grafiti-compressor

La obra del pintor malagueño Pablo Picasso Les femmes d’Alger (Version ‘O’) ostenta oficialmente el título de cuadro más caro del mundo cuando este año fue vendido por  $179,36 millones de dólares en una subasta realizada en Nueva York por la casa de subastas Christie’s.

Sin embargo fuera del radar de las subastas, tenemos una obra que ha batido todos los récords. Nos referimos al graffiti con el que el pintor coreano David Choe decoró las primeras oficinas de Facebook.

David Choe, es un pintor coreano, con una vida, como al menos curiosa. Ha estado en prisión en una cárcel Japonesa y cuando en 2004 recibió la llamada de Sean Parker ( si el de Napster que se unió al proyecto Facebook) se ganaba la vida apostando en los casinos de las Vegas. Es decir, no era precisamente, un pintor de éxito muy reconocido.

El caso, es que como os comentaba, en 2004 recibió una llamada de Sean Parker, con el encargo de ir a las oficinas de Facebook y pintar algunos murales en las paredes. El precio acordado fue que le pagarían $60.000 dólares. Así que una vez finalizado el trabajo, Sean Parker le comenta que como lo prefiere cobrar, si en metálico o en acciones de Facebook.

En 2004, David Choe, y poca gente habían oido hablar de Facebook. Choe le pregunta a Sean que es lo que hace la empresa, y Sean Parker le comenta que es una start up que está empezando a crear una red social para los estudiantes universitarios. A David Choe la idea le parece un sinsentido, nunca ha oído hablar de Facebook, odiaba estudiar y si estaba en alguna red social era en Friendster. Sin embargo inmediatamente toma una decisión, renuncia al cobro de los $60.000 dólares en efectivo y se queda con el equivalente en acciones de Facebook.

Sesenta mil dólares en efectivo es una cifra considerable, mucha gente no gana ese dinero en todo el año, Choe renuncia a ello, y apuesta por Facebook. bueno más bien no apuesta por Facebook, cuya idea le deja más bien frío, apuesta por Sean Parker, al que ve entusiasmado con el proyecto Facebook.

El resultado, ya lo sabemos todos.. bueno hoy en día las acciones de Choe en Facebook, ya 200 millones de dólares, lo que convierten a Choe no sólo en el pintor vivo mejor pagado por una obra suya sino en el pintos que más le han pagado por una obra suya en todos los tiempos.

  1. Es una de esas carambolas del destino, como ese retrato que uno encuentra en casa de su abuelo y, por no se que suerte de destino, resulta ser una obra perdida pintada al óleo por el mismísimo Van Gogh.

    Pues nada, a disfrutar de la suerte se ha dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…