del BCE, que determinó que ninguna de las entidades españolas necesita capital adicional. El sector financiero español ahora encara el reto de una rentabilidad baja ante el contexto de tipos de interés en mínimos.

Aún así, no todos los valores bancarios han cerrado el año con subidas. BBVA y Popular se han adentrado en negativo, con pérdidas del 12,23% y del 5,13%, respectivamente. Santander ha ganado un 7,53%, mientras que Bankinter ha protagonizado el mayor repunte de un banco, con una subida del 34,37%.

A la espera de nuevas ventas de la participación que ostenta el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Bankia ha continuado recuperando valor y ha ganando un 0,32% anual. Eso sí, el precio de los títulos del banco nacionalizado se ha quedado en los 1,23 euros, por debajo de los 1,51 euros de la primera desinversión del FROB acometida en febrero.

MALA SEGUNDA MITAD DEL AÑO.

Como apuntaban las previsiones, el club de las 35 empresas más líquidas mantuvo una tendencia al alza durante los seis primeros meses del año. Así, el selectivo reconquistó los 11.000 puntos en los últimos días de junio, si bien la trayectoria se truncó al mes siguiente con las tensiones por una eventual quiebra de Argentina.

En 2014, el Ibex sumó nueve meses al alza, aunque la segunda mitad del año se caracterizó por sufrir mayores recortes, con un mes de diciembre cargado de dudas derivadas por el desplome del petróleo y la incertidumbre política en Grecia. En concreto, el peor mes se lo anotó el selectivo en octubre, el mes también más volátil con diferencia, cuando cayó un 3,2%, curiosamente la misma cifra del mayor ascenso mensual protagonizado por el Ibex en el ejercicio, registrado en mayo.

El renovado apetito de los inversores hacia España también se ha puesto de manifiesto en la evolución de la prima de riesgo española durante 2014, que ha concluido la última sesión del año en los 108 puntos básicos. De esta forma, el diferencial del bono español a 10 años respecto al ‘bund’ alemán se ha desplomado en más de 100 puntos básicos, desde los 221 puntos de cierre de 2013.

LAS MAYORES SUBIDAS DE 2014.

Los valores han descrito comportamientos dispares al cierre del año, moviéndose entre las pérdidas y las ganancias. En concreto, doce compañías cerraron 2014 en pérdidas: Abengoa, Popular, BBVA, DIA, Endesa, FCC, Indra, ArcelorMittal, OHL, Repsol, Sacyr y Técnicas Reunidas.

Los avances anuales más significativos se los han anotado Jazztel, que se ha catapultado cerca de un 61,33% en el último año. También han destacado por su buena marcha Red Eléctrica, Enagás, Bankinter y Acciona.

Iberdrola se ha consolidado como el mejor de los grandes valores, con un avance del 20,76%, seguido de Santander (+7,53%).

“El desplome del precio del petróleo y de la mayoría de materias primas en la segunda mitad del año ha llegado a tensionar los mercados, en lugar de haber motivado subidas por las implicaciones tan positivas que tiene en las economías occidentales”, ha explicado el estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón.

Pingarrón además ha incidido en el descenso de la volatilidad en el Ibex, pese a lo ocurrido en octubre y en algunos días de diciembre. En concreto, ha recordado que la diferencia entre el nivel mínimo del año (9.400 puntos) y el máximo (11.200 puntos) se ha situado por debajo del 20%, frente al 30% y el 50% registrado en 2013 y 2012, respectivamente.

EL IBEX: LÍDER TAMBIÉN EN EUROPA EN 2015.

De cara a 2015, con Endesa de vuelta al selectivo tras reincorporarse el pasado 22 de diciembre, los expertos consultados por Europa Press esperan que el Ibex mantenga su impulso hasta reconquistar los 12.000 puntos, con un potencial de revalorización del 20%. La recuperación también consolidaría la normalización de la prima de riesgo española, que cerraría entre los 70 y los 90 puntos básicos el próximo año.

El analista de IG anticipa que las Bolsas europeas podrían tener un mejor comportamiento que la americana por primera vez desde el 2009, e incluso atisba que el Ibex se vuelva a situar a la cabeza por tercer año consecutivo. “En cualquier caso, 2015 se presenta más propicio para mantener posiciones dinámicas, que para el clásico ‘buy and hold'”, indica.

Por su parte, el analista de XTB Jaime Díez ha explicado a Europa Press que 2014 ha sido “un mal año bursátil que vuelve a poner de manifiesto la conveniencia de invertir directamente en los índices para evitar la extrema volatilidad de las acciones y conseguir unos resultados más estables”.

Así, ha precisado que hasta 19 valores han concluido el año con rentabilidades menores a las del selectivo, incluyendo clásicos como Repsol, Telefónica o BBVA.

De cara al año que viene, el analista augura un ejercicio “bastante más complicado para las bolsas”, teniendo en cuenta que se aproximan las elecciones en Grecia y, más adelante, las elecciones regionales en España. Entonces, será tiempo de analizar “el verdadero impacto” de Podemos en los mercados.

Desde su punto de vista, los índices seguirán buscando las mejoras en los datos de crecimiento para poder subir o, en su defecto, los compromisos de los bancos centrales para seguir creando dinero de manera ilimitada. “Superar los 11.500 puntos sería un auténtico hito para el Ibex 35, que podría ceder con cierta facilidad hasta los 8.800-8.600 puntos en el peor de los casos”, ha avanzado.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR