Señoras, señores siento deciros que no se puede dar solución a un problema intentando sorber y soplar a la vez. Cómo ya os hemos comentado otras veces en África tenemos un problema demográfico y de pobreza del que sólo hoy estamos viendo la punta de iceberg de lo que está por venir.

La proyecciones demográficas son las que son. En 2060, Nigeria tendrá más de 470 millones de habitantes, los mismos que toda la Unión Europea. El Congo tendrá 247 millones de habitantes con una edad media de 24 años. Si os impresionan los actuales saltos a la valla en Melilla o os estremecen las imágenes de cientos de inmigrantes en patera por el mediterráneo, dentro de 30 o 40 años, la presión demográfica hará totalmente imparable este movimiento migratorio.

Es perfectamente legítimo que una persona que vive con escasos recursos y oportunidades en Nigeria quiera lograr una vida mejor en Europa. Si fuerais vosotros también lo intentaríais. Es perfectamente legítimo también que los ciudadanos de los países Europeos quieran que la llegada de inmigrantes desde países en vías de desarrollo se haga de forma controlada sin afectar su día a día. Lo que queda claro es que lo que hoy aún puede ser controlable dentro de 20 o 30 años será imposible de controlar. Simplemente nos desbordarán si el problema no se soluciona en origen.

El problema en origen es sencillo de diagnosticar. Se llama pobreza.

¿Cómo solucionamos la pobreza en África?

Ante la crisis migratoria aparecen voces proponiendo un Plan Marshall para África. Entiendo que propuestas similares son bien intencionadas, pero muchas veces las buenas intenciones las carga el diablo. Mandar a África cantidades ingentes de dinero para que lo inviertan en proyectos de desarrollo, teniendo en cuenta el alto grado de corrupción de los gobiernos de la región, servirá para engrosar los bolsillos de unos cuantos sarpatas locales pero no para crear riqueza entre la población.

Lo que deberíamos hacer es dejar que los países africanos puedan desarrollar sus economías. Actualmente, África es competitiva en productos agrícolas, el 70% de su población vive de la Agricultura. Sin embargo, tanto la UE, cómo los EEUU insisten en matar la competitividad africana. La UE destina cada año más de €50.000 millones a subvencionar los productos agrícolas producidos en Europa, a los que se añaden aranceles a la importación de productos agrícolas de los países en vías de desarrollo. El resultado es que matamos la posibilidad no sólo de que África pueda generar riqueza exportando productos agrícolas a Europa y los empresarios locales pueden reeinvertir los excedentes obtenidos en nuevas industrias sino que además  arruinamos a los productores locales importándoles productos subvencionados con los que no pueden competir.

La intervención de la UE en el mercado agrícola viene por dos vías:

1- Tarifas arancelarias a las importaciones. Con rangos que van de entre el 18% y el 28% a los productos agrícolas producidos fuera de la UE. Esto permite mantener los precios de los productos agrícolas producidos en Europa por encima de lo que sería su precio de mercado con dos efectos. Elimina la competitividad de los productos agrícolas africanos lo que les impide vender todo lo que podrían vender en Europa o EEUU, y causa un daño importante a los habitantes Europeos que pagan una prima sobre precio de mercado por consumir productos agrícolas. Se estima que el sobre coste pagado por una familia de cuatro miembros en comida es de unos $1.000 al año.

2- Subvenciones a la producción. El presupuesto de la UE para subsidios a la producción agrícola asciende a más de €50.000 millones al año. Cómo es una subvención a la producción esto provoca que se subvenciones por producir creando un exceso de producción que es almacenado. En 2007 la UE produjo un exceso de 13,476,812 de toneladas de cereal, arroz, azúcar y leche que no fueron consumidos y más de 3,529,002 hectolitres de bebidas alcohólicas. Los críticos lo llaman a esto las montañas de mantequilla o los lagos de leche de la UE.

