Ofrecido por

GurusBlog

La tasa Tobin, ¿Podrá solucionar la pobreza mundial?

El economista James Tobin propuso una tasa para tiempos difíciles y para estabilizar los tipos de cambio de la divisas. El presidente de los EEUU, Richard Nixon, decidió unilateralmente abandonar el patrón del oro, un sistema que favorece la estabilidad ya que por entonces el valor de la divisa estaba basado en activos reales “reservas de oro”.?Sin el patrón de oro comenzaron a ocurrir oscilaciones en los cambios que perjudicaron a las economías y a las empresas.

Tobin propuso entonces que toda operación de cambio de divisas incorporará una pequeña tasa, propongamos una del 0,5%. Pequeña para no desanimar las exportaciones, pero lo suficiente para penalizar las especulaciones. Esto, si un fabricante de maquinaria español realiza una venta en dólares a un cliente de China, cuando va a su banco local a cambiar los euros tendrá que pagar la tasa Tobin. Para el fabricante sería una desagradable comisión añadida.

En cambio para un especulador de divisas que hiciera muchas compras y ventas diarias, cada una estaría grabada por el 0,5%, habría un coste tan grande que le obligaría a dejar de especular.?Originariamente la tasa estaba pensada solo para las divisas, pero estos últimos años han surgido voces para defenderla en aplicaciones de transacciones financieras, divisas, acciones, renta fija y derivados. Los teóricos impuestos que se recapten podrían servir para reducir la pobreza en el mundo. El 2012 en la Unión Europea ha planteado la introducción de esta tasa. En algunos países las voces lo ven con buenos ojos, pero otros como el Reino Unido, se opone formalmente.
La experiencia de Suecia con diferentes tasas sobre las transacciones financieras. La recaudación de estos impuestos no fueron buenos. Por ejemplo, se preveía inicialmente que los ingresos de la tasa sobre los valores de renta fija fueran de 1.500 millones de coronas suecas al año. En realidad, no superaron los 80 millones de coronas suecas ningún año y la media estuvo cerca de los 50 millones.

Además, al caer los volúmenes negociados imponibles, la recaudación de los impuestos sobre las ganancias del capital también cayeron, eliminando por completo el efecto recaudador positivo de la tasa sobre las transacciones de capital.
La experiencia de UK con los impuestos de sello fueron introducidos como un impuesto ad valorem sobre la compra de acciones en 1808, precediendo en cerca de 150 años la tasa Tobin sobre las transacciones en divisas. En 1963 se introdujeron modificaciones. Los cambios en los tipos del impuesto de sello en 1974, 1984 y 1986 facilitaron a los investigadores con “experimentos naturales”, permitiéndoles medir el impacto de la tasa sobre las transacciones en los volúmenes negociados en el mercado, en la volatilidad, en los rendimientos y en las valoraciones de los valores de la Bolsa de Londres.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR