alaska-compressor

Actualmente, existen diferentes partidos debatiendo sobre la posibilidad de implantar una renta básica universal como método no sólo de reducir la desigualdad, sino para garantizar un crecimiento económico sólido, tiene algunos defensores y otros detractores en todo el mundo, pero casi no existen ejemplos prácticos de su puesta en marcha.

En Estados Unidos se han realizado el mayor experimento realizado con el sueldo público a cambio de nada en la región de Alaska.

En este estado de Estados Unidos puso en marcha el año 1976 un fondo de inversión destinado a que las empresas petrolíferas dejasen en su estado parte de los beneficios obtenidos por la extracción de petróleo, como manera de compensar a sus habitantes. Esta compensación se realizaba por dos conceptos, la primera por extraer un recurso no renovable, y por conseguir un material que era propiedad de los habitantes de Alaska.

El argumento para constituir este fondo queda lejos de pensar en la renta básica, aunque el propósito que busca es crear un mecanismo de justicia con ánimo de perpetuarse en el tiempo, aportando ingresos extraordinarios por el boom del petróleo en una renta perpetúa.

Tras realizar una inversión inicial de unos 735.000 dólares estadounidenses un año después de su constitución, el Fondo Permanente de Alaska ha aumentado hasta conseguir unos activos valorados en el verano del 2015 en alrededor de 54.000 millones de dólares estadounidenses.

Año tras año no deja de aumentar. Cada año, al menos el 25 por ciento de los ingresos que recibe Alaska en cualquier concepto por parte de las empresas de extracción de petróleo se debe destinar, según la ley, al fondo.

Pero el dinero del fondo no lo dejan quieto, sus gestores se dedican a invertir miles de millones de dólares estadounidenses en todo tipo de proyectos a nivel mundial, con el objetivo de obtener la mayor rentabilidad posible.

El mecanismo del fondo funciona en que cada año, el fondo hace un recuento de los ingresos que se han obtenido por las inversiones realizadas. Tras mirar la inflación y el pago de las facturas, se transfiere los beneficios al estado de Alaska.

El gobierno, en algunos años que han sido muy buenos ha decidido reinvertir parte de los beneficios obtenidos y devolverlos al fondo, pero en realidad para realizar el reparto divide la renta entre el número de habitantes conforme a una fórmula en concreto y hacen el reparto.

En este caso no importa las condiciones familiares o los números de hijos. Es decir, da lo mismo tener un buen sueldo o estar en paro. Es indiferente si se ha nacido en Alaska o hace poco se ha llegado al estado. Con sólo demostrar la residencia ininterrumpida durante el periodo de un año, cada habitante en Alaska tiene derecho a cobrar su parte anual, y ni siquiera tiene que hacer nada para ello, sólo basta con que se siente a esperar que el estado ingrese el dinero en su cuenta corriente.

En el año 2014 el fondo hizo una aportación al estado de Alaska de unos 6.800 millones de dólares estadounidenses, que permitieron repartir a sus habitantes unos 1.884 dólares estadounidenses. Dependiendo del año esta cantidad varia, en función no sólo del rendimiento del fondo, sino también de los ingresos de las empresas petroleras.

Durante esta última década fue más reducido en el año 2005, 846 dólares estadounidenses, y el más abultado durante el año 2008. En ese año la gobernadora era Sarah Palin, que se encargó de aumentar a los 2.069 dólares estadounidenses que correspondan conforme a la fórmula matemática oportuna de cada habitante de Alaska, una extraordinaria paga de 1.200 dólares.

Todo es esto se puede considerar peculiar. Este fondo no sólo es un motivo de aliciente para cada uno de los habitantes del estado, sino que también se puede utilizar como ejemplo para algunos partidarios de la renta básica universal, aunque todavía sin mucho éxito.

Según Vernon Smith premio Nobel de economía comento sobre este programa “un modelo que los gobiernos de todo el mundo harían bien en imitar“, y estudios que se han realizado más recientemente muestran que ha servido para reducir la desigualdad entre habitantes.

Así, Alaska no es sólo uno de los estados de Estados Unidos con renta per cápita más alta, algo nada sorprendente si se tiene en cuenta sus ingresos y su menor población comparada con el resto de estados. También es el segundo estado del país en el que la desigualdad de renta per cápita menor, según confirma el profesor de la Universidad de Alaska el Motherboard Scott Goldsmith.

