Al igual que ha pasado en otras industrias, la revolución digital también esta suponiendo un antes y un después en la industria de los servicios de inversión.

Las posibilidades tecnológicas ahora disponibles están posibilitando que un tsunami gigantesco arrase el actual orden establecido.

 Este orden, en España, sólo tiene un nombre: el oligopolio bancario y sus poderosas redes de distribución. Ellos, los bancos, han establecido sus propias reglas de juego en la fabricación y distribución de estos servicios.

Permitidme soltar unos datos para ilustrar lo comentado:

  • En fondos de inversión: del patrimonio total de 271.300.745 (en miles de euros) a mayo 2018, solo 6 bancos (CaixaBank, BBVA, Santander, Bankia, Banco Sabadell y Kutxabank) copan el 63% del patrimonio gestionado.
  • En fondos de pensiones: del patrimonio total en fondos de pensiones con un total de 110.077.129 (en miles de euros), en este caso son 5 bancos (CaixaBank, BBVA, Santander, Bankia e Ibercaja) los que tienen el 64% del patrimonio gestionado.

Otro dato que no deja de llamar la atención es la diferencia entre el volumen invertido en inversión pasiva en EEUU (cerca del 40%), Europa (en torno al 20%) y España, donde no pasamos del 1%. ¿Cuál es el motivo? De nuevo, las poderosas redes comerciales bancarias, que no han querido vender estos productos ya que no encuentran en ellos el margen que desean para sus intereses.

Y, para rematar el círculo, está empíricamente demostrado que solo entre el 5% y el 15% de los gestores baten a sus índices sistemáticamente. En el largo plazo, sin embargo, y debido al síndrome de Estocolmo bancario, muchos inversores siguen confiando en su banco a la hora de invertir y el banco les da lo que les interesa a ellos, que rara vez coincide.

Este panorama lento está cambiando, entre otras cosas, gracias a los “robo-advisor”. Nos gusta hablar de ellos como gestores automatizados que, como Finizens, contribuyen a ofrecer una manera de invertir diferente: sencilla, barata y transparente; si sigues unas pocas reglas:

  • Busca una orientación a largo plazo, mínimo 7/8 años, para que estas estrategias pasivas tengan tiempo de demostrar su verdadero valor.
  • Enfócate en seguir a carteras globales que repliquen la evolución de la economía mundial, carteras basadas en fondos índices.
  • Procura que tus aportaciones, al menos, sean anuales, que incluso en épocas de caídas aportan más dinero.
  • Olvídate del ruido de los mercados, ¡y deja de tratar de adivinar cuando estar o no en el mismo!

Así de sencillo, así de aburrido, así de eficaz.

Por Martín Huete, CEO de Finizens

  1. Excelente información, realmente lo aprecié con esto, esto es bueno para leer y valioso potencial, realmente lo marque, amplíe la lectura. Apreciación del intercambio profesional. Me gusta.

  2. Lo único malo en cuando a la hora de invertir influyen factores tecnológicos automatizados que limitan el libre mercado. Me refiero a esas empresas que tienen sistemas de ordenadores ultrarápidos que invierten automáticamente en cuando se alcanza cierto valor. Eso hace que siempre ganen los mismos y se desequilibre el mercado.

  3. Me ha gustado la frase de que el banco raramente te ofrece lo que a ti te conviene. Totalmente de acuerdo y no nos damos cuenta. En cuanto a este tipo de plataformas que sin duda son un gran avance el gran caballo de batalla que tienen es la fiabilidad y la confianza pues el español medio somos mucho de más vale pájaro en mano que ciento volando.
    Resuelto esto, sin duda son una gran oportunidad.

  4. Muy buen artículo Martin, corto pero al grano.

    En mi opinión, la banca tradicional española se aprovecha de la cultura financiera pobre de nuestro país.

    Me gusta el símil que a veces se hace entre los productos bancarios con altas comisiones y la comida rápida/ultraprocesada. La mayoría de españoles no entienden de nutrición, lo que provoca que les vendan facilmente productos basura que a largo plazo les causan más mal que bien.

    Lo mismo pasa con la inversión; la ignorancia es la raíz del problema.

    Suerte que tenemos la comida sana y real (= gestión pasiva, fondos indexados y robo advisors) para ponerle remedio.

    Por cierto, en Hola inversión hablamos largo y tendido sobre el tema 🙂

    Saludos!

  5. Justo hoy sale una noticia en un medio nacional que dice que “todo lo que pueda ser automatizado, será automatizado”. La verdad es que es completamente normal, pero en ciertos casos debería regularse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…