Los ejecutivos de las principales compañías norteamericanas está aprovechando el reciente rally de la bolsa para vender sus acciones a niveles de venta similares a los que realizaron hace dos años justo antes que en Agosto del 2007  estallara el credit crunch.

La diferencia entre Insiders (ejecutivos) compradores y vendedores arroja una saldo vendedor desde hace ya 14 semanas, según los datos de InsiderScore.com y el saldo vendedor se está acelerando en las últimas semanas, después de que en el mes de marzo (justo antes del rally) marcara el mayor saldo neto comprador por parte de los insiders en los últimos 12 años. A partir del 10 de Marzo, se acumula un saldo neto vendedor que asciende a 1.200 millones de dólares y afecta a unas 252 empresas del S&P500.

Mientras que cuando un Insider (ejecutivo) compra acciones de su compañía, se puede entender como una señal clara de confianza en la evolución de la compañía, la venta no tiene porque ser siempre un indicador de desconfianza ya que puede que por razones personales, el ejecutivo necesite hacer caja para comprarse por ejemplo una casa. Sin embargo, en esta ocasión, cuando las ventas son generalizadas si que parece que los ejecutivos están aprovechando el rally para vender sus acciones ya que podrían considerar que las perspectivas para sus empresas no han mejorado sustancialmente para justificar los precios actuales. De hecho, las ventas/compras de los insiders como indicador para intentar predecir la evolución de la bolsase muestra algo errático.

Mientras que si ofreció un claro saldo neto vendedor en el pico de la burbuja tecnológica en el 2000, y sirvió también para clavar la tendencia de la bolsa antes del credit crunch del verano del 2007, los insiders también arrojaron un saldo neto comprador en enero del 2008 y después los mercados se desplomaron un 40%.

En la pasada semana, por ejemplo, de las empresas del S&P 500, la mayoría tenían un saldo vendedor de acciones por parte de insiders con una relación de 9 a 1.

Vía Bloomberg.

Cartera Gurú:

Ante la situación actual del mercado, donde en estos momentos creo que hay mucho más que perder que ganar, desde hace un par o 3 de semanas lo que he hecho es ir reduciendo la exposición de la cartera en renta variable, pasando de estar invertida en un 50% a estar ahora más o menos invertida en un 30% si tenemos en cuenta el efecto protector que tiene el ETF UltraShort sobre el S&P500 que compramos hace un par de semanas.  El objetivo es nadar, pero ir guardando la ropa, llevamos en la que va de año una rentabilidad del 20% y lo que intentaremos hacer es preservarla. Para ello en el último més hemos vendidos las acciones que teníamos en Porsche, Banco Santander, Telvent y un 30% de la posición que teníamos en Impregilo. Estuve apunto de vender Adolfo Dominguez y Agbar, pero en el primer caso reaccioné tarde en el momento que igual debería haber vendido (el problema de tener un trabajo) y en el segundo no tenía clara la venta pero sigo titubeando.

Y en lo único que hemos incrementado posición en el mes de Junio es comprado un poco más de Koala Sicav, se que a Marc le gusta preservar el patrimonio y esta con las defensas altas por si viene un nuevo bache en el mercado, lo de Koala me lo planteo un poco al estilo inversión en fondo de pensiones, es decir ir aportando un poco más cada 2 o 3 meses.

Bueno la idea táctica en estos momentos persigue 3 objetivos:

1) Proteger parcialmente la rentabilidad obtenida de momento en 2009.

2)  Tener cash para poder tener la oportunidad de comprar agresivamente si tenemos una nueva debacle en los índices (esto significa empezar a comprar tranquilamente si caen entre un 30%-40% de los niveles actuales).

3) Mantengo un saldo neto inversor en renta variable (exposición del 30%) porque con la inyección de liquidez de los Bancos Centrales nunca se sabe e igual no hay corrección severa.

Es decir, lo normal, si pasa lo que pienso (caída importante de los índices) es que pierda algo de la rentabilidad que llevo acumulada (+20%), en teoría si las acciones que tengo caen un 50% mermarían en 15 puntos porcentuales la rentabilidad de la cartera, con lo que me quedaría en +5% más el efecto positivo que tendría el ETF ultra corto, pero me permitiría poder comprar a unos precios que pueden ser atractivos a medio plazo.

Si la bolsa sigue subiendo, pongamos en el mejor de los casos que un 50% adicional, al estar invertido con una exposición del 30% en renta variable y suponiendo que las acciones en cartera se comporten igual que los índices , me permitiría sumar +15% de rentabilidad menos el efecto del ETF corto. Con lo que podríamos cerrar el año con una rentabilidad del +30%-35%. La verdad es que ponerte a estas alturas del partido, tal como estamos con un +20% en lo que llevamos del 2009 te permite seguir jugando el partido con cierta comodidad.

Se aceptan sugerencias. Seguro que hay estrategias mucho más óptimas.

  1. la verdad es que tengo ganas de una temporadita con alta volatilidad… Eso es perfecto para rotar la cartera y aumentar el valor real (aunque caiga el precio).

  2. Que haces con la liquidez que tienes ?

    Yo estoy comprando bonos corporativos FRN de calidad A y con vencimiento a 5 años, ademas del cupón corrido se puede conseguir rentabilidad por revalorización. Dentro de 3-6 meses los vendo aumento en RV. Si se producen caidas fuertes de RV siempre puedes vender los bonos y entrar en RV.

  3. Miguel cuidado con los bonos, si los tienes que vender antes de vencimiento puede que vendas con plusvalías o minusvalías. Yo la liquidez la tengo en IPF en Bankinter.

  4. Por favor, el idioma.

    Nada puede ser “mucho más óptimo”. Ni tan siquiera un poquito más óptimo. Óptimo es un superlativo que no admite ponderación.

    óptimo, ma.
    (Del sup. de bueno; lat. opt?mus).
    1. adj. Sumamente bueno, que no puede ser mejor.

    Si tu estrategia de inversión puede ser mejorada, es que no era óptima.

    Lamento ser tan puntilloso.

    ¡Un saludo!

  5. Por favor, el idioma.

    Nada puede ser “mucho más óptimo”. Ni tan siquiera un poquito más óptimo. Óptimo es un superlativo que no admite ponderación.

    óptimo, ma.
    (Del sup. de bueno; lat. opt?mus).
    1. adj. Sumamente bueno, que no puede ser mejor.

    Si tu estrategia de inversión puede ser mejorada, es que no era óptima.

    Lamento ser tan puntilloso.

    ¡Un saludo!

  6. Si putabolsa, tienes razón no dan una mierd… pero bueno se trata de preservar la caja a bajo riesgo y poder tenerla disponible. Aunque como dices para lo que dan es como tenerlo en una cuenta corriente sin remunerar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda