“Hay tres sectores específicos que para analizarlos hay que ser un experto: el financiero, el tecnológico y el de extracción de recursos naturales.” Lo cuenta el autor de Practical Stock Investing Dan Duane, después de años de carrera profesional revisando miles de empresas del sector energético. El analista avisa de los peligros de este mercado y del conjunto de trampas que se esconden tras cualquier actividad relacionada con el gas y el petróleo. Perforar está lejos de la imagen idílica, inmortalizada por James Dean bajo una lluvia negra, que convertía simples obreros en Giants de la industria.

La página de inversiones Jutia Group no comparte la misma visión conservadora. Durante las últimas semanas se ha convertido en el confidente de las mejores inversiones petrolíferas de la década, con correos a discreción.  Fue a través de esta plataforma de Internet que John Myers, el autodenominado gurú, nos recomendó Centor Energy. Según él, perderíamos una oportunidad de oro si no invertíamos en las acciones de una empresa que tenía todos los derechos para explorar un terreno lleno de crudo. La estafa era evidente, pero la bolsa se lo creyó. Más tarde, mientras escribía este mismo texto, me llegó otro “soplo”: el de Gray Fox Petroleum.

El cuento era parecido al anterior: Compañía con intereses en un páramo que no ha registrado ni un beneficio, pero con un gran secreto conocido sólo por los genios de las finanzas. Martes 28 de enero, un día después de la distribución de este correo electrónico, la cotización de sus acciones se disparó hasta un 14%, a media jornada. ¿Casualidad? Para los amantes de las argumentaciones sólo hay este motivo:

Gray Fox Petroleum

Gray Fox Petroleum es otro participante pequeño, un penny stock, que cotiza fuera pistas en el mercado OTC. La compañía aprovecha la euforia de los mercados para pagar publicidad de este tipo para cubrir su necesidades financieras. Mientras no hay pozo en el que trabajar, a la bolsa es el lugar perfecto para aparentar un estado de forma inmejorable. Cuando sea necesario, podrán volver a pasar la mano para recaudar fondos. Con unas pérdidas acumuladas de 557.555 dólares, superiores a los activos por valor de 447.516, seguro que ya no les queda banco al que suplicar.

Durante la jornada del 28 de enero el mercado se lo pensó y al final Gray Fox Petroleum cerró con una caída de un 19,34% respecto el día anterior. Si no fue culpa de los accionistas individuales, quizás fue un directivo que se deshizo de su compensación anual en especias. Para saberlo, sólo es cuestión de esperar a la documentación oficial y conoceremos en profundidad la personalidad de esta organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.