GurusBlog

IDC Salud. Creando un monstruo para engullir toda la sanidad privada española

idcsalud-compressor

Cuando uno empieza a ver lo que está haciendo un fondo de private equity con IDC Salud y la permisividad con la que las autoridades regulatorias españolas le están permitiendo que a golpe de talonario se esté creando un operador que domine el sector de la sanidad privada en España, uno entiende las preocupaciones que a algunos le pueden entrar ante la última tendencia de externalización de los servicio médicos en la sanidad pública.

La empresa privada no tiene a buscar la competencia tiende a querer crear monopolios

Qué una empresa privada quiera aspirar a crear un monopolio de facto en tres de los mercados más atractivos en España (Madrid, Barcelona y Guipuzkoa) es simplemente el sueño húmedo de cualquier empresario y una estrategia empresarial que puede ser costosa pero que nadie puede discutir que sea inteligente. Qué el regulador de turno se lo permita y mire hacia otro lado, mientras ve cómo se descompone la competencia en un sector tan básico cómo el de la salud, es más propio de Uganda que de un país que forma parte de la Unión Europea.

Efecto Boomerang

El monstruo en cuestión, ha ido creciendo rápidamente. Con los bolsillos casi ilimitados que da contar cómo accionista con un mega fondo de private equity cómo puede ser el gigante CVC, no deja de resultar paradójico que con el dinero de los fondos de pensiones privados europeos, se financie una operación empresarial que puede dar pingues beneficios pero que sin duda va acabar encareciendo la prestación de servicios en todo el sistema sanitario privado en España.

Es decir, se da la paradoja que los pensionistas que se benefician indirectamente y financian  la creación de semejante monstruo serán los que se verán los que se pueden ver más perjudicados con un posible encarecimiento y deterioro de la calidad en la sanidad privada. Lo podemos llamar el efecto boomerang.

El monstruo se hace mayor

El monstruo toma definitivamente forma en 2014 cuando IDC Salud y Grupo Quirón se fusionan para crear el mayor grupo sanitario privado en España. Desde que CVC en IDC Salud y Doughty Hanson en Quirón se hicieron cargo de ambos grupos sanitarios su estrategia ha sido muy clara. Adquirir todo grupo sanitario que se ponga a tiro en mercados claves sin importar mucho el precio que se paga.

Cuando alguien está pagando primas fuera de mercado para adquirir hospitales o bien se ha vuelto loco o bien tiene una estrategia muy meditada. Es decir no le importa sobrepagar a corto plazo y poner sobre la mesa un precio que ningún rival puede igualar si sabe que esto le permite dominar mercados clave en los que ha medio plazo podrá imponer sus precios a clientes y proveedores.

En el momento de la fusión en 2014,  El grupo IDC SALUD estaba activo en la prestación de servicios de asistencia sanitaria en España, mediante la propiedad y/o gestión de 16 hospitales localizados en las provincias de Madrid (6), Barcelona (4) Badajoz (2), Albacete, Ciudad Real, Cáceres, y Toledo, con un total de 2.704 camas instaladas, 11 centros médicos sin internamiento3 y 6 residencias para mayores y discapacitados .

Al margen de su operativa en el ámbito de la asistencia sanitaria privada, IDC presta servicios sanitarios a pacientes públicos a través de la gestión de varios hospitales públicos y mediante conciertos y convenios suscritos con las autoridades sanitarias correspondientes .  Una parte significativa de los ingresos de IDC SALUD proceden de la atención a pacientes de la sanidad pública ([<70%]) y el restante [<30%] de aseguradoras sanitarias, con las que tiene suscrito acuerdos, y de pacientes privados.

