Ofrecido por

GurusBlog

Los Bancos cobran hasta 3 euros por ingresar dinero en ventanilla

cobro-comisiones-bancos-compressor

Son las cosas que tiene el convertir el sector bancario en una especie de oligopolio en España. El aumento de las comisiones está servido. Draghi y su política de tipos de interés en negativo sin duda también ayudan.

El 60% de las grandes entidades bancarias del país cobra por ingresar efectivo en sus sucursales. Esta operación cuesta 2,35 euros de media1 alcanzar hasta 3 euros en los bancos más caros, según un estudio de la web del ahorro, Kelisto.es (www.kelisto.es) que analiza lo que abonan por esta gestión tanto clientes como no clientes de las mayores entidades por volumen de activos.

A día de hoy, nueve de los 15 mayores bancos del país cobran por ingresar dinero en efectivo en sus sucursales, un coste que hace solo unos años apenas se aplicaba y que, en algunos casos, se justifica, no por la operación en sí, sino por el hecho de que se quiera incluir información en el apunte (para indicar, por ejemplo, quién o por qué se realiza ese ingreso).

De las entidades que cobran este cargo, cuatro solo lo repercuten a quienes no son sus clientes (La Caixa, Banco Sabadell, Bankinter y Abanca), mientras que las cinco restantes (Catalunya Caixa, Unicaja, Banco Popular, Ibercaja y Banco Mare Nostrum) lo cobran a todo aquel que efectúe esta operación. Ahora bien, cuando se trata de sus propios clientes, solo se aplica si realizan un ingreso en una cuenta que no sea suya.

“Las entidades que más cobran por ingresar en ventanilla son Unicaja, Abanca y Banco Mare Nostrum con 3 euros por operación (27,65% por encima de la media), seguidas de Ibercaja, con 2,40 euros (+2,12%). En cambio, Banco Popular es la más económica, con 1,50 euros por operación (36,17% por debajo de la media). El resto de bancos que siguen esta política coinciden en el coste repercutido: 2 euros”, detalla la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.

Entre las seis entidades que no cobran por realizar ingresos en ventanilla (Banco Santander, BBVA, Bankia, Kutxabank, Liberbank y Banco CEISS) hay que tener en cuenta dos particularidades. La primera, que BBVA ya no acepta ingresos en efectivo en sus oficinas, sino que obliga a hacerlo a través de sus cajeros, salvo que la cantidad a ingresar supere los 1.000 euros o que solo se disponga de cuenta online.

La segunda particularidad es la política implantada hace unos meses por Kutxabank. La entidad vasca no cobra a quienes realizan el ingreso, sino a quienes lo reciben. Fuentes de la entidad han explicado a Kelisto.es que esta política está dirigida a organizaciones (comunidades de vecinos, asociaciones…) que reciben diferentes ingresos. Su objetivo, destacan desde la entidad, es conseguir que estos colectivos transfieran los pagos en ventanilla a otros canales alternativos, como domiciliaciones, transferencias o ingresos en cajero.

La nueva política de comisiones de Kutxabank permite que las primeras cinco operaciones al mes sean gratuitas pero, a partir de ahí, se cobra una tarifa progresiva: del sexto al décimo ingreso, 5 euros; hasta la vigésima operación, 12 euros; hasta la cuadragésima, 28 euros; y si se llega al centenar de operaciones, 80 euros. A partir de esa cantidad, habría que abonar 450 euros.

Aumento generalizado de las comisiones

La proliferación de las comisiones como las de ingreso en ventanilla se produce en un contexto de incremento generalizado de los gastos que las entidades repercuten sobre sus clientes. Así, desde el inicio de la crisis (en 2007), comisiones tan habituales como la del mantenimiento de cuenta se han disparado un 31,50% han aumentado un 23,20%4

“Además, el incremento de las comisiones, en algunos casos, ni siquiera se corresponde con el crecimiento del IPC o de los costes laborales. Según un estudio de Kelisto.es, el crecimiento de las comisiones de las tarjetas bancarias entre 2005 y 2014 ha sido totalmente dispar al de estas magnitudes: tomando como referencia un índice de ponderado –que parte de 100 en 2005 para establecer una evolución comparable-, el IPC había llegado a 121 en 2014 y los costes laborales, a 118. En cambio, los correspondientes a las tarjetas estaban muy por encima: un 204 en las de débito y un 145 en las de crédito”, explica González.

Los bancos defienden que se cobra por un servicio prestado

Las entidades consultadas por Kelisto.es justifican que estas comisiones se aplican a cambio de prestar un servicio e, incluso, destacan que están aprobadas por el Banco de España.

Así, desde Unicaja, explican que se cobra este cargo porque “la entidad financiera realiza una gestión de efectivo para una cuenta distinta del titular”. En este sentido, añaden que la operación conlleva “el uso de recursos de personal, de sistemas…” y que la entidad emite un justificante para probar que se ha realizado la gestión.

En la misma línea, desde Bankinter recuerdan que este cobro se corresponde con un servicio de intermediación que conlleva el uso de una infraestructura que tiene un valor pero aclaran que, antes de prestar el servicio, siempre informan a sus clientes del coste que implica.

El ingreso en ventanilla no se puede cobrar cuando afecta a una cuenta del propio cliente

La normativa que regula el establecimiento de comisiones bancarias determina que las entidades deben poner a disposición de sus clientes las comisiones que aplican de manera habitual a sus servicios más frecuentes (por tanto, ni todas ni las que se cobran realmente6 informarles del servicio que le van a prestar, lo que le van a cobrar y de si ha habido algún cambio al respecto veces por el mismo concepto.

En este sentido, hay que tener en cuenta que el Banco de España califica la comisión por ingreso en ventanilla de “improcedente” si el cliente ingresa dinero en su propia cuenta sería algo que no aplica ninguno de los bancos que aparecen en nuestro análisis. , mientras que las que se aplican por tener un descubierto en cuenta, por lo que no se podrán cargar comisiones por servicios no aceptados ni cobrar dos “La aceptación de un ingreso en efectivo para abonar en una cuenta de la propia entidad constituye una prestación del servicio de caja, inherente al contrato de la cuenta corriente o de ahorro”, explica el supervisor. Por tanto, añade, “no puede ser remunerada de forma independiente” ya que el servicio de caja se retribuye a través de la comisión de mantenimiento.

Aplicar otra comisión más, considera, sería “improcedente”.

Por tanto, el Banco de España determina que, siempre que quien realiza dicha operación no pretenda un servicio adicional al del simple ingreso en la cuenta de un tercero (como, por ejemplo, identificar el concepto del mismo o el nombre del ordenante), las entidades no están habilitadas para cobrar una comisión por prestar este servicio. El problema viene, entonces, cuando los bancos dan este tipo de servicios sin informar al consumidor de que tendrán un coste.

fuente-compressor

 

Nota: Nos informa un lector vía Twitter que el Santander también ha empezado a cobrar por los ingresos.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

6 comentarios

  1.    Responder

    Banco CEISS empezó hace un mes, mismo grupo que Unicaja, misma política: 3 euros.

  2.    Responder

    Que barbaridad!!!!

  3.    Responder

    Para lo poco que tengo me lo guardo en la baldosa y Si me roban por lo menos no me cobraran Comisión.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR