ImaginBank, el primer banco puramente móvil nacido en España, ya suma 150.000 clientes, según han confirmado fuentes de la entidad al comparador de cuentas sin comisiones HelpMyCash.com. Lanzado por CaixaBank en enero de 2016 y enfocado desde el minuto uno hacia los “millennials”, el banco se ha fijado como objetivo alcanzar el medio millón de clientes a finales de año. La acogida por parte del público ha sido positiva: “Hemos conseguido situar la aplicación, en estos momentos, como la mejor valorada de todas las aplicaciones de entidades financieras en España, tanto en las tiendas de Android como en las de Apple”, señalan desde la entidad.

El sector bancario lleva tiempo fijando su mirilla en los “smartphones”, cuya penetración en España es considerable. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 96,7 % de los hogares con al menos un miembro de entre 16 y 74 años cuentan con un teléfono móvil. Y cada vez son menos los terminales que están huérfanos de bancos. El 65 % de los españoles utilizó el año pasado la banca móvil, según una encuesta de ING, que revela que España fue, junto con los Países Bajos, el estado europeo en el que mayor penetración tuvo la “banca de bolsillo”.

De las ‘apps’ a la banca 100 % móvil

Hasta ahora, las necesidades móviles de los usuarios se saldaban con “apps”. Todos los bancos españoles disponen al menos de una aplicación para operar desde el “smartphone” y muchos de ellos ofrecen extras como “wallets” con los que encender y apagar las tarjetas o pagar con el móvil. No es para menos teniendo en cuenta el elevado número de clientes digitales que ostentan las entidades. Por ejemplo, CaixaBank, cuya “app” cuenta con entre cinco y diez millones de descargas desde Google Play (es la “app” bancaria española más instalada), suma ya 3,7 millones de clientes móviles y Banco Santander ya ha llegado al millón en nuestro país.

Sin embargo, parece que ya no basta con lanzar aplicaciones para nutrir los supermercados digitales de Android y Apple. La banca 100 % móvil está tomando forma y aunque actualmente imaginBank es la única entidad “made in Spain”, no es la única que opera en nuestro país. El banco alemán N26, que trabaja ya en 17 países del Viejo Continente y suma unos 300.000 clientes, ha seducido a más de 10.000 españoles que a finales del pasado marzo ya eran clientes del banco paneuropeo, según declaraciones de Alex Weber, encargado de mercados internacionales de N26, a HelpMyCash. Ferratum Bank, radicado en Malta, también permite abrir a los españoles cuentas corrientes accesibles desde una “app” e, incluso, disfrutar de una rentabilidad del 0,40 %, y el inglés Monese permite a cualquier residente de la zona económica europea hacerse cliente.

La competencia podría recrudecerse a medio plazo si alguno de los tantos bancos móviles europeos decide abrirse al mercado español, como los ingleses  Starling, Monzo y Atom Bank, este último participado por BBVA, el neerlandés bunq, el alemán Fidor bank o los galos Hello Bank, Soon Banque y Orange Bank. Precisamente, este último, que se estrenará en Francia el próximo mes de julio, podría aterrizar en nuestro país el próximo año, tal y como anunció el consejero delegado de Orange en España.

MásMóvil quiere parte del ‘pastel’

La gran noticia podría llegar de manos de MásMóvil que, si se confirman los rumores, podría lanzar a corto o medio plazo el segundo banco móvil “made in Spain”. Aunque la operadora aún está hablando con varias entidades del panorama nacional, se ha apuntado a Liberbank como el posible socio del futuro banco digital.

Novedades para los tecnófilos

El catálogo actual de la banca móvil es sencillo, aunque más por seguir un modelo de negocio que por falta de medios. “Estamos valorando diversos productos que podrían añadirse al portfolio de imaginBank, aunque uno de los puntos fuertes del modelo, que queremos mantener, es la simplicidad”, apuntan desde la entidad móvil. No ocurre lo mismo con los “gadgets”. Si de algo puede presumir la banca móvil es de incluir herramientas que intentan crear una nueva experiencia bancaria. Organizadores de gastos, teclados virtuales para enviar dinero por WhatsApp a nuestros contactos, transferencias por voz hablándole a Siri (el asistente de voz de iPhone), pulseras “contactless”

Pero hay algo, y no se trata de una pequeñez, que la banca móvil no puede ofrecer: las sucursales. Mientras que la banca física puede combinar digitalización y oficinas a pie de calle, la banca móvil no cuenta con esta infraestructura que, aunque para muchos sea innecesaria, sigue siendo importante para otros tantos. Un estudio de Matica Technologies revelaba que el 65 % de los españoles que habían participado en su estudio querían seguir accediendo a las oficinas.

  1. pues esto de las oficinas tiene su importancia; porque si las consultas te las haces tu en el movil, las trasferencias te las haces tú, el saldo lo miras tu, etc etc, puedes pensar que si los bancos ya no servirán para nada…

  2. Creo que ya era hora de que la banca española empezase a despegar, a ver si hay suerte y mi negocio de CRM gratuito sube como la espuma, ya que lleva tiempo estancado 🙂 Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…