QUIRÓN era un grupo sanitario español controlado conjuntamente por DOUGHTY HANSON & CO LIMITED  y la familia Cordón Muro.  QUIRÓN estaba activo en la prestación de servicios de asistencia sanitaria privada en España, a través de la titularidad de 21 hospitales generales ubicados en las provincias de Madrid (3), Barcelona (3), Málaga (2), Tenerife (2), Álava, Alicante, Baleares, Cádiz, Guipúzcoa, La Coruña, Murcia, Sevilla, Valencia, Vizcaya y Zaragoza, con un total aproximado de 2.448 camas instaladas, así como 18 centros médicos sin internamiento .

Para el ejercicio de su actividad, QUIRÓN tiene suscritos acuerdos con aseguradoras sanitarias (representan el [>70%] de su facturación) y con el sistema público de salud ([<10%] de su facturación), en este último caso, exclusivamente mediante conciertos suscritos con las autoridades sanitarias correspondientes.

Monopolio en Barcelona

De la unión de los dos grupos, la resultan  creó un monopolio de facto en Barcelona en el ámbito de la sanidad privada. Entre otras era propietaria de  Hospital Quirón Teknon provisto de 285 camas  – Hospital Quirón Barcelona provisto de 192 camas – Hospital Quirón Dexeus provisto de 170 camas,  Instituto Oftalmológico Quirón, Hospital Universitari Sagrat Cor provisto con 369 camas  – Clínica del Pilar provista de 186 camas  – Hospital General de Catalunya provisto de 286 camas  – Clínica del Vallès provista de 109 camas (Sabadell).

En la ciudad de Barcelona, la fusión del grupo crea una concentración de mercado de entre el 34% y el 51% de los hospitales de ámbito privado (según el tipo de hospitales que se tengan en cuenta para determinar la cuota de mercado). Esto en el aspecto cuantitativo. En el cualitativo, no hay que ser un lince para entender que si un sólo grupo domina las clínicas privadas de más prestigio que hay en Barcelona, su potencial para negociar con aseguradoras, pacientes, y médicos es muy superior a la que le otorga su cuota de mercado.

Sin embargo, aunque la concentración es más que evidente, la CNMC no puso ningún pero, es más ni tomó la decisión de que debía analizar el impacto con más profundidad. Curiosamente, un año antes, cuando el Grupo Quirón compró el Grupo Teknon, la propia CNMC justificó  la operación desde el punto de vista de competencia alegando que entre sus principales competidores tenía a otro grupo relevante cómo era IDC Salud.

Monopolio en Madrid

En Madrid se repite de forma similar la jugada, con el agravante que después de la fusión la CNMC no ve ningún problema en que además el monstruo se haga con el Grupo Ruber.  La integración en la oferta hospitalaria de IDC SALUD en la provincia de Madrid de  los hospitales generales de Ruber con 321 camas y 4 centros médicos de consultas, lo que unido a los 6 hospitales privados que el grupo ya posee en esa provincia (1.374 camas, considerando la totalidad de las camas del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz), dio como resultado un monstruo que controla una cuota de entre el 30-40% del mercado de la asistencia sanitaria privada de libre elección en la provincia de Madrid en términos de camas instaladas.

En su conjunto ahora el grupo es propietario de las clínicas de Ruber, del Hospital Sur de Alcorcón, de la Clínica la Luz, del Hospital Universitario Fundación Jimenez Diaz, del Hospital Infanta Elena de  de Valdemoro y el  Rey Juan Carlos de Móstoles, así como el Hospital de Collado Villalba VILLALBA, del Hospital Quirón San JOsé, Quirón San Camilo, y el Hospital Universitario Quirón Madrid.

No se si habéis tenido la oportunidad de estar internado en algunos de estos hospitales pero a mi me parece que su gestión se parece más a la de un Hotel de 3 estrellas en el que se aparcan pacientes que la unos centros hospitalarios. La única ventaja que les queda a los madrileños en el ámbito de la sanidad privada es que aún disponen de la red de hospitales católicos cómo alternativa.

