GurusBlog

La FIPER o cómo conocer a fondo la hipoteca que estamos a punto de firmar

 

El punto débil de cualquiera de las partes en una negociación es el desconocimiento de las reglas del juego. En una negociación entre consumidor y banco sobre financiación hipotecaria, normalmente, el consumidor es la parte débil, puesto que no conoce al 100 % las reglas de la financiación. De forma que para que las fuerzas se igualen, los consumidores deben esforzarse por leer y comprender el contrato, y los bancos deben explicar a los clientes todas aquellas cláusulas contractuales que desconozcan.

A su servicio, los clientes disponen de herramientas como las FIPER que recogen las características que se incluirán posteriormente en la hipoteca. De esta forma, la FIPER debe convertirse en el mejor aliado del consumidor, en el libro de instrucciones en el que detectar si las condiciones del préstamo hipotecario ofertado por la entidad son adecuadas o no según sus necesidades.

¿Qué es la FIPER y por qué es tan importante para el consumidor?

La FIPER es una ficha de información personalizada sobre las condiciones de la hipoteca que la entidad ofrece al cliente, en función de su perfil financiero. Este documento no es vinculante, pero sí es una declaración de intenciones de la financiación que el banco está dispuesto a ofrecer.

Para conseguir la FIPER el cliente debe aportar al banco sus datos financieros y la información correspondiente de la vivienda que desea comprar. La entidad, tras analizar el perfil del cliente, le entregará obligatoriamente, siempre que el consumidor se lo demande, la FIPER de la hipoteca.

Esta ficha no es una oferta vinculante, por lo que se puede modificar, pero para ello es necesario revisar el documento y comprenderlo. Sólo de esta forma se puede evitar acabar firmando hipotecas con demasiada vinculación, con intereses elevados o con cláusulas que encarecen la amortización de la deuda, como el suelo hipotecario.

En esta línea, el comprador de hipotecas HelpMyCash.com ha lanzado el primer servicio de análisis de FIPER. Se trata de una prestación gratuita y limitada hasta el próximo 15 de mayo, que permite, a todos los clientes que hayan recibido una oferta hipotecaria, obtener una valoración del producto a manos de un experto financiero.

Conclusiones que debe aportar una FIPER

Desde el comparador señalan que los apartados en los que debe ponerse la lupa a la hora de valorar la FIPER son el interés, las comisiones y la vinculación. Además de aquellas cláusulas que podrían encarecer innecesariamente la hipoteca, como las cláusulas suelo.

En el caso particular de las hipotecas a tipo variable, es básico conocer el índice de referencia de la hipoteca, así como su substituto y las posibles razones de su modificación. Mientras que en las hipotecas fijas es fundamental reconocer el coste de la comisión por riesgo de tipo de interés, una comisión que sólo se incluye en los préstamos fijos y que puede llegar a superar el 5 % si se cancela anticipadamente la deuda.

Independientemente del tipo de interés, se debe prestar atención a los productos vinculados especialmente a los seguros. Identificar si incluye un seguro PUF (cuyo coste se financia con la hipoteca y por el que pagaremos intereses), conocer su coste y cuánto bonifican el interés hipotecario, el plazo de contratación y la repercusión que puede tener en la financiación la cancelación de la póliza.

Tras analizar la FIPER la conclusión a la que el cliente debe llegar es si la oferta actual es buena o no. En caso negativo, el consumidor debe tener en cuenta que una hipoteca es un producto negociable 100 %, por lo que puede abordar la negociación con el banco hasta donde su capacidad financiera le permita.

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR