La revista Forbes, escribe un artí­culo seleccionando para sus lectores norteamericanos cuatro empresas europeas donde puede resultar interesante invertir. Los nominados en esta, selección, basada en el potencial de crecimiento de beneficios previstos para el 2006, són:

BP – BBVA – France Telecom – Telecom Italia

Ni que decir tiene el peligro que puede comportar el comprar acciones de empresas  en base a que se esperan fuertes crecimientos futuros de sus beneficios. En caso de no cumplirse las expectativas del mercado el varapalo puede ser serio. Por cierto y hablando de expectativas, en Invertia han pulsado la opinión de los analistas sobre la evolución el Ibex para el 2006. Tenemos desde un caí­da del índice del 8% por Morgan Stanley hasta la revalorización entre el 10%-15% esperada por Ahorro Corporación y Urquijo.

Entre los valores más recomendados para el 2006 : Telefónica, Popular e Inditex, que por cierto en el 2005 ha convertido en la primera cadena de ropa Europea por ventas por delante de H&M. Todo un éxito de la empresa Gallega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda