GurusBlog

La hecatombe PRISA y el milagro Cebrían

Es cierto que en 2008 a España la barrió una crisis económica de proporciones descomunales, y es cierto que los medios de comunicación en general están en situación de jaque con el cambio de paradigma que supone internet, pero casi 10 años después y viendo los resultados del Grupo PRISA, uno se pregunta cómo ha logrado Juan Luís Cebrían seguir al mando del grupo incluso después de lograr que bajo su gestión el papel de la familia Polanco en Prisa pasará de ser de accionista de control a accionista testimonial.

Para entender la magnitud de la hecatombe PRISA y explicar el porque la acción del grupo ha perdido más de un 90% de su valor basta sólo con darle un vistazo a la cifras de la compañía en 2008 y otro al 2016.

En menos de 10 años, sus ingresos se han reducido en un 66%, su Ebitda en un 74% y a pesar del esfuerzo desinversor donde el grupo ha sido troceado lentamente aún soporta una deuda neta de 1.616 millones de euros con lo que su ratio de endeudamiento sobre Ebitda ha empeorado.

Sin embargo, el mejor dato para comprender la destrucción de valor lo tenemos viendo el ratio de EBITDA por acción, que corregido por contrasplits se ha reducido en un 98%. Una lección que nos permite entender porque la cotización de PRISA ha perdido en los últimos 9 años prácticamente todo su valor.

Básicamente dos grandes errores estratégicos. La OPA sobre Sogecable y después la lenta venta de las partes del grupo que ofrecían más rentabilidad. Por cierto el último objetivo es poder vender Santillana cuando el área de Educación está generando prácticamente el 90% del Ebitda del Grupo. Precisamente cuando empezó la crisis Santillana es lo único que deberían haber conservado los Polanco y deberían haber entregado con un lacito el resto del grupo a la banca.

Pero ya sabéis que en España tenemos una cierta tendencia a tratar de esconder los problemas en los negocios con la esperanza de que llegue un milagro que lo solucione todo y sino se lo podéis preguntar también a los accionistas del Banco Popular.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    Es posible que las dos personas que más me han decepcionada a lo largo de mi ya larga vida sean Juan Luis Cebrián y Felipe González.

    1.    Responder

      Han traicionado a todo el mundo menos a sí mismos: son unos mentirosos codiciosos.

    2.    Responder

      Por algo se llevan tan bien. Son uña y carne.

    3.    Responder

      nunca se sabe cual será el proximo en decepcionarnos… jeje


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies