Cada domingo, en la sección Dinero de la Vanguardia, Walter Scherk (Socio director de Strategic Investment Advisors) suele escribir un artí­culo sobre inversión que valen la pena leer. Valen la pena, porque son claros, y se sale de las tradicionales recomendaciones de Sota, Caballo y Rey ( es decir (Ibex+Eurostoxx) y bucea señalándonos valores de otros mercados no tan habituales.

Este fin de semana con los temas de fondo de Arcelor y Repsol, salen de su chistera los siguientes nombres:

Usiminas – Acero – Brasil.
Pohang – Acero – Corea del Sur.
Conoco Phillips – Petrolera – EEUU.
Canadian Natural Resources – Petrolera – Canadá.
Nexen – Petrolera – Canadá.
Suncor – Petrolera – Canadá.
Husky – Petrolera – Canadá.

  1. La Vanguardia, 15/4/2007 sobre Zardoya Otis: “…A pesar de lo cual siguen subiendo. Pero ya veremos lo que dura” Aquella semana cerró a 27 (después de una subida del 3,85%). Bien, pues la semana pasa cerró a 30

  2. …todo su argumento se basaba en que el PER de ZOT es de 40. ¿Y? esa misma semana el PER de Iberia era de 62,69!!! y no se puede comparar el riesgo de IBERIA con el de ZOT, ni por supuesto la rentabilidad por dividendo/ampliación liberada. Intereses oscuros por parte de Walter? Ignorancia? las dos cosas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Así se reparte el pastel de las comisiones bancarias: más de 10.000 millones para compartir

Un cliente que realice una operativa moderada con su cuenta corriente y su tarjeta podría ahorrarse más de 100 euros al año si opta por una entidad que aplique una política de cero comisiones

Errores y malos usos de la Banca (1): Caída en desgracia del Director de Toda la Vida

Con este artículo damos la bienvenida a Pau Montserrat de Futur Finances…

Si Chan Chu Yu o el señor Smith le ofrecen un préstamo, no lo acepte: podría ser una estafa

El simple hecho de que alguien que no nos conoce nos proponga firmar un préstamo sin realizar ningún análisis previo ya debería hacernos sospechar.