GurusBlog

Libro recomendado: Think like a freak

Recomendamos hoy un libro publicado por los célebres, y seguramente por el volumen de ventas de sus libros previos (Freakonomics, en español, y SuperFreakonomics, ¡no traducido!) ricos ya, Steven Levitt, profesor de economía en la Universidad de Chicago (la que más premios Nobel ha dado a esta rama -ejem- del conocimiento humano) y Stephen J. Dubner, escritor y periodista colaborador del New York Times. Podríamos colocarlo en la estantería de autoayuda, en la de negocios, y también, por que no, en la de pensamiento.

think like a freak

Los autores continúan aquí con su franquicia dedicada a divulgar el pensamiento económico científico como método para analizar y evaluar casi cualquier problema humano y social. En el núcleo de su pensamiento están los incentivos, y aquí explican y ejemplifican su manera de aproximarse a los problemas y de resolverlos.

Si tuviéramos que resumir a vuelapluma algunas de las ideas más interesantes del libro, capítulo por capítulo, propondríamos:

1. What Does It Mean to Think Like a Freak? – En el que ponen el ejemplo de que en nuestro deporte nacional, el fútbol, los estudios han indicado que la estrategia más efectiva de marcar un penalti es tirar al centro, donde está el portero: lo que se contrapone con que fallar un penalti así es considerado mucho peor que que lo pare el portero en uno u otro poste. Así a veces la ruta “clásica” es la menos espectacular pero la más eficaz.

2. The Three Hardest Words in the English Language – debería costarnos menos decir “No lo sé” más a menudo, especialmente a los “expertos”, obligados siempre a tener una opinión de todo y a emitirla. Paul Krugman dijo en 1998 que el impacto de Internet sobre la economía sería el mismo que el del fax. Pero decir “no lo sé” evita el raro caso de que alguien pida cuentas por las predicciones erróneas, a la vez que evita el reconocimiento de acertar, por lo que solemos estar incentivados a tener una opinión de todo.

3. What’s Your Problem?- Es importante verbalizar y preguntar de la manera adecuada, para poder encontrar la mejor solución a un problema: Así fue como el japonés Kobi dobló el record americano de comer perritos calientes (quizá un ejemplo fascinante pero cuestionablemente útil), preguntándose ¿cómo puedo comerlos más fácilmente?, en vez de ¿como puedo comerlos más rapidamente? La respuesta: estoy seguro que alguien que haya leído el libro la responderá en un comentario. Mientras tanto, piénsenla.

4. Like a Bad Dye Job, the Truth Is in the Roots – Para los problemas complicados, las causas principales suelen ser también complicadas. ¿Saben por qué los traficantes de esclavos probaban lamiendo la piel de los africanos que compraban para llevar a Estados Unidos? Por el mismo motivo por el que estos afroamericanos tienen una mayor tasa de enfermedades cardiovasculares: de alguna manera se seleccionaba antes, y durante el viaje por su dureza, a aquellos con mayor tendencia a retener sal y así no morir de deshidratación. Eso explica que tengan mayores tasas de hipertensión que los americanos de descendencia europea.

5. Think Like a Child –  El título es obvio: Divertirse, fijarse en lo pequeño, y no temer lo obvio son maneras eficaces tanto de dominar un campo como de analizar problemas.

6. Like Giving Candy to a Baby – Los humanos respondemos a incentivos, pero no hay que olvidar que garn parte de nuestro comportamiento se explica también por el efecto manada.

7. What Do King Solomon and David Lee Roth Have in Common? – En el que se centran en la teoría de juegos, y donde relatan como la compañía Zappos regalaba 2000$ a todo empleado que se quisiera marchar de la empresa, sin necesidad de reducir plantila. ¿Por qué? Porque sus cálculos les indicaban que los malos empleados les costaban 25000$.

8. How to Persuade People Who Don’t Want to Be Persuaded – Resumiendo: entiende que es muy difícil convencer a alguien de cualquier cosa. Céntrate en como se percibirá el argumento más que en su validez lógica, y nunca pretendas que es perfecto. Atiende a la validez del argumento de tu oponente, y no le insultes. Y cuenta historias (no anécdotas), las personas nos identificamos con ellas y nos dejan impresiones duraderas.

9. The Upside of Quitting – Los “costes hundidos” nos hacen continuar en una actividad o proyecto y nos suponen unos costes de oportunidad de lo que estamos dejando de hacer.

Como veis, una amalgama de ideas, de historias, de lecciones, de las que éstas son solo una pequeña muestra. Aunque se les ha criticado por estiraaaar la franquicia Freakonomics (y ¡oh, noticia, el 5 de mayo sale otro libro a la venta, When to Rob a Bank !), este Think Like a Freak es divertido, entretenido, formativo, y enseña bastante a pensar diferente.

Puntuación: 4/5

Si quieres más información o leerlo:
Think Like a Freak – Kindle

Think Like a Freak: The Authors of Freakonomics Offer to Retrain Your Brain – Papel

Si quieres leer ésta y otras opiniones de libros, visita http://ficcionno.com/

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    El libro es muy normal, es algo entretenido, parece mas un best seller que no un libro que te haga reflexionar, pero es fácil de leer.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR