innovar

Podemos afirmar que todos los grandes cambios, vienen precedidos del caos.

La crisis nos influencia en el comportamiento y tiene un impacto económico y de cambio de mentalidad de las personas. Hace unos años el sistema capitalista nos permitía vivir por encima de nuestras posibilidades con facilidad y ahora mismo tenemos un consumismo de cosas primarias o de primera necesidad.

El consumidor ha centrado el síndrome del yo no soy tonto y está más informado y quiere tener un papel más activo en la decisión de compra-venta.

La gran pregunta que se pueden hacer los comerciantes españoles es:

¿Seré yo uno de los que tendré que cerrar?

Cada vez la respuesta a esta pregunta se dirige a una época de crisis y de revolución, la innovación en el comercia tiene que centrarse en el cliente. Pero sobre la rutina del día a día es principal de ver que hay más allá.

Todos los comerciantes se tienen que preguntar como vivimos, que hacemos, cuando lo hacemos y en que les gusta a sus clientes … tenemos que conocer muy al cliente y sus necesidades. Debemos de observar las personas en el conjunto de interacciones que tienen durante y después de ser clientes.

Con las redes sociales, especialmente ahora con facebook, la gente se explica como les ha ido en la tiendas, hoteles,… y además es público y se puede compartir con mucha gente.

Llegado esto nos tenemos que plantear:

1.- ¿Cómo nos encuentran los clientes? ¿Cómo saben de nosotros?

2.- ¿Qué piensan los clientes y los “no clientes” de nuestro negocio?

3.– ¿Cómo es su experiencia en nuestro negocio? (espacio, el personal, los procesos, el servicio, las reclamaciones,… y esto vale tanto para el espacio físico como el espacio virtual).

Que implicaciones nos darán las respuestas a estas preguntas que nos hemos planteado:

–       La consciencia de que el negocio tiene que evolucionar (no podemos hacer el que hemos hecho siempre).

–       Entender que las necesidades de los clientes y de los no clientes van cambiando.

–       Promover la centralidad del cliente para innovar (preguntarles).

Nos debemos de plantear cuando fue la última que le preguntamos alguna cosas a nuestros clientes o no clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…