GurusBlog

La inversión extranjera en deuda se redujo en más de 56.000 millones en 2012. Pero en los últimos meses cambia la tendencia

rating deuda

Los inversores extranjeros redujeron su inversión en deuda en 56.777 millones de euros a lo largo del año 2012, lo que supone un descenso del 20,1%, según los datos publicados por el Tesoro Público.

Éste es el mayor descenso que registra la inversión foránea en deuda en toda la serie histórica, que arranca en 1995. De hecho, este tipo de inversión sólo ha descendido en otras tres ocasiones (2003, 2005 y 2006) y en cuantías muy inferiores, de 5.600, 1.700 y 6.800 millones, respectivamente.

A pesar del descenso anual, motivado por las dudas que han azotado a España en el primer semestre del año, la inversión extranjera en deuda empezó a recuperarse tras el verano y sumó al cierre de diciembre 224.662 millones, el nivel más alto desde febrero.

Además, los extranjeros se mantuvieron en 2012 como principal inversor en deuda nacional al acumular el 36,53% del total, puesto que le arrebató temporalmente la banca nacional durante el verano.

El peor mes para la deuda fue marzo, cuando estos inversores retiraron 25.000 millones. A partir de ese momento, los extranjeros siguieron retirando dinero, aunque en cuantías menores.

Salvados por el BCE

En los meses de verano, el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) del programa de compra de deuda española calmó las aguas y permitió que los mercados se relajaran después de haber alcanzado niveles récord de tensión.

Tanto es así, que desde septiembre, cuando ya se conocían los detalles del programa, los inversores extranjeros volvieron a comprar deuda española y recuperaron el puesto de principal inversor. Sólo en el mes de diciembre, elevaron su inversión en más de 10.000 millones.

Por su parte, la banca española registró el comportamiento contrario y elevó sus compras durante el año en más de 102.000 millones al respaldar fuertemente las inversiones del Tesoro.

Llegó incluso a marcar máximos históricos varios meses consecutivos, aunque en septiembre, tras la relajación de los mercados, rompió la tendencia al retirar 3.052 millones.

LA BANCA, EL SEGUNDO PUESTO

Tras leves incrementos en octubre y noviembre, la banca ha vuelto a reducir su inversión en diciembre (6.851 millones), perdiendo así la barrera de los 200.000 millones. A pesar de esa situación, mantiene una inversión de 196.733 millones y siguen siendo el segundo gran inversor, con el 33,56% del total.

A continuación se sitúan las administraciones públicas, que han elevado sus compras en 11.652 millones en 2012 y cuentan ahora con 81.219 millones, el 13,21% del total. Por detrás se sitúan las entidades de seguros, con el 6,22% del total (38.267 millones) después de haber elevado su exposición en más de 4.000 millones.

A continuación figuran los fondos de inversión, con el 4,98% (30.655 millones) y los fondos de pensiones, con el 2,90% (17.846 millones). Ambos agentes han reducido sus compras de deuda en 2.664 y 390 millones, respectivamente, a lo largo de 2012

Los que menos deuda acumulan son las empresas no financieras, con el 2,52% (15.484 millones); las personas físicas, con el 0,93% del total (5.721); y otras instituciones financieras, en el último lugar, con el 0,72% (4.411 millones).

Cambios de tendencia:

Bajo el amparo protector tácito del BCE en los úlitmos meses se está produciendo una cambio de tendencia. Los inversores internacionales están compranod deuda española, no porque creen que España sea más solvente que hace unos meses sino porque confían en que el BCE en caso de necesitarlo actuará en el mercado rebajando los tipos de interés y por lo tanto se podrán anotar ganancias. Por otro lado, La exposición de los bancos españoles a deuda soberana alcanzó el pasado mes de diciembre un total de 256.531 millones de euros, lo que representa un descenso de 3.088 millones respecto al mes anterior, aunque en términos interanuales implica un aumento de 51.363 millones de euros, según reflejan los datos del Banco Central Europeo (BCE), la banca española está aprovechando la entrada de inversiones interacionales en la compra de deuda española para vender con plusvalía, mejorar cuenta de resultados, reducir exposición y empezar a devolver la línea de financiación LTRO otorgada por el BCE.

La cartera agregada de deuda soberana de las entidades españolas alcanzó en marzo de 2012 un importe de 264.592 millones de euros, el más alto desde 1997, cuando el BCE empezó a recopilar información.

En el caso de los bancos italianos, la exposición a bonos soberanos totalizaba en diciembre 356.709 millones de euros, lo que implicó un descenso mensual de 13.434 millones, aunque 105.077 millones más que en diciembre de 2011.

Por su parte, los bancos griegos recortaron en 2.927 millones su exposición a deuda soberana, hasta 20.051 millones, lo que representa menos de la mitad de los 46.013 millones de diciembre del año anterior.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies