Hace casi cuatro meses escribimos un post sobre la anuncida operación de fusión entre Vueling y Clickair (ver post). Recapitulando rápidamente, esta operación tiene todo el sentido del mundo ya que nos encontramos en un negocio de márgenes decrecientes, especialmente azotado por la espectacular subida el precio del crudo.

Este movimiento defensivo permitirá reordenar el accionariado de la compañía resultante a la vez que poner en valor algunas sinergias de libro a través de la economía de escala.

La operación se articulará de la siguiente forma (según hemos podido saber):

  1. Vueling, que actualmente cotiza en la bolsa española, emitirá nuevas acciones que serán suscritas por los accionistas de Clickair que acudan.
  2. De los accionistas de Clickair (a partes iguales Iberia, Iberostar (Fluxà), Quercus (Carulla), Cobra (ACS), Netfinsa (Serratosa); aunque Iberia poseía el 80% de los derechos políticos ya que era la que ponía la inversión), sólo Iberia, Netfinsa y ACS seguirán en la compañía resultante. Podemos intuir que se les ha dado salida por la puerta de atrás a Quercus y Iberostar.
  3. La compañía resultante tendrá como accionistas de referencia a Iberia (aprox 45%), Hemisferio (Lara) aprox. 15% , Netfinsa y ACS aprox. 5% cada uno, algunos inversores minoritarios como Carlos Muñoz (antiguo CEO de Vueling) con un 2,5% y queda conocer la decisión que van a tomar otros accionistas de referencia de Vueling.

Como resultado tendremos una compañía en la que en los meses post fusión se tendrá que trabajar mucho para:

  • Materializar sinergias en las rutas, eliminando solapes (slots menos rentables) y maximizando el factor de carga.
  • Renegociar con algunos proveedores como los de handling y mantenimiento para conseguir rebajar costes (el principal escollo en este punto es que Iberia, accionista de referencia es  a la vez proveedor de servicios de tierra y mantenimeinto para Clickair).
  • Renegociar con los sindicatos las nuevas condiciones salariales y los despidos del personal de soporte sobrante.

A pesar de que la fusión tiene todo el sentido desde el punto de vista empresarial el principal objetivo que debería perseguir la compañía resultante debería ser escribir con números negros (sin pérdidas) sus cuentas cuarto a cuarto, tarea sumamente complicada por:

  • El 66% de los costes son costes variables (fuel, handling, tasas de aeropuertos y navegación, mantenimiento y seguros). Este ratio se va a cerca del 70% si incluimos el alquiler de las aeronaves. El poder de negociación frente a los proveedores de estos producto/servicios es francamente pequeño.
  • El actual entorno competitivo ha provocado para ambas compañías el deterioro de sus márgenes y a pesar que de un plumazo se ha eliminado a un competidor, existen otros como Rayanair y Easyjet que van a aprovechar su oportunidad para meter cucharada.
  • La fusión de las distintas estrategias de bases de Vueling, con 4 bases en Barcelona, Madrid, París y Sevilla, con la de Clickair con base sólo en Barcelona.

Ambas compañías han recibido la noticia con sendas subidas (ver chart), Vueling e Iberia suben un 18,6% y un 7,2% su cotización con respecto el cierre de ayer 5,48 € y 1,39€ respectivamente.

  1. Efectivamente gurus, no será nada fácil darle la vuelta a los numeros rojos.

    Hace unos dias, Michael O’Leary el CEO de Ryanair y quizá el mayor visionario del sector de Low Cost ha ponosticado el cierre de muchas low cost europeas y creo que en la lista citó a Air Berlin, Sky Europe y a Vueling y Clickair.

    Ya le lei hace un año o dos que la subida del petroleo aunque les perjudicasetambien a ellos serviria para limpiar el sector de tantos competidores nuevos.

    este es el enlace: http://www.expreso.info/es/noticias/transporte/para_ryanair_vueling_es_candidata_a_la_quiebra

  2. ¿Y que ahi de los pequeños accionistas que tenemos VLG en nuestras carteras? La cotización de Vueling está mas que parada en seco,¿seguirá cotizando en Bolsa vlg despues de la fusión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda