Quizás el titular es un pelín excesivo, pero creo que puede ser interesante intentar realizar un pequeño análisis de cual es la situación de la economía Europea en estos momentos y en que grado estamos en manos de las decisiones del Sr. G.W.Bush. Para ello vamos a intentar pintar cúal puede ser el peor de los escenarios posibles y tratar de explicarlo de forma sencilla:

La situación económica en Europa es bastante preocupante, la tenue recuperación en el 2004 de las economías europeas ( estamos hablando sobretodo de Francia y Alemania), con crecimientos entre el 1% y el 2% del PIB se está basando fundamentalmente en el sector exterior, nuestra recuperación se basa en poder continuar siguiendo la estela del crecimiento que las economías de los EEUU, Japón y China, han experimentado en el 2004 .

El crecimiento de la demanda interna en la zona Euro, y especialmente en Alemania, es prácticamente nulo o está muy deprimida, por lo tanto la única esperanza que tenemos de salir adelante es seguir apoyándonos en el sector exterior (exportando) y aquí es donde empieza a entrar en juego la política económica de Bush. Con unos tipos de cambio cercano al 1,30 $/€, los altos déficits fiscales y comerciales de los EEUU están creando una corriente de fondo dólar-depreciadora. De continuar con esta política, las exportaciones europeas irán perdiendo competitividad, ergo perderemos nuestra palanca para la recuperación económica. Ante esta situación el BCE se puede ver obligado a mantener los tipos de interés o incluso bajarlos para intentar frenar la depreciación del dólar, pero aquí entraría en escena una maligna paradoja…. existe la convicción que BUSH= a precio del petróleo elevado, y esto para Europa significa inflación ( ver hoy las declaraciones de Trichet alertando de los primeros signos inflacionistas), con lo que el BCE tendría que hacer frente a un escenario de estancamiento económico, + inflación y sin posibilidad de subir los tipos de interés para combatirla. El círculo de la recuperación quedaría cerrado, ya que al final sería la inflación la que nos estaría haciendo perder competividad frente al exterior.

En resumen una situación nada alentadora.

  1. Una pregunta, ¿Los subsidios tanto en Europa como en estados Unidos no son como una especie de trampa a la verdadera competitividad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

La humildad es muy rentable

Gustavo Rivero. Hace un par semanas, tuve el privilegio de reencontrarme y…

Chalecos amarillos y unicornios rosas en París

Cuarto capítulo y cuarto fin de semana de protestas por parte de…

Ray Dalio. Los recientes movimientos de la Economía y el Mercado en perspectiva

Para a los que os guste la Economía y los Mercados damos…