Monopolio en Guipúzcoa

En Guipúzcoa la situación ya es de traca. IDC Salud controla El Hospital Quirón San Sebastian y la Policlínica Gipuzkoa, el resultado es que se queda con una cuota del 50-60%. Es decir la sanidad privada en Guipúzcoa es prácticamente toda suya.

Un monstruo para gestionar la sanidad pública

Mientras, la CNMC cierra los ojos y permite crear un monstruo en el ámbito de la sanidad privada, en el arco mediaterráneo se está produciendo otro fenómeno interesante al calor del denominado modelo de gestión sanitaria pública llamado Modelo Alzira.

 Ribera Salud, controlada por Centene Corporation, se hizo recientemente con el control total de las empresas que gestionan la sanidad pública en Torrevieja, Elche y Alzira, al comprar las participaciones de Asisa y Adeslas. Ribera está controlada por la compañía estadounidense especializada en Medicaid, que le compró la participación a precio de ganga a una Bankia en retirada, y por el Sabadell, que detenta el 50% restante.

El resultado es la pinza perfecta.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

9 comentarios

  1.    Responder

    Yo la verdad es que también he asistido a la clínica Ruber para una intervención de hemorroides y la verdad es que no puedo decir nada negativo, ni del centro, ni de la atención recibida. Sin duda volvería.

  2.    Responder

    Desde el punto de vista sanitario asistencial un 10 para la Clínica Ruber Intnal.
    He sido intervenido de una afección grave en el hígado por el cirujano D. Pedro López Hervas, un mago con el bisturí y un “Ángel” con la palabra.

    Este fin de semana espero pasarlo en casa DM.

    Desde el punto de vista del tamaño de los grupos empresariales, es sabido que la economía de escala, mejora los rendimientos de capital. El temor de que se creen “casi monopolios” en Sanidad es en mi opinión fundado.

    Los gestores, las personas, con sus valores ético- morales son fundamentales en la evolución de la “sanidad negocio”

  3.    Responder

    Soy paciente de Quirón Pozuelo desde su inauguración hasta hace un año contaba con los mejores profesional es de España como el equipo de cirugía general liderado por el Dr Calleja kempim sólo hay que mirar sus currículum para comprobar lo a mi me salvo la vida al operarme de un cáncer de páncreas y aqu estoy vivir a después de dos años el oncólogo dr gana te la dr navarro dr SÁnchez pernaute no recuerdo el nombre del cardiólogo el neurólogo y bastantes más profesionales consolidados todos ellos se han tenido que marchar A otro sitio porque les han hecha do para meter a sus amigos por ejemplo el sustituto del dr Calleja es el dr Merelo que pasaba consulta en Móstoles en un centro pequeño queremos eso para nuestra sanidad privada? Por favor intentemos no ir a los hospitales Quirón van a seguir el mismo camino que los del mismo grupo antes llamados Carpio ti dos sabemos la fama que tenian

  4.    Responder

    Estoy totalmente en descuerdo con cualquier tipo de privatización, la salud no es un negocio, no podemos dejar su gestion a intereses partidistas

  5.    Responder

    Creo, que nuestros gobernantes, no deberían permitir la creación de estos monopolios, que como tales, tienen un claro objetivo.. el enriquecimiento rápido.
    Que triste, hablando como hablamos de sanidad, donde no hay clientes, sino pacientes, y que sea a costa de ellos y de su desgracia y de la entrega de su abnegado personal, que trabaja bajo presión continua por unos sueldos muy poco motivadores. ..
    Julio, tienes razón,así es muy fácil ganar dinero

