GurusBlog

La política abrasIVA en España empobrece al cliente

IVA España

Después de algo más de tres meses de la subida del IVA ya nos encontramos en condiciones de hacer los primeros análisis sobre cómo ha afectado esto al bolsillo de los españoles y  qué impacto ha tenido en el comercio.

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) se trata de un impuesto indirecto sobre el consumo, es decir, impuesto que paga el consumidor final por adquirir un bien o recibir la prestación de un servicio.  No es un impuesto progresivo ya que no pagan más quienes más ingresos tienen sino que todos los españoles asumen por igual el pago a la hora de comprar.

Este impuesto se aplica a todos los bienes y servicios con algunas excepciones como son las de de los servicios postales, sanitarios, educativos y alquiler de viviendas entre otros. Además del tipo general de IVA, existe un tipo reducido para productos alimenticios, sanitarios, transportes, hostelería y viviendas de nueva construcción y otro IVA superreducido que se aplica a productos básicos como alimentos de primera necesidad (pan, leche, huevos, frutas, verduras), a libros y periódicos, a medicamentos, etc.

El ámbito de aplicación del IVA dentro de España se extiende a  la Península e Islas Baleares. En las Islas Canarias se aplica un impuesto diferente conocido como IGIC (el cual también sufrió este año una subida en porcentaje) y en Ceuta y Melilla el denominado  IPSI.

La subida del IVA ha afectado a los siguientes artículos:

–   Se han mantenido en el 4% (salvo el material escolar que pasa al 21%): medicamentos, leche, huevos, quesos, pan, cereales, harina, verduras y legumbres, frutas, libros, periódicos y revistas entre otros.

–   Subieron del 8% al 10%: resto de alimentos, agua para consumo y regadío, recogida y eliminación de residuos, hostelería y camping, eventos deportivos, transportes, gafas graduadas, reparaciones de edificios, etc.

–   Subieron del 8% al 21%: pañales, servicios funerarios, cine, teatro y conciertos, gimnasios privados, peluquerías, floristerías, preservativos, parques de atracciones, servicios mixtos de hostelería, espectáculos, discotecas, salas de fiesta, balnearios, etc.

–   Subieron del 18% al 21%: estética, gafas de sol, coches, talleres, gasolina, material de oficina, cosmética e higiene, alcohol y tabaco, electrodomésticos, ropa y calzado, luz, agua, teléfono, asistencia sanitaria dental, corridas de toros, libros digitales, clases para prácticas deportivas, etc.

IVA frente al salario mínimo en países europeos

IVA vs sueldo

El análisis de los resultados de la subida del IVA recoge a día de hoy consecuencias negativas en todos los sectores. ¿Para qué pagamos entonces más impuestos si esto trae consecuencias negativas para la economía del país?

Todos los mercados se han visto afectados por el incremento del IVA, salvo el de automoción que está salvándose gracias a la aplicación del Plan Pive, y el mercado inmobiliario que está escapando  porque la subida del IVA no se hará efectiva en la vivienda hasta 2013.

En el turismo y la hostelería la subida del 8% al 10% está afectando negativamente a los destinos urbanos y de interior. Los productos de primera necesidad han caído en ventas un 3% respecto al mes pasado. En el sector textil las ventas han caído un 3.4% durante el mes de septiembre, a pesar de que numerosos comercios han absorbido la subida del impuesto.

Por otro lado, como consecuencia de la subida del IVA, la agricultura y la pesca han visto su margen de beneficios reducido. Mientras que el sector de ocio nocturno y festivales acumula ya una caída del 29% en las ventas desde el comienzo de la crisis.

Según un estudio realizado por la Organización de Consumidores (OCU), gracias a este incremento de impuestos, los bolsillos de las familias españolas están perdiendo  una media de 470 euros más al año. Por tanto, la conclusión que hasta la fecha se puede extraer de la política abrasIVA que se ha implementado en nuestro país es totalmente negativa, porque con ella sólo se ha conseguido un empobrecimiento del cliente y una caída de las ventas en todos los sectores.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Habría que bajar el IVA al 10%, eso sí aplicarlo a todo el mundo y no como ahora que hay sectores muy importantes de la economía que no tienen IVA: Banca, Seguros, Sanidad, Educación, etc…. conseguiríamos aflorar mucha economía sumergida.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR