Empezamos a ser testigos de múltiples artículos preocupados por la economía del Reino Unido.

Como indica Daniel Sobrado en Inbestia, y cito textualmente, los británicos son proclives a reaccionar ante tres asuntos:

  1. El pelotazo (multiplica tu dinero sin esfuerzo).
  2. Asustar (lo vas a perder todo).
  3. La conspiración (es todo un plan organizado por los que dominan el mundo).

“Con la situación actual, los dos últimos son los que más éxito tienen, el pelotazo ha pasado de moda (…)”.

Algunos economistas defienden, como hace Daniel Sobrado, que la situación no es tan grave como la prensa alarmista nos hace creer, por dos motivos básicamente:

  1. Ha habido momentos con un endeudamiento mucho mayor, por ejemplo después de la II Guerra Mundial, y su economía ha sido capaz de superarlos.
  2. No se tiene en cuenta la inflación en la información que se publica, por tanto ésta está “tergiversada”.

 reino unido crisis

 

¿Es sólo una cuestión de vender más periódicos o realmente empiezan los problemas económicos en el Reino Unido?

Algunas noticias procedentes de ese país en relación a sus cuentas públicas hace que otros países de la UE tengamos preocupaciones añadidas a las propias, y sin embargo no se trata de periódicos sensacionalistas, como es el caso del diario Expansión que nos informa de una medida que ha cogido por sorpresa a los mercados, y es la decisión de gravar a la banca con unos 2.950 millones de euros.

Se trata de una medida que afecta a la banca española, especialmente a la sección británica del Banco Santander, que tendrá unos costes adicionales de 140 millones de euros adicionales, según fuentes próximas a la entidad.

Esa nueva tasa representará alrededor del 7% sobre los beneficios netos de la entidad. Por tanto, no se trata de una “molestia” sin importancia, y seguro que tendrá alguna repercusión en nuestro seco mercado de crédito. Un freno más para salir de nuestra crisis.

Además, esta medida representa sin duda un traspiés para la potente “industria” financiera del Reino Unido. Una pérdida de atractivo para los inversores que lógicamente ya ha criticado la patronal bancaria. La balanza económica mundial se va inclinando más aún Oriente, y todo ello gracias a una deuda pública que algunos economistas estiman que no es preocupante, y lo digo con ánimo constructivo y desde mi sincero respeto.

Mientras todo esto ocurre, los británicos están entretenidos con la discusión sobre salir o no de la UE. Siempre hay alguna zanahoria con la que despistar al público.

 

Imagen de Manuel Caraballo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?