Ofrecido por

GurusBlog

Larry Summers será el nuevo presidente de la FED, según CNBC (Un pirómano que podría ser nombrado bombero)

larry summers

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunciará “en unas semanas” la designación de Lawrence Summers como próximo presidente de la Reserva Federal (FED) en sustitución de Ben Bernanke, cuyo mandato expira en enero, según ha anunciado la cadena CNBC, que cita fuentes del propio equipo presidencial.

Summers, de 58 años, desempeñó el cargo de secretario del Tesoro durante la presidencia de Bill Clinton y actualmente dirige el Consejo Económico Nacional, uno de los principales entes asesores del presidente en materia económica.

No obstante, las fuentes consultadas advirtieron de que la designación de Summers aún no había superado todos los obstáculos, por lo que el anuncio de su nombramiento podría demorarse un tiempo.

La sucesión de Bernanke, quien reiteró antes de las últimas elecciones presidenciales su voluntad de abandonar el cargo a finales de este año, apunta a una reñida carrera entre Larry Summers y Janet Yellen, quienes aparecen como los dos únicos candidatos con posibilidades reales de acceder al cargo.

¿Qué podemos esperar de Summers si es elegido Presidente de la Fed?

Pues visto el perfil del personaje, no esperéis en principio mucho más que más de lo mismo incluso con una política económica aún más sesgada hacia la banca que la de Bernanke, que comparado con Summers tenía un perfil bastante neutral.

Summers fue junto con Alan Greenspan y Kenneth Lay (si el presidente de Enron), los encargados de presionar al Gobernador de California durante la crisis energética del 2000 para que este desregularizara el sector. Ya sabeís como acabo Enron. Summers fue también uno de los más firmes opositores en la administración Clinton para que los EEUU lideraran la reducción de gases invernadero y se negó a que los EEUU firmaran el Protocolo de Kyoto.

Pero sobre todo Summers es conocido por promover la Gramm Leach Bliley Act que levantó más de 6 décadas de restricciones a la banca de inversión para que pudieran desempeñar las funciones de la banca comercial y derogar las disposiciones fundamentales en vigor desde 1933 de la Glass Steagall Act.

” Hoy el Congreso votará actualizar las reglas  del sistema financiero que están en vigor desde la gran Depresión y reemplazarlas por un sistema adecuado para el siglo 21″

Cómo miembro del  Working Group on Financial Markets, creado por el Presidente Clinton,  Summers, junto con Arthur Levitt presidente de la SEC, Greenspan presidente de la Fed y Rubin Secretario del Tesoro, fueron los artífices de torpedear cualquier intento de regulación del mercado de derivados.

Esta fue la defensa del mercado OTC que hizo Summers ante el Congreso:

” Los participantes en este tipo de contratos son grandes y sofisticadas instituciones financieras que son perfectamente capaces de protegerse ellas mismas contra el fraude o la insolvencia de las contrapartes”

” Hasta la fecha no ha habido ninguna evidencia de que se necesite ningún tipo de regulación adicional en el mercado de derivados OTC, y pediría que sean los defensores de esta regulación los que deban  soportar la carga de demostrar que existe esta necesidad”

Obviamente esto sucedía a finales de los años 90. Las tesis de Summers, Greenspan o Rubin y otros halcones triunfaron y el mercado de derivados OTC se convirtió no sólo en una especie de salvaje Oeste sin regulación, sino en un negocio de proporciones gigantescas para la banca.

OTC

En el gráfico que os adjuntamos podéis ver perfectamente la evolución de los mercados OTC (gris claro) versus la evolución de los mercados regulados (gris oscuro) o tamaño de las Bolsas de Valores tipo (NYSE, Nasdaq,etc). Obviamente a partir de 1999, el mercado OTC crece hasta convertirse por volumen en una especie de agujero negro financiero capaz de engullir a todo el planeta tierra.

La crisis financiera estaba servida y el mercado OTC fue uno de los principales causantes del desaste al promover la creación de una serie de productos financieros que permitían a Bancos y Aseguradoras obtener ingresos consistentes a corto y medio plazo sin gastos asociados salvo que ocurran hechos inesperados. Este fue el caso del hundimiento de la mayor aseguradora del mundo A.I.G, dedicada durante años a vender con alegría credit default swap durante el boom inmobiliario y que llevó a la compañía a la quiebra cuando las cosas se empezaron a torcer.

En Abril de 2010, en una entrevista concedida al programa “This Week” el propio Clinton reconoció que se equivocó cuando siguió el consejo de Summers de no regular el mercado de derivados.

Hoy, que Summers pueda ser nombrado presidente de la Fed parece una broma de mal gusto.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR