Hace ya un par de años, advertimos en un post, el riesgo que podría suponer para el sistema la deuda que estaban generando las operaciones de Private Equity, hablamos de un instrumento financiero llamado CLOs, que estaban teniendo un impresionante auge, y que en teoría permitía diversificar perfectamente el riesgo de la deuda  de las operaciones apalancadas de Private Equity. Algo no nos cuadraba, aunque también es verdad que en poco después, llegados al verano, lo primero que estalló fue la crisis de las subprime y no la deuda corporativa de las operaciones apalancadas.

Hoy me llega a mis manos un sencillo pero interesante documento elaborado por un equipo de la consultora de estrategia BCG y el IESE, que con el sugerente título  “Get Ready for the Private-Equity Shakeout”, nos dan una buena pincelada de como esta a día de hoy el sector del Private Equity y que impacto puede tener en el sistema la injente cantidad de deuda generada en operaciones de LBO durante las épocas de bonanza.

El documento es bastante contundente, empieza indicando que entre un 20% y un 40% de los 100 principales fondos de private equity en el mundo podrían simplemente desaparecer en los próximos 2-3 años y quizás lo más preocupante de todos es que estima que la mayoría de las compañías participadas por fondos de private equity y financiadas como operaciones de LBO (compras apalancadas) podrían incurrir en impagos de sus deudas.

El periodo 2003-2007, fue un periodo bastante especial para la industria del Private Equity, todas las firmas de Private Equity tuvieron un crecimiento exponencial, una  ingente cantidad de deuda barata, incrementos de rentabilidad en todas las industrias, aumento del precio de los activos y un especial apetito de los inversores institucionales para invertir en fondos de Private Equity. Ahora todo indica, que estos 4 factores que impulsaron la industria solpan precisamente en dirección contraria.

Estalla la Burbuja de la Deuda:

En el año 2003 la emisión de CLO-CDO  ligados a operaciones de LBO fue de unos 71 mil millones de dólares. Cuatro años más tarde, en 2007 alcanzó la cifra de 669 mil millones de dólares. Entre los meses de Octubre y  Noviembre sólo se emitieron 6 mil millones en CLOs.

Caída de los Beneficios Empresariales:

Entre 2003 y 2006 el Ebitda de las compañías que componen el S&P500 se incrementó a un ritmo del 16% anual. Este escenario ha cambiado drásticamente. En 2009, BCG estima que muchas empresas se enfrentan ha caídas en sus volumenes de ventas del 20% y caídas del 10% en los precios de ventas de los productos. Lo que llevará a muchas compañías a entrar en pérdidas.

Colpaso de los Múltiplos:

Entre 2003 y 2007 la valoración de las empresas respecto a su múltiplo de Ebitda se incremento entre un 41% y un 43% en EEUU y Europa. Esto permitió a los fondos de private equity ganar mucho dinero sin necesidad de mejorar la operativay los resultados de sus empresas participadas. La caída de los precios de los activos en 2008 ha llevado a que los múltipos de valoración sobre Ebitda hayan caído a niveles por debajo de los del año 2003. Cualquier venta de una empresa participada en este escenario (caída de beneficios + caída de múltiplo de valoración) representará una pérdida.

Probablemente, la consecuencia más grave, la tenemos en la deuda emitida en operaciones de LBO durante el periodo 2003-2007 que en 2008 acumulaba cerca de 1 billones de dólares (1 trillón en el sistema anglosajón). Según BCG, aproximadamente el 60% de esta deuda, está hoy en día considerada como deuda “distress”, donde cerca del 50% de las compañías que soportan dicho endeudamiento podrían incurrir en impagos de sus deudas en los próximos 3 años. Obviamente, si los beneficios se siguen deteriorando en un futuro próximo. esta cifra podría incrementarse.

Según el estudio, las pérdidas en este tipo de deudas, podrían ascender en los próximos años a los 300 mil millones de dólares. Para que nos hagamos una idea, la crisis subprime ha supuesto a la banca, hasta el día de hoy pérdidas por valor de unos 700 mil millones de dólares. El único, consuelo, es que a priori, la banca se vería relativamente poco afectada, con un impacto estimado en sus balances de entre 50 mil y 80 mil millones de dólares, por lo que el sistema bancario podría estar relativamente a salvo de este nueva oleada de impagos, El problema, sin embargo, es como en el caso de las subprimes, a día de hoy es realmente muy complicado conocer quien es el realmente el poseedor de este tipo de deuda.

  1. Creo que el problema, tal y como apuntaba el informe del servicio de estudios de La Caixa, fue el exceso de liquidez que había en el mercado debido a la tasa de ahorro de los países asiáticos que no querían volver a sufrir una nueva crisis asiática y por eso aumentaron su tasa de ahorro, por ejemplo china ahorra hasta el 60%, y de reservas. Con estas reservas prestaban el dinero a todo el mundo y mantenían su tipo de cambio controlado. Parecía que este modelo era estable a largo plazo y todos estaban contentos, hasta que estalló la crisis y se demostró que el modelo no era estable tan perfecto como creían.
    En déficit por cuenta corriente intenté exponer porque a España se le permitió tener un déficit por cuenta corriente tan elevado, el doble que EEUU, durante los últimos años.

    Saludos,
    Diredin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Si Amazon Bank abriese sus puertas, ¿te harías cliente?

Amazon Bank podría ser una realidad más pronto que tarde. ¿Te atreverías a hacerte cliente?

Financiar nuestro coche con el concesionario puede resultarnos más caro de lo que creemos

En el 55% de los casos financiar un coche en un concesionario es más caro que con un préstamo de un banco.

El Supremo ahorra a la banca devolver una media de 1.700 euros por hipotecado

Cada hipotecado podría reclamar la devolución de unos 1.638 euros de media.