expectativas-programa-compra-reunion-BCE_TINIMA20150122_0023_5[1]

El BCE tiene un grave problema. Su propia QE es un pez que se muerde la cola y que le está dejando sin mercado de bonos que poder comprar y empujándolo irremediablemente cada vez más a comprar bonos a pérdidas o a ir pivotando hacia activos de mucho más riesgo.

Entre las reglas que estableció el propio BCE cuando inició su programa de compra de bonos soberanos estaba que no iba adquirir bonos con una rentabilidad negativa que superará el -0,20%. Unos meses después de haber iniciado su programa el panorama es desolador. Los bonos soberanos de Alemania, Francia, Holanda, Finalandia y Austria, por debajo de emisiones a dos años están con una rentabilidad por debajo del -0,2%.

Mirad la curva de rentabilidad del bono alemán (que por tamaño es el país con más bonos emitidos). Hasta el bono a 7 años, está en rentabilidad negativa. Incluso la rentabilidad del bono alemán a 5 años ha caído ya por debajo del -0,20%. La consecuencia es que el BCE no puede comprar ningún bono alemán con vencimientos inferiores a 5 años, con lo que el mercado donde puede comprar bonos se le está estrechando de forma más que considerable.

 

bono aleman
Rentabilidad de los bonos alemanes por vencimiento

Todo apunta que el próximo día 3 el BCE ampliará el suelo de rentabilidad sobre el que puede comprar bonos. Si amplía en 10 puntos básicos el suelo de -0,2% de rentabilidad el BCE tendrá acceso a comprar 373 mil millones más de deuda ara su programa que recordemos está “invirtiendo” €60 mil millones al mes en la compra de bonos. Sin embargo como en el caso del pez que se muerde la cola, el simple anuncio por parte del BCE de que amplia el suelo de rentabilidad de los bonos sujetos a compra va a llevar que de forma casi automática el mercado baje de nuevo la rentabilidad de los bonos a los nuevos niveles de compra del BCE. Desde la última reunión del BCE, cuando el mercado empezó a intuir una ampliación del suelo de rentabilidad,  cerca de $453 mil millones en bonos han visto cómo su rentabilidad caía por debajo del -0,3%.

Una carrera desbocada que sólo tiene cómo resultado meter a la deuda soberana europea en rentabilidades más propias de la dimensión desconocida que del planeta tierra.

La rentabilidad de los bonos en toda la zona euro cayeron a nuevos mínimos la pasada semana con casi todos los bonos con vencimientos anteriores a 2020 con rentabilidades más negativas al -0,2%. El único resultado palpable de esta carrera hacia el sinsentido es que Draghi está logrando debilitar el euro, causando sin embargo verdaderos problemas a otros países próximos a la zona euro en una especie de efecto dominó que obligará entre otros a los bancos centrales de Dinamarca y Suiza a volver a intervenir en sus mercados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…