Cómo no sabíamos muy bien que hacer con la leche y cereales que sobran y que tenemos pudriéndose se tomó la decisión de crear el programa “Food Aid for the Needy” (Comida para los necesitados) y se mandan los excedentes Europeos a países en vías de desarrollo. El resultado es fácil de entender. El productor de leche Nigeriano no sólo no puede enriquecerse vendiendo leche a la UE ya que el precio de su leche deja de ser competitivo por los aranceles sino que tiene que competir con la leche Europea gratuita que llega a su país. El resultado acaba final de todo este proceso es que el productor de leche nigeriano acaba en la miseria cerrando su granja y Nigeria deja de producir leche y cada vez depende más de la leche regalada que le envía Europa.

Os dejamos un dato. Según el Human Development Report, una vaca Europea recibe de media $913 al año en subsidios mientras que un habitante del África sub sahariana recibe de la UE de media $8 al año en subvenciones. Europa sigue sorbiendo mucho más de lo que sopla para solucionar el problema de la pobreza en África. 

Es decir por proteger al 5,4% de la población Europea que se dedica a la agricultura y que genera el 1,6% del PIB estamos condenando a la miseria a millones de personas.

Obviamente el problema lo tenemos en la hipocresía, bien intencionada o mal intencionada, de los políticos de los políticos supuestamente “buenistas” en los países desarrollados. Por un lado se les llena la boca con palabras de puertas abiertas en cuanto acogida de inmigrantes, derechos humanos y otros conceptos similares, mientras que por el otro lado defienden políticas populistas de subvenciones, impuestos, aranceles e intervención del mercado para proteger a determinados colectivos que es lo que condena a la miseria absoluta a millones de personas en los países en vías de desarrollo. Quieren soplar y sorber para solucionar los problemas y se olvidan que generalmente cuando intentas soplar y sorber a la vez lo único que consigues es acabar manchado.

Si pensamos que podremos contener la inmigración sin solucionar realmente los problemas en origen y sin transferirles riqueza estamos muy equivocados.

Leer:

  1. Habeis olvidado decir que eliminando aranceles y subvenciones a los productos agricolas europeos se arruinaran los agricultores ya que los sueldos de los jornaleros son 50 veces mas caros aqui, ademas del problema sanitario que plantearia importar productos agricolas de paises en los que las normas de higiene y salubridad brillan por su ausencia, ademas de que utilizan fitosanitarios sin control y muchas veces prohibidos en los paises desarrollados.

  2. Hombre, no es tan sencillo como lo planteas, hay una cosa que obvias y que es el concepto de soberanía alimentaria: supongamos que liberalizamos completamente el comercio de alimentos con los países del Tercer Mundo, por el proceso de especialización internacional del trabajo y de la ventaja comparativa ricardiana África se convierte en el granero de Europa y Europa abandona la agricultura para suministrarse de África y especializarse en bienes y servicios de alto valor añadido (tecnológicos, etc.).
    Pero llega un día en que los países africanos, conscientes de su poder, deciden hacer valer su posición de dominio ante la dependencia alimentaria de Europa. Sería algo parecido a la Crisis del Petróleo de 1973, lo que pasa es que aquí en vez de quedarte sin poderte mover te morirías directamente de hambre. África tendría pillada por sana sea la parte a Europa.
    Por eso Europa no puede permitirse depender del exterior para alimentarse, y por eso tiene que proteger su agricultura, que además son un granero de votos, incentivo más que goloso para los políticos para mantener la Política Agrícola Común.

  3. El neoliberalismo no te deja ver el bosque…. que me estas diciendo que cederías tu soberania alimentária a los paises del tercer mundo? Es decir que si en un futuro se niegan a vendernos los productos (porque los necesiten para su población) o nos multiplican su precio x20 nos moririamos de hambre en europa ya que si se importan del tercer mundo los alimentos todas las estructuras que se dedican ahora a producirlos desaparecerian. No sabes lo que dices. Yo estoy muy encontra de la cultura de la subvención pero en este caso entiendo que es básico para la seguridad de los europeos.
    Cuando la gente tiene pan tiene muchos problemas pero cuando no lo tiene sólo tiene uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…