  6.    Responder

    Esta empresa sanitaria trata de copiar un poco el estilo y la iconografía de la sanidad privada americana pero en sus fundamentos es lo contrario. Por sus contratos con las administraciones el negocio está en ver todos los pacientes posibles, tener el mayor número de consultas, el mayor número de ingresos por año… Es la medicina entendida como una fábrica de salchichas. No se fomenta la investigación o la excelencia porque eso no da dinero a la empresa.
    Se nutre principalmente de profesionales jóvenes que trabajan en sus hospitales al haber poco o muy poco empleo en el sector público. Los médicos pueden ver hasta casi el doble de pacientes en consultas por día o llevar casi el doble de pacientes ingresados que en la sanidad pública, la empresa aprovecha así la mezcla de vocación y responsabilidad personal y profesional de este gremio. Los sueldos son también más bajos que en la sanidad pública salvo el de algunos jefes o “fichajes” especiales, y el recambio en grupos laborales como enfermería es brutal, que se marchan si pueden en meses a un puesto de la pública mejor pagado (en la empresa son poco más que mileuristas) y con menos carga laboral. Por eso es frecuente ver enfermeras de 22 años recién salidas de la universidad contentas y agobiadas en su primer contrato laboral. Grupos laborales de menor formación como celadores tienen sueldos bastante por debajo de los 1000 euros. No se pagan determinados pluses o complementos, tratan de no pagar los trienios…
    Estas ideas no significan que piense que toda la sanidad deba ser pública y todo el personal sanitario funcionario, que seguramente no es lo más adecuado, pero si que esta empresa se aprovecha de unos contratos privilegiados con las administraciones y para bien o para mal también la creo responsable de haberse aprovechado para expandirse en unos años en los que los trabajadores sanitarios han tenido que aceptar lo que se les ofrecía sin apenas poder de negociación.
    Así es fácil ganar dinero y hacerse con un monopolio claro…

  7.    Responder

    Según datos del Banco Mundial en España es casi la mitad que en EEUU, un 8.9% del PIB en España y en EEUU un 17.1%.
    http://datos.bancomundial.org/indicador/SH.XPD.TOTL.ZS

    Vivo en un país en el que prácticamente solo existe sanidad privada, es un desastre, hay criterios económicos que prevalecen por encima de los médicos, sin tu seguro privado no te dan asistencia en las clínicas privadas, y si te la dan la factura puede ser de las que tardas una vida para pagar. Los criterios para gestionar la sanidad pueden ser privados si se quiere ser más eficiente, pero hay una línea muy delgada entre ser eficiente y no tomar la decisión adecuada por la reducción de presupuestos o medicinas.

  8.    Responder

    Casualidades ya veo pocas, y mas en procesos como este.
    IDC, antiguo Capio, ha cambiado de nombre por la mala fama que arrastra… Pasar a llamarse Quiron puede ser comercialmente mucho mas interesante.
    Solo por el cambio de nombre, ya merece la pena.

    Si a eso le añadimos la externalizacion de servicios publicos, tenemos un montruo privado que puede acabar fagocitando la sanidad publica.

    Hace años escribisteis un articulo sobre la sanidad Fastfood.
    Os respondi sobre la importancia de la sanidad publica a la hora de marcar precios de referencia y evitar que los hospitales privados puedan fijar precios de dorma unilateral, con el aumento progresivo y brutal que veriamos…
    Tambien os comente que la progresiva privatizacion de la sanidad haria que nuestros hijos perdiesen gran parte de nuestros actuales derechos.

    Evidentemente, todo esto es un proceso gradual, pero en ello estamos. La solucion es secilla y meramente politica. Permitir la convivencia de ambos sistemas sanitarios, publico y privado.
    Pero mucho me temo que no es ese el camino que quieren que sigamos.
    No hay que mirar a lo que ocurre con nuestros politicos cuando abandonan sus cargos y entran en los consejos de las grandes compañias electricas… los siguientes tendran ya su silla asegurada en la sanidad privada ?

    1.    Responder

      Comparto totalmente tu opinión. Sin una sanidad pública de calidad que ancle precios, el coste sanitario global se dispara. Escribimos un post al respecto sobre el coste sanitario en países como por ejemplo los EEUU y el de países como España o Francia con una sanidad pública potente.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR