GurusBlog

Lujo duro. A las puertas de la subasta de la década

Noviembre será un mes de gran interés para el lujo duro y sus mercados secundarios. Probablemente estemos ante la subasta de la década. Los días 13 y 14, en Ginebra, las casas Christie´s y Sotheby´s tendrán sus subastas de alta joyería. Citas semestrales que tienen siempre lugar en la ciudad suiza tanto en noviembre como en mayo, pero que este año conllevan un carácter extraordinario – aún para los cánones de lujo exaltado que denotan estas ventas.

Christie´s promete hacer historia con el diamante Pink Legacy: una gema de 18,96 quilates con un valor estimado entre treinta y cincuenta millones de dólares. No es sólo el tamaño lo que confiere el carácter único de esta pieza sino su color. Categorizado fancy vivid pink en el índice oficial del GIA (Instituto Gemológico de América), es un tono rosado de tal pureza y saturación que, por la ausencia de nitrógeno en su formación, se registra en uno de cada cien mil diamantes. En los 250 años de la casa Christie´s, tan sólo cuatro gemas similares han llegado a subasta.

Veremos si en la nueva era de la liquidez infinita impulsada por los Bancos Centrales, el Pink Legacy, podrá superar el récord que estableció en noviembre de 2017 la subasta del Pink Promise, un diamante 15 quilates, de características similares el Pink Legacy, que fue subastado por Christie’s en Hong Kong y que alcanzó un precio de $32,4 millones ($2,1 millones por quilate).

El 14 de noviembre, un día después de la venta del Pink Legacy,  y para poder seguir tomando el pulso del mercado de lujo duro, Sotheby´s, pondrá en mercado las joyas reales de la familia Borbón Parma. Tres siglos de opulencia -acumulada por reyes de Francia y España, archiduques de Austria y duques de Parma- se concentran en una colección de alhajas que le tomó a la casa de subastas una década conseguir. En el lote, de más de cien piezas, brillan una perla de tamaño asombroso que perteneció a María Antonieta (estimada en dos millones de dólares) y un diamante amarillo cuyo color añade calibre gemológico al histórico establecido.

A la subasta en Ginebra, Sotheby´s añade este semestre ventas de joyas en Nueva York, Hong Kong y, notablemente, París – indicando un renovado interés de los mercados secundarios por el lujo duro y coleccionable. Se estima que las ventas globales de alta joyería, que alcanzaron los 42 mil millones de dólares en 2017, crecerán un diez por cien anual hasta el año 2022. En sintonía con la tendencia, los coleccionistas más estacionados (en su mayoría provenientes de China, los Estados Unidos y Oriente Medio) invierten teniendo en cuenta que las reservas naturales de diamantes podrán agotarse en la década venidera. También el auge de la producción de diamantes de laboratorio contribuye a revalorizar las piedras preciosas de origen natural y con significado histórico – dominio de Sotheby´s, Christie´s, Bonhams y Phillips, casas que se consolidan como puntos focales en las grandes colecciones internacionales.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies