rocket-internet-compressor

No hay nada más peligroso para un comprador que participar en un proceso de subasta y hacerlo además con dinero caliente. A principios de 2015 saltaba la noticia en el ecosistema de startups español que La Nevera Roja había sido vendida por €80 millones a Rocket Internet, una cifra mareante que representaba todo un éxito en un ecosistema español donde los inversores no están acostrumbrados a logran Exits con estas cifras.

La venta de la Nevera Roja fue un proceso de subasta donde participaron tres actores del sector con la billetera llena y con ganas de expandirse rápido por todo el mundo. Eran Delivery Hero, Just Eat (que era y es el líder del sector en España y había comprado en 2012 Sindelantal) y Rocket Internet que con Foodpanda se estaba lanzando a replicar lo que estaba creando Just Eat, un poderoso grupo internacional de internet de comida a domicilio.

Lo normal es que la Nevera Roja hubiese sido adquirida por Just Eat, líder en España y que con la adquisición de la Nevera Roja cerraba su posición competitiva y tenía además claras sinergias. Just Eat pujo por la Nevera Roja ofreciendo €20 millones.

A Rocket Internet la oportunidad de hacerse con La Nevera Roja le debió parecer un ahora o nunca. Puso sobre la mesa €80 millones y se la quedó. La compra de La Nevera Roja no venía sola. Rocket Internet a la vez que compraba en España La Nevera Roja se hacía con una participación del 30% en Delivery Hero, valorada en casi €500 millones y compraba otras 8 startups de comida a domicilio, entre ellas Pizzabo en Italia, EatOye en Pakistan, Koziness en Hong Kong, Food Runner en Filipinas o Food by Phone en Tailandia.

 

Esta semana,  justo casi un año después de comprarla, Rocket Internet anunciaba que procedía a vender su negocio en España (La Nevera Roja), en Italia (PizzaBo), Brasil (Hellofood Brasil) y México (Hellofood México) justo a su principal competidor Just Eat por €125 millones de euros. Teniendo en cuenta que La Nevera Roja le costó 80 millones y que en adquirir PizzaBo se dejó €55 millones las pérdidas para Rocket Internet en la venta de estas startups adquiridas hace sólo un año deberán rondar el 50% de su inversión.

 

  1. Seguro que el CEO de Rocket Internet no ha perdido nada, más bien lo contrario, o sigue al cargo con un buen sueldo o si es despedido lo será con una buena indemnización. Por cierto, es posible que dicho CEO cobrara un buen bonus por las compras que realizó.

  2. La gente de Rocket Internet la verdad es que ha realizado buenas inversiones y sobre todo muy buenos proyectos, aunque en este caso sí que es verdad que fué un error.

Responder a skokka Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…