bolsa-ibex-compressor

Aunque el gigante asiático es la mayor preocupación de los mercados de valores y de los inversores, existen otros factores que los mercados y los inversores deberían vigilar antes de tomar decisiones a la vuelta de las vacaciones de verano. Los mercados miran una fecha en el calendario, el 17 del septiembre del 2015, cuando el “Comité Federal de Mercado Abierto” de la Reserva Federal de los Estados Unidos se reúnen, ya nadie en el mercado espero una subida de los tipos de interés. El euro, el petróleo, el país heleno o las elecciones en Cataluña y las elecciones generales en España son claves para el mercado de valores en España.

En el junio del año 2006 Ben Bernanke era el presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, la economía mundial crecía a un buen ritmo y nadie preveía una tormenta financiera global que estallaría dos años después. En ese mes, casi una década anterior, hay que remontarse para poder ver la última subida de los tipos de interés en Estados Unidos. En la actualidad, el mercado espera que la Reserva Federal aumento el precio del dinero antes que acabe el año 2015. El aumento de los tipos de interés pondrá un punto y final al periodo más largo de la historia de la política monetaria expansiva en Estados Unidos, lo que ha inquietado a los mercados.

Se da por hecho que la crisis china cambia los planes de la Reserva Federal y ya casi se descarta que haya una subida de los tipos de interés en septiembre de este año. La decisión del Banco de China de devaluar el yuan para potenciar sus exportaciones y las caídas del precio del petróleo presionan aún más a la baja la inflación de Estados Unidos, por tanto, lleva al mercado a pensar que se podría retrasar la subida de los tipos de interés.

En la actualidad, el banco central estadounidense tiene una doble obligación, el pleno empleo y mantener la inflación entorno al 2 por ciento interanual, a diferencia del Banco Central Europeo, que solo debe vigilar la evolución de los precios. Complicando así los pronósticos sobre los siguientes pasos que se deben dar en la Reserva Federal.

El temor que China pierda fuerza ha provocado un considerable aumento de la volatilidad de los mercado. El lunes de la semana pasada, fue la peor jornada de los índices en varios años, los indicadores de volatilidad alcanzaron máximos que no se veían desde el año 2011. Los expertos creen que el mercado debe acostumbrarse a estos escenarios, ya que la volatilidad seguirá siendo alta durante un tiempo, siendo factores de corrección donde han sido demasiados bajos en los pasados 12 meses.

En el mercado de las materia primas aumentan los miedos a un descenso de la economía china. Si a un exceso de oferta se añade el temer a una menor demanda del país asiático, los precios de las commodities volverán a entrar en una espiral de descensos similar a que hubo a finales del año 2014.

El petróleo está en el centro de las presiones bajistas. Existe un exceso de producción en el mercado es de tres millones de barriles de Brent al día. El Brent, de referencia en los países europeos, cotiza en su nivel más bajo desde hace seis años, aunque se ha recuperado durante estos últimos días al nivel de los 50 dólares estadounidenses.

Las previsiones para los próximos meses no son buenas ya que existe una elevada incertidumbre derivada de la situación de la economía china y el limitado potencial alcista por la gran oferta en el mercado y, por tanto, los niveles actuales como punto de entrada para comprar no son interesantes.

Según los expertos de Schroders prevén que el petróleo debería aumentar su precio de manera progresiva, aunque siguen barajando entre varios escenarios de riesgos que se deben vigilar los próximos meses un periodo de crudo barato durante bastante tiempo.

Cuando a finales de junio de este año se acordó el tercer rescate en el país heleno con el Eurogrupo de manera rápida poniendo a prueba la capacidad de resistencia de los ministros de finanzas de la euro zona, nadie pensaba que la tregua griega iba a durar tan poco.

Sólo siete meses después del triunfo electoral de Syriza en las urnas, se van a realizar unos nuevos comicios en el país heleno van a generar volatilidad en los mercados. Por el momento, la inestabilidad política de Grecia no ha inquietado a los inversores más preocupados en estos momentos por lo que acontece en el gigante asiático. En los mercados no preocupan las elecciones.

El intenso calendario de reformas que se tienen que llevar a cabo por el gobierno griego, entre las que se encuentra la reestructuración del sistema financiero que en el aire a la espera de la formación de un nuevo gobierno resultante de las elecciones.

La activación de las reformas en el menor plazo posible es además clave para la implicación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el tercer rescate.

El incremento de la volatilidad que ha traído consigo la incertidumbre sobre el crecimiento del país heleno no se ha limitado a los mercados de valores. También en el mercado de divisas se ven momento de agitación, otro factor que los inversores verán vigilar en su vuelta de vacaciones.

El euro ha llegado a oscilar entre los 1,115 dólares estadounidenses y los 1,17 dólares estadounidenses. Se puede considerar una montaña rusa que pone en duda las perspectivas que hasta ahora preveía el mercado sobre el euro.

Las diferencias entre las políticas monetarias a ambos lados del Atlántico, con un plan de estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de Estados Unidos retira su política monetaria de expansión y piensa subir sus tipos de interés, vamos a ver una mayor depreciación del euro frente el dólar estadounidense. Los expertos no descartan una igualdad entre el tipo de cambio de las dos monedas. Existiendo la posibilidad que en los próximos doce meses se alcance la paridad entre el cruce de dichas monedas.

Las elecciones en España no ha fascinado mucho a los inversores, más bien son reacios al cambio. En lo que queda de año habrá dos elecciones, lo que podría generar momentos de volatilidad en el mercado. En los sondeos muestras una mayor resistencia del bipartidismo, es decir, que del status quo existente, esto genera una calma a los inversores.

Es posible que aumenten los nervios en los mercados a medida que se acerquen las elecciones, aunque siempre en función de los que indiquen las encuestas.

  1. Excelente artículo. Otro factor que puede facilitar la tarea de vivir del trading es diversificar las fuentes de ingresos, adquiriendo apartamentos, montando un negocio o cualquier otra fuente para no depender exclusivamente del Mercado bursátil.

  2. Os lo habeis leido 2 veces antes d publicar? Esta lleno de erratas, posiblemente d transcripcion, lo q dificulta la lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…