Según el coeficiente de Gini en el estado de Alaska es de 0,422, mientras en el resto de los estados de Estados Unidos es de 0,469.

La evolución de los últimos años parece apuntar a un papel crucial del Fondo en la reducción de la desigualdad y, por esto, entre 1980 y 2000 Alaska se cambio la tendencia general de los Estados Unidos.

En otros estados el 20 por ciento de la población más rica aumentó su renta per cápita mucho más rápido que el 20 por ciento más pobre, durante el mismo periodo en el estado de Alaska ocurrió lo contrario, ya que el 20 por ciento con menos ingresos aumento su renta per cápita a un ritmo del 25 por ciento, frente al 10 por ciento en que aumentaron las rentas per cápita en la quinta parte de la población más rica.

Existen otros factores que han influido también en este resultado, en el fondo parece haber luchado la desigualdad en las zonas rurales con menos actividad económica, al crear algo parecido a un sueldo. Es decir, una renta individual que es además universal, incondicional, regular y líquida.

Faltan algunas características para realizar una renta básica considerada perfecta, pues la cantidad varía según el año y además proporcionalmente reducida respecto a los ingresos anuales que pueden tener los habitantes. A pesar de esto el caso de Alaska es singular, es decir, muchos ingresos para poca población. En este caso, se puede considerar que puede se difícilmente trasladar por lo que respecta al origen del dinero destinado al reparto. Pero, en la actualidad, no existe un mejor ejemplo en el mundo para evaluar los efectos de una renta básica universal aplicada a gran escala. Es decir, ir más allá de los modelos teóricos elaborados.

  1. Sí, renta básica…en una región aislada, despoblada, de clima extremo y amplios recursos naturales. Vaya, como Kuwait y EUA, donde el estado también proveé (…de momento) “rentas “mínimas” a sus ciudadanos.

  2. Hombre !!! como puedes poner ese titular cuando despues reconoces que es el reparto de beneficios de una coperativa !!
    No se reparten beneficios via impuestos, y los dividendos son mediante servicios?

    Este tipo de articulos despista al personal y lo ponen pensando en imposibles.

    El tema es serio, ya que no es solo una distribucion de la renta, sino un concepto de sociedad asistencial que daria unos frutos politicos muy distintos. A ver si la fruta esta amarga al final….

  3. Sin servicios sociales como Sanidad o Educacion superior publicas, es facil dar una RBU. Eso no lo hace un buen ejemplo.

  4. Si que existen modelos similares: Arabia Saudí, Kuwait… Pero eso se parece a la renta universal como el huevo a una castaña

  5. Parece que lo de la renta básica es un dispendio si o si pero ¿que parte de una renta básica revierte inmediatamente al estado vía impuestos indirectos?… la mayor parte, dado que sus perceptores la dedicarán al consumo básico y no a participaciones en SOCIMIS.
    Además esa renta “fluye” al entorno más inmediato y eso supone mas consumo local, más impuestos para el Estado, etc.
    Vamos, que los recursos destinados a renta básica tienen un impacto en la economía local mucho mayor que las ayudas a la bankia.

  6. Como otras cosas, no es la evaluacion economica o humanista (todo queremos ser bueno), sino que sociedad se desea construir. Ya se que suena a carca… bala, bla, bajo los estandares hispnaos construidos desde hace 25 anyos por la media.

    Crear una sociedad dependiente no es sano ni justo, se confunde la solidaridad con establecer un regimen de personas sin oficio ni beneficio. Un hombre libre no lo puede ser si no garantiza por el mismo su autonomia economica.

  7. Como dicen en mi pueblo “Con buena pi…bien se jo…”. Ni renta básica ni gaitas sino rentas del petroleo administradas decentemente y no como hacen en Venezuela y otros sitios.

    Además, no es por buen corazón sino por estabilidad de negocio. Seria de auténticos jetas y explotadores que estuvieran llevándose el petróleo, dejando contaminaciones y basuras, y no dar ni un céntimo a los habitantes. Es lo habitual en otros sitios pero no habria sido viable DENTRO de los EEUU y más tras casos como el de Exxon Valdez, cuya repercusión se amortiguo en parte por la existencia desde hacia unos años del fondo.

    Hay otros sitios donde lo hacen mejor, como Noruega. Con un indice Ginni de los mejores del planeta, un fondo soberano que supera los 700.000 millones de dolares y si no dan una renta básica en metálico, billetitos, si la dan en unos buenos servicios publicos: sanidad, educación, asistenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…