Está claro que ser un profesional con responsabilidades ejecutivas en una empresa familiar no es nada fácil, no voy a entrar en los detalles que hacen que sea tan complicado la profesionalización de la gestión en muchas empresas familiares ( un post se queda corto para hablar del tema) pero si que me gustaría poner a modo de ejemplo algunos de los recientes casos acontecido en empresas familiares españolas.

Fadesa: Los Jover han tardado sólo 1 mes en conseguir que su recién fichado consejero delegado Borja de la Cierva saliera propulsado de la empresa ( razón: discrepancias en los criterios de renovación de la compañí­a).

Uralita: Unos seis meses les duró en el cargo a los Serratosa su Director General, Frank Wojtalewicz, y eso que era un hombre de la casa que provení­a de la división de aislantes, causa: unos discretos motivos personales.

Codorniu: Los Raventós tardaron 16 meses en cargarse a Josep Forroll como Director General de la empresa, después de que llevara más de 12 años trabajando en el grupo. Quizás el ser el primer profesional no perteneciente a la saga familiar peso demasiado.

Tres ejemplos de lo peligrosa que puede ser la vida del directivo en una empresa familiar, sobretodo si empiezas a cuestionarte el modelo de negocio y la forma de trabajar, es triste que grandes emprendedores que han levantado importantes empresas, después no sean capaces de profesionalizar su equipo y sólo están satisfechos rodeándose de empleados que les dicen amén a todas sus decisiones. Ya van un par de casos de amigos o conocidos que después de fichar por una empresa familiar y entrar a trabajar con toda la ilusión del mundo a la que han intentado ejercer la responsabilidad que se les habí­a encomendado han emprezado a chocar con los familiares.

Por cierto si se os ocurre algún otro caso que se pueda hacer público será bienvenida la aportación.

[tags] Empresa Familiar, cese, Ejecutivos[/tags]
  1. jajaja habéis hecho una foto de mi actual situación (reir por no llorar). Lo peor es que se me están yendo las ganas de luchar, el “amén” está a punto de salir de mi boca. Definitivamente tengo que salir de aqui.

  2. Coincido con la opinión de Pujator, si además la empresa donde estas es familiar, tu no eres de sangre azul y se dedican a tomar decisiones que no sean desde una perspectiva puramente profesional, una retirada suele ser la mejor opción. Sino todo se puede convertir en un infierno y más si empiezan a detectar que no estás alineado con su forma de pensar.

  3. Sí, yo tambien me he tirado casi 4 años en una empresa familiar, (muy pequeña, era yo la única “empleada” en la oficina que no fuera familia…., podeis imaginar). Para colmo, había un perro muy llorón en la oficina.
    Afortunadamente ya he encontrado nuevo trabajo para el nuevo año 2008.
    Y ha sido un infierno, he estado tanto tiempo porque me convenía el buen horario, pero es cierto que las peleas día sí día no en la familia te acaban salpicando aunque no tengas nada que ver!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.