GurusBlog

El Mundo es injusto pero la inequidad para los hombres en Tinder es aún mayor

La riqueza en una economía se mide por la cantidad de divisas que acumulas en la divisa de esa economía. Si consideramos Tinder (la app para encontrar pareja) una economía, la riqueza de un individuo en la economía Tinder se mediría por la cantidad de “likes” que recibe.

Cómo suele suceder en la economía del mundo real, la riqueza en Tinder no se distribuye de forma equitativa. En un sistema económico en donde la riqueza se obtiene sólo por el atractivo físico que pueda tener alguien en una fotografía, una especie de Salvaje Oeste de los sistema económicos, es interesante ver si la inequidad de dicho sistema es similar a la inequidad que encontramos en otros sistemas económicos del mundo real. Aquí van los datos:

La mujer promedio le da “like” a un 12% de los perfiles de hombres que encuentra en Tinder. Esto no significa que todos los hombres vayan a recibir un 12% de “Match” sobre todos los perfiles de mujeres a los que hayan dado “like” ya que los likes de las mujeres no están distribuidos de forma equitativa.

La realidad es que el 80% de los hombres menos atractivos en Tinder compiten por el 22% de las mujeres menos atractivas y que el 78% de las mujeres más atractivas compiten por el 20% de los hombres más atractivos. El resultado es que un hombre con un nivel de atractivo en el promedio sólo recibirá “like” del 0,87% de las mujeres que vean su perfil. Lo que equivale que recibirán 1 like por cada 115 mujeres que vean su perfil.

El resultado de esta dinámica de mercado es que los hombres suelen darle likes a perfiles de mujeres 6,2 veces más que las mujeres a perfiles de hombres. Tinder cómo sistema económico tiene una clara inequidad a favor de los perfiles femeninos a los cuales les es mucho más fácil obtener riqueza que a los perfiles masculinos.

¿Cómo comparan estos datos con la inequidad en la distribución de la riqueza en el mundo real?

Para ello podemos utilizar dos parámetros. La curva de Lorenzo es una representación gráfica de la desigualdad en el reparto de la renta existente en un determinado país. En el gráfico podemos ver que, en el punto (0;0) encontramos siempre que el 0% de la población dispone del 0% de la renta y en el punto (1;1) que el 100% de la población dispone del 100% de la renta.

Entendido esto, podemos comprender que cuánto más cerca esté la curva de la recta que une el (0;0) con el (1;1), (línea verde), mejor estará distribuida la renta, siendo la citada recta la distribución más igualitaria posible, en la que todos los ciudadanos de una población dispondrían exactamente de los mismos ingresos. De la misma forma, cuanto mayor sea el área que queda entre la citada recta y la curva, mayor será la desigualdad existente,

En el gráfico que os adjuntamos podéis observar la distribución de los ingresos en EEUU versus la distribución de los “likes” en Tinder. Tinder es un sistema mucho más desigual que la economía general.

El otro parámetro es el coeficiente de Gini que da un número entre 0 y 1, donde el cero corresponde a la equidad perfecta y el 1 corresponde a la inequidad perfecta donde una sola persona tendría toda la riqueza de un país. La economía de los EEUU tiene un coeficiente de Gini del 0,41 mientras que en Tinder el coeficiente de Gini estaría en 0,58. Tinder sería un sistema con una inequidad mayor que la que tienen las economía del 95% de los países del mundo y solo lo superarían países como Botswana o Haití.

Resumiendo. Parece que el amor o el atractivo físico es uno de los sistemas más poco equitativos. Estamos tardando a ver a que el Estado o los partidarios de los sistemas comunistas y similares empiecen a tomar cartas en el asunto del amor.

Datos y estudio vía worst-online-dater

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    Esta vez se cumple el tópico: a los hombres les gustan un 70% de mujeres; y a las mujeres nos gustan un 15% de hombres.

  2.    Responder

    “Parece que el amor o el atractivo físico es uno de los sistemas más poco equitativos. Estamos tardando a ver a que el Estado o los partidarios de los sistemas comunistas y similares empiecen a tomar cartas en el asunto del amor”.

    Es curioso porque el sentido del humor parece estar todavía más mal repartido, sobre todo el inteligente. Ya están tardando los commies en tomar cartas en el asunto. Estarás impaciente. (;

  3.    Responder

    Me he reído bastante leyendo el artículo, nunca me había planteado esta problemática de ligar online. Sí, el mundo no es justo, pero ¿qué se le va a hacer? Si no eres muy agraciado físicamente te toca pelear, esto sí que siempre ha sido así…

  4.    Responder

    Artículo muy interesante, curioso y entretenido 🙂


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies