Navegando por la red hemos encontrado el blog Por favor, dibújame un cordero , dónde encontramos un interesante post ” Reuniones “, donde nos describe de forma brillante su experiencia vivida en una reunión de empresa, tipo camarote de los hermanos Marx adaptado a las nuevas tecnologí­as (teléfono móvil). Recomiendo su lectura, ya que es un claro ejemplo de en lo que hoy se han convertido algunas reuniones en las empresas. No he podido evitar que se me dibujase una sonrisa mientras me invadia una extraña sensación de dejà  vu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

La humildad es muy rentable

Gustavo Rivero. Hace un par semanas, tuve el privilegio de reencontrarme y…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

El poder de la autoestima

Buscan pequeñas victorias. Éstas construyen nuevos receptores de andrógenos en las áreas del cerebro responsables de la recompensa y la motivación.

Chalecos amarillos y unicornios rosas en París

Cuarto capítulo y cuarto fin de semana de protestas por parte de…