Leo en el blog Diario de un Especulador, que según una encuesta realizada por Funcas, y cuyos resultados recoge El Economista, que los españoles siguen esperando que en los próximos 10 años la vivienda se revalorice un 23% anual. Es decir que de cumplirse las expectativas, un piso de 100 m2 que hoy puede valer unos 600 mil euros, en 2016 se venderí­a por unos 4,7 millones. Casi nada, a este paso en 10 años, gran parte de los habitantes de nuestro paí­s estaremos entre los más ricos del mundo.

Lo del ladrillo en nuestro paí­s sigue cumpliendo a rajatabla todos los perfiles de burbuja especulativa, y entre ellas y quizás la más importante, cumple a la perfección los rasgos del perfil psicológico de toda burbuja que se precie. El activo en cuestión ha tenido ya una espectacular revalorización, el activo no puede bajar nunca de precio y el grueso de la población sigue extrapolando al infinito las revalorizaciones pasadas. Vaya que ni de manual de libro. Por cierto en la misma encuesta, nos indica que cerca del 37% de los españoles, conocen directamente a alguien que en los últimos 5 años ha comprado una vivienda con fines especulativos.

[tags] Funcas, Real Estate Bubble[/tags]
  1. yo me sorprendí con esto hace unas semanas….
    puse una encuesta en mi blog.. preguntando si pensaban que los precios seguirían subiendo mucho, normal, poco, etc…
    y la mayoría de la gente seguía pensando que seguiría subiendo como en los ultimos años !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

El Supremo ahorra a la banca devolver una media de 1.700 euros por hipotecado

Cada hipotecado podría reclamar la devolución de unos 1.638 euros de media.

No es ciencia ficción: estas son las 5 formas más raras de pagar una compra

El efectivo está perdiendo adeptos y las tarjetas ya son algo ‘mainstream’ . Estas son las formas más modernas de pagar una compra.