Los ingresos publicitarios de las televisiones públicas y privadas cayeron un 16,3 por ciento en el segundo trimestre de 2012 en comparación con el mismo periodo del año anterior hasta los 442,5 millones de euros, según el informe trimestral presentado este jueves por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

La caída de ingresos más fuerte la protagonizaron los canales públicos, que vieron recortados sus ingresos por publicidad entre abril y junio un 27,25 por ciento, mientras que la publicidad en las cadenas privadas cayó un 15,1 por ciento.

La reducción de ingresos por publicidad también vino acompañada de una disminución del 10,1 por ciento de los minutos de publicidad emitidos por la cadenas. También cayeron los minutos de patrocinio (13,51%), mientras que los minutos emitidos de televenta se mantuvieron estables y la autopromoción creció un 11,5 por ciento.

En la radio, los ingresos publicitarios de las emisoras privadas cayeron un 13,7 por ciento, de los 106,37 millones de euros del segundo trimestre de 2011 a los 92 millones del mismo periodo de 2012. Por su parte, la radio pública –cuyos ingresos por este concepto son mucho menores– vio como su partida publicitaria caía un 6 por ciento.

En total, los ingresos totales del conjunto del sector audiovisual registraron una caída interanual del 9,4 por ciento hasta los 1.460,97 millones de euros, principalmente debido a la disminución del 15,7 por ciento en los ingresos publicitarios de radios y televisiones, aunque también cayeron los ingresos de las cadenas públicas por subvenciones (un 5,14%) y por Pago por Visión (un 45,5%).

Mientras, los ingresos por cuotas a televisiones de pago aumentaron ligeramente un 2,2 por ciento, pese a que el número de abonados a este tipo de ofertas de pago disminuyó un 2,3 por ciento, hasta los 4,2 millones de abonados. En el ránking de ofertas, el satélite sigue siendo el que más abonados tiene, seguido del cable, la televisión por Internet, y a más distancia la TDT de pago.

De todas ellas, la única que creció en ingresos en el segundo trimestre fue la televisión por Internet, que aumentó un 14,6 por ciento. Además, la CMT destaca en su informe que desde junio de 2012, los abonados a servicios de televisión de pago en España han disminuido en 100.000.

CAE UN 34% EL PAGO POR VISIÓN

En cuanto a los contenidos preferidos por los televidentes a la hora de programas de Pago por Visión, las películas siguen siendo el contenido más solicitado, seguido bastante de lejos por el fútbol. En general, el volumen de contrataciones de este tipo de servicios, por los que el usuario desembolsa un pago a cambio de ver una película, un partido u otro contenidos, ha descendido un 34 por ciento.

Por tipo de contenidos, las contrataciones de películas han caído un 23,28 por ciento, mientras que la caída de contrataciones de partidos de fútbol fue aún mayor, de un 90,7 por ciento. Desde el año 2005, el número de contrataciones de Pago por Visión para ver partidos de fútbol se ha reducido en más de 3,4 millones, debido al cambio de estrategia de los operadores de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Lujo duro. A las puertas de la subasta de la década

Christie´s promete hacer historia con el diamante Pink Legacy: una gema de 18,96 quilates con un valor estimado entre treinta y cincuenta millones de dólares.

Comparando las finanzas del FC Barcelona y Real Madrid. Culés tenemos un grave problema

Sorprende la rapidez con la que los dirigentes del F.C. Barcelona han logrado meter las cuentas del club en un rápido deterioro y en una situación más que complicada.

Líderes humildes

Gustavo Rivero. Cuando pensamos en las grandes cualidades de los líderes, las…

El lujo y los “influencers”

En las conversaciones recurrentes del sector del lujo hay un tema que preocupa a las grandes marcas. Nadie sabe cómo salir bien parado de un escenario en el que se han metido solos. Y todos se preguntan: ¿Sirve tanta exposición digital a las marcas exclusivas?