Los inversores que confi­aron en la explosiva evolución de las casas de apuestas por internet (PartyGaming pasó en 4 años de generar un Ebitda de 6,4 millones de dólares a 583 millones), se llevaron el pasado martes un fuerte disgusto cuando las acciones de las principales empresas cotizadas del sector se desplomaron en bolsa. Sin ir más lejos las acciones de PartyGaming pasaron en un par de días de cotizar por encima de los 100 peniques a rozar los 40 peniques por acción.

El motivo de tal debacle, es la ley aprobada el pasado viernes por el Senados de los Estados Unidos , donde ya existia con anterioridad una ley que prohibí­a las apuestas telefónicas y que se ha visto complementada con una disposición que prohí­be que los jugadores de juegos de azar paguen sus apuestas mediante cheques, tarjetas de crédito o transferencias lo que en la práctica impide que un ciudadano de este paí­s participe en las casas de apuestas online. Sin querer entrar a valorar si dicha actividad debería ser prohi­bida por ley, no deja de chocarme la doble moral de algunos estados, que mientras por un lado abominan de los peligros del juego online, por el otro conceden licencias de Casinos, loterías Estatales y otros juegos de similares características. ¿Será que más que proteger al ciudadano lo que hacen es defender su lucrativa posición monopolí­stica en un lucrativo negocio?

[tags] Casa de Apuestas, PartyGaming, 888.com, Sportingbet[/tags]
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda