Indra ya ha presentado los resultados correspondientes al primer trimestre del año. A pesar de observar un aumento de las ventas en un 9%, este aumento no es tan alto si excluimos las adquisiciones realizadas en el 2011 (Galyleo en Italia y Politec en Brasil). Sin ellas el crecimiento de las ventas habría sido de tan sólo un 1%.

Por otro lado, un hecho positivo, es que vemos que cada vez las ventas internacionales van tomando más peso en la compañía. El crecimiento de estas ventas fue del 33% y ya representan la mitad de las ventas totales de la compañía en el trimestre.

De todas formas, hay muchos puntos que muestran a la compañía en una situación de “cansancio” y de debilidad. A pesar de no estar Indra en una situación delicada, sí que es verdad que las cuentas empiezan a verse resentidas por múltiples motivos.

A pesar del crecimiento de las ventas, éste no se traduce en un crecimiento del EBITDA. Al revés, ha caído este trimestre un 10%. Tampoco crece el EBIT ni el Bº Neto, si no que caen un 28% y un 20% respectivamente. Por lo tanto, esta situación se traduce en una disminución de los márgenes en la compañía.

Otro punto que no me gusta es el gran aumento de la deuda neta de la compañía en un año. En el primer trimestre del año pasado, la deuda neta que tenía Indra era de 328,9 euros. Este primer trimestre de 2012, la deuda neta ha aumentado un 67% hasta los 549 millones de euros respecto a la que tenía hace un año y ha crecido un 7% en este trimestre. A pesar de este aumento, la empresa todavía no es que esté muy endeudada (2 veces el EBITDA aprox.). Pero lo cierto es que creo que lo mejor que podría hacer en este tema es no aumentar más su deuda.

Por último, aunque los dividendos siempre son bienvenidos por los accionistas, creo que lo que mejor podía hacer ahora Indra es recortarlos de manera muy importante. Si no genera flujo de caja libre para hacer frente al pago de dividendo y además tiene que aumentar su deuda para realizar el pago, creo que más que contentar al accionista, lo que está haciendo frenar en cierta manera el crecimiento de la empresa además de no ser muy coherente el hecho de aumentar deuda para pagar un dividendo.

Por lo tanto, estos últimos resultados de Indra presentan más sombras que luces. El mercado lleva castigando al valor desde hace meses. Lleva una caída importante. Este miércoles está cotizando por el entorno de los 7 euros cuando hace menos de 12 meses, la acción llegó a cotizar en 14 euros.

Con la acción en 7 euros, la capitalización de Indra se sitúa por el entorno de los 1.150 millones de euros. Si le sumamos la deuda neta, obtenemos un Valor Empresa (VE) de unos 1.700 millones de euros. Al esperar que el EBITDA caiga por lo menos un 10% en 2012 (si no es todavía mayor la caída) nos sale un ratio de VE/EBITDA de 6 veces y un PER de 7,2 aprox. Serían unos ratios buenos si la empresa tuviera un horizonte de crecimiento a corto plazo. Pero cuándo todavía hay riesgo de terminar peor el año y con las incertidumbres que hoy giran en torno al valor, parece razonable que la acción no despegue hasta que se despejen los nubarrones que tiene encima el valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.