instagram

instagram

Buen revuelo el que se armó ayer, cuando se supo que Instagram (la red social para intercambiar imágenes comprada por Facebook por mil millones de dólares), había cambiado sus condiciones de servicio.

Parecía que con el cambio se autorizaba a Instagram a poder vender a terceros las fotos colgadas por los usuarios. Al final la cosa no era tan grave , aunque no deja de ser un disparo en el pie.

Básicamente, con los nuevo términos, una empresa puede pagar a Instagram (Facebook) por las fotos colgadas por un usuario de Instagram relacionadas con su negocio y utilizarlas con fines publicitarios. Es decir imagina que te haces una foto tomando una CocaCola en la playa y la cuelgas en Instagram, la red de fotografía social puede vender la foto a CocaCola y la empresa utilizar la foto para fines comerciales.

Puede parece todo lo grave que queráis. Desde totalmente inofensivo a provocar situaciones incómodas como verte con tu familia y tus hijos en un anuncio de una marca comercial por esa foto que te tomaste en las vacaciones y colgaste en Instagram.

La verdad es que los movimientos de Facebook, cambiando las reglas de juegos, empiezan a mosquear a más de uno. Ya hace  un tiempo, Facebook decidió en su red social diferenciar ente los perfiles de usuarios o personas físicas y página de empresas o organizaciones.

Alentó que estos últimos incrementaran su base de usuarios, promoviendo sus páginas incluso gastándose dinero para incrementar su base de fans, para que pasado un tiempo, cambiara las condiciones del alogaritmo y las publicaciones realizadas en las páginas de Facebook sólo lleguen de media a un 19% de los Fans. Si una empresa quiere que sus publicaciones sean vistas por más fans no le queda otro remedio que pagar para poder promocionar su publicación.

Para las grandes compañías este cambio puede no suponer ningún problema, para Pymes o pequeños negocios que habían confiado en Facebook como canal para poder promover o dar a conocer sus productos supone una puñalada por la espalda. Así se las gasta la compañía de Zuckerberg.

El negocio de las imágenes

Pero volvemos a Instagram y el negocio de las imágenes. Más de una vez os hemos hablado en el blog de Getty Images, una compañía que se dedica a vender un enorme stok de imágenes y que este verano fue comprada por un fondo de Carlyle por 4.000 millones de dólares.

Francamente yo soy uno de los gestores de Carlyle y empezaría a preocuparme  por mi inversión. Instagram, Flickr, Printerest y muchos otros, están empezando a acumular un enorme stock de fotos generado gratuitamente por sus usuarios.

Posiblemente sus usuarios no verían nada mal poder vender las fotos que autoricen a cambio de compartir una parte de los ingresos generados con estas plataformas y al ser unas imágenes generadas por los usuarios a coste cero, es muy probable que Instagram, Flickr, Printerest, puedan vender el stock a precios muy inferiores a los de Getty Images.

Una forma mucho más amigable para las redes sociales de fotos de empezar a obtener ingresos del contenido de sus redes que sin simple cómete mi cambio en los términos y una auténtica amenaza para los “players” tradicionales del sector.

omentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Una IA de Google permite diagnosticar el cáncer de mama con una tasa de acierto del 99%

En el caso del diagnóstico realizado sólo bajo el ojo humano la tasa de acierto de una muestra individual con metástasis en ganglio linfático puede ser ta baja como del 38%. La tasa de acierto en la detección de IA de Google es del 99%.