Ofrecido por

GurusBlog

La metamorfosis de Alexis Tsipras

metamorfosis

Cambio, transformación, conversión, reducción, mutación, o simplemente metamorfosis, cómo la de Gregorio Samsa, el personaje de la novela de Kafka que de viajante de comercio trasnsumta de la noche a la mañana en un monstruoso insecto.

Alexis Tsipras también se ha transformado. Ha tardado un semana. De lo que va de ser ganador de un referéndum para rechazar el plan de la Troika ha convertirse en uno más de sus antecesores en el cargo que dócilmente acata la austeridad de La Troika. Y no una austeridad cualquiera sino una cesión completa de la soberanía fiscal de sus país a una Troika que sólo le ha faltado nombrar un virrey en Grecia.

Alguno lo verán cómo otro golpe de Estado, otros simplemente lo pueden ver cómo una simple lógica. En Europa hay unas reglas. O las tomas o dejas de pertenecer al club y en la Europa de hoy, Alemania con 80 millones de habitantes tiene mucho que decir. Si se quiere toca esperar que los alemanes elijan también democráticamente otro tipo de jefe o jefa de gobierno. Merkel tiene una aceptación del 67% en su país, Schauble del 70%. Ellos cumplen el mandato que tienen.

El mensaje queda claro. Lo que no se puede prometer, hoy en día, es que puedes acabar con la austeridad y seguir en el Euro sin tener el consenso del resto de países. ¿Justo? ¿Injusto? No lo sé ni soy yo quién para cuestionar lo que eligen los alemanes en sus elecciones ni lo que eligen los griegos ni los españoles. Si tengo clara cuál era la mejor solución para Grecia en 2010, y así lo escribimos. Salida del Euro y quita de la deuda y ha emprender su camino al menos con la carta de poder devaluar.

Así lo vio y propuso el “malvado” Schauble en 2011. Así lo ha vuelto a proponer en 2015.

Cambio, transformación, conversión, reducción, mutación, o simplemente inevitable  metamorfosis la de Alexis Tsipras y más inevitable todavía cuando cometes burdos errores de negociación que te van dejando sin tiempo y sin cartas cómo el convocar un referéndum con el país agotado metiéndolo en un corralito. Hacía sólo 6 meses que había sido elegido y sabía que su país lo eligió para acabar con la política de la Troika, repetir el referéndum seis meses después era una redundancia que lo dejaba expuesto y sin cartas prometiendo algo que no podía cumplir. Que la Troika iba a ceder. A partir de ese momento quedó enteramente en las manos de Schauble, había empezado su metamorfosis, en el fondo cometió el mismo error que sus antecesores y cualquiera de las opciones que pudiera tomar no era ninguna de las prometidas. O salida del Euro o sometimiento.

Por desgracia en el caso de Grecia, y tal cómo quedaron las cosas ayer, salvo giro imprevisto de los acontecimientos, con un tercer rescate la historia volverá a repetirse. Y ya van tres veces en 5 años.

Al igual que Gregorio Samsa, Alexis Tsipras pasará por tres etapas, la transformación, la aceptación y la muerte del protagonista. Posiblemente ya sólo nos toque esperar la tercera.

Este es el texto integro del acuerdo firmado entre la Troika y Grecia. Leedlo y alucinad.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Qué lástima de Europa, qué lástima. No somos una gran família como a veces quieren hacernos creer sus instituciones, es un club como bien dices, o incluso un puti-club: el que tiene el dinero se pone detrás, y el que no se pone delante y mirando a Cuenca; y sin quejarse.

    Hace algunos años los europeos podíamos (ilusoriamente) creernos moralmente superiores a los Estadounidenses, com su capitalismo extremo, con su pena de muerte, con sus guerras, con sus desigualdades… nosotros parecíamos los buenos del mundo desarrollado. Ahora la Unión Europea + Suiza, són estados donde sólo importa una cosa: el dinero y el poder.

    Pero eso no ha ocurrido por casualidad, la derecha ha ido ganando poder como nunca desde la caída del muro Berlinés, una derecha que muchos del Tea Party ya les gustaría para USA.

    Y lo pero, la nueva izquierda que emerge en el sur es populista e inoperante. Con las viejas ideas frontistas de “el capitalismo es malo y hay que destruirlo” que no llevan a nada bueno. El problema no es el capitalismo vs socialismo, es que antes ambos paradigmas se complementaban estupendamente, y hoy en día están enfrentados.

    No sé como va a acabar todo eso, pero me veo incapaz de cambiarlo. Perdón por el rollo pero para mi son días tristes en ver que esa Europa que he querido creer es tan implacable y destructiva con los pobres.

  2.    Responder

    O sea que Tsipras iba de farol… Pues qué mal jugado. En serio pensaba que estaban dispuestos al Grexit e impagar. Rebajar tanto su discurso y programa que ya ni se parezcan (y encima con un referendum ganado) debería aniquilarlo como político.

    Que tome nota Podemos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR