Ofrecido por

GurusBlog

Innovación para salvar soldados en el campo de batalla

xstat

Innovar es algo tan sencillo o complicado como detectar un problema existente para la gente y pensar como darle una solución que o bien suponga eliminar el problema o mejorar los costes con los que se puede intentar paliar el problema.

Solemos tener ante nuestros ojos en nuestras vidas cotidianas y en nuestras profesiones cientos de problemas que están esperando que alguien se le ocurra una solución y consiga convertir esos problemas que nos afectan de forma cotidiana en clientes a los que venderles un producto o un servicio.

Me ha gustado mucho la innovación que ha realizado el doctor John Steinbaugh y su empresa RevMedx. Una startup que Steinbaugh creó junto a otros compañeros después de haber prestado servicio como doctor del ejército de los EEUU en operaciones espaciales desarrolladas durante las guerras de Irak y Afganistán.  Me gusta porque es una innovación relativamente muy simple, pero supone un gran avance sobre una práctica que lleva más de 70 años sin cambiar. Me explico:

Hasta el día de hoy, cuando un soldado recibe un disparo en el campo de batalla, el tratamiento de emergencia que se le aplica es casi tan brutal como la propia lesión. Para tratar la herida de forma inmediata y evitar que se desangre desde hace más de 70 años se aplica el mismo procedimiento. Un médico debe empacar una gasa directamente en la cavidad de la herida , a veces a una profundidad de hasta 5 centímetros en el cuerpo con el objetivo de intentar  detener con la presión de la gasa el sangrado de una arteria. Es un proceso agónico que no siempre funciona – si el sangrado no se ha detenido después de tres minutos de estar aplicando una presión directa , el médico debe sacar todas las gasas y empezar de nuevo. Todo este proceso es tan doloroso que lo mejor que puede hacer el médico es asegurarse  que el soldado herido tenga fuera de su alcance su arma.

Lo peor de todo es que incluso con este tratamiento de choque muchos soldados siguen sangrando hasta la muerte siendo la hemorragia una de las causas principales de muerte en el campo de batalla.

Así que Steinbaugh una vez licenciado del ejército en abril de 2012 se unió a RevMedx una startup con sede en Oregon llamado RevMedx , formada por un pequeño grupo de veteranos de guerra ,  científicos e ingenieros que estaban trabajando en una mejor manera de detener las hemorragias en el campo de batalla.

Recientemente parece que han dado con la solución y han presentado a la FDA para su aprobación  una jeringa modificada que inyecta esponjas con un recubrimiento especial en las heridas.  Llamado xStat , el dispositivo podría aumentar la supervivencia y ahorrar los soldados heridos de dolor adicional ocasionado tapando las heridas más rápido y más eficientemente que una gasa.

Los primeros esfuerzos del equipo de RevMedx  se inspiraron las espumas tipo  “Fix aFlat” para reparar neumáticos.  Pensamos que era la solución perfecta: algo que podría pulverizar en , que se expandiría , y detiene la hemorragia “, señalo Steinbaugh . “Pero encontramos que la presión arterial es muy alta , y la sangre se llevaba por delante la espuma”

Así que el equipo optó por una nueva idea : esponjas. Compraron algunas esponjas ordinarias de una ferretería y las cortaron en círculos de 1 centímetro. A continuación , se inyectaron las esponjas en  lesiones que tenían animales y por sorpresa la hemorragia se detenía.  Después de ver los  primeros prototipos , el Ejército de EE.UU. le dio  $5 millones para el desarrollo del producto.

En producto final, las esponjas están formadas por un material estéril, biocompatible y de rápida expansión y para asegurarse que las esponjas después no se quedarán por accidente dentro del cuerpo del herido le agregaron unos marcadores en forma de X que hacen que cada esponja sea  visible en una imagen de rayos x.

Una vez aplicadas las esponjas se expanden en sólo 15 segundos y ocupan toda la cavidad de la herida creando suficiente presión para lograr detener una hemorragia. Además como las esponjas se adhieren a las superficies húmedas están no son expulsadas al exterior por la presión sanguínea.

xstatbeforeafter

Para poder aplicar las esponjas en la herida, la gente de RevMedx diseño una jeringa de policarbonato que almacena las esponjas en su manija interior para ahorrar espacio. Para usar el aplicador, un médico saca el mango, inserta el cilindro en la herida, y luego empuja el émbolo hacia abajo para inyectar las esponjas tan cerca de la arteria como sea posible. Tres jerinjillas de xStat equivalen al uso de 5 rollos de gasas con lo que el equipo médico consiguen además un importante ahorro de espacio en el campo de batalla.

Resumiendo, un problema que llevaba más de 70 años intentándose solucionar del mismo modo, una tecnología,  la de las esponjas, que ya hace décadas que existe, pero no ha sido hasta el día de hoy, que a alguien se le ocurrió un método más efectivo que salvará la vida de las personas.

Vía Popular Science



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    ¿Para que te vas a romper la cabeza inventando todo eso si pudieses conseguir un contrato o concesión pública? 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR