lumar

lumar

Hace unas semanas comentaba en un post que la Pescanova en el MAB era Lumar. El negocio de Lumar es similar al de Pescanova y se encuadra en el sector de pescado congelado para el consumo. Pero no sólo en el negocio se parece Lumar a Pescanova. El elevado endeudamiento es un grave problema que tiene también Lumar. A diferencia de Pescanova, desde hace tiempo se sabe que la situación de Lumar es delicada y que su deuda la está asfixiando. En los resultados del primer semestre de 2012 se ve bien reflejado este problemón que tiene Lumar.

Pero aquí no acaban las similitudes con Pescanova. El 30 de abril de 2013 era la fecha límite para presentar los resultados anuales de 2012. Y estamos a 7 de mayo y todavía no los ha presentado. Puede encima que cuando los presente, nos llevemos todavía alguna sorpresa aún más negativa sobre la situación de la deuda financiera de la compañía.

Como vemos Lumar desgraciadamente se parece bastante a Pescanova. Los negocios, la deuda y la situación de ambas compañías parece crítica. Sinceramente no sé cómo todavía no ha solicitado por lo menos preconcurso de acreedores Lumar. Ha entrado en un círculo vicioso de difícil salida sin una quita importante de su deuda con entidades financieras. Además el negocio ya no da beneficios y aunque es desagradable decirlo, creo que difícilmente va a poder sobreponerse Lumar a la situación que vive a día de hoy. O llega algún inversor salvador con bastante dinero para reflotar una empresa que en febrero comunicó que lleva varios meses sin pagar las nóminas a los trabajadores y que está teniendo muchísimas tensiones de tesorería o creo que poco va a poder remontar la compañía. Estas tensiones de tesorería encima están estrangulando el día a día y el pago a proveedores, los cuales empiezan a no servir materia prima necesaria para poder seguir Lumar con su actividad.

Una pena, pero creo que estamos ante otra compañía directa primero hacia el concurso de acreedores y después… ya veremos.

  1. Juan, como seguidor tuyo desde hace tiempo me ha sorprendido este análisis a vuelapluma de Lumar. En estos momentos decir que una empresa se parece a Pescanova es una acusación tan grave que debe meditarse mucho, pues el daño a la reputación puede ser elevado, sobre todo si quién acusa es un analista de prestigio.Lo de Pescanova es una estafa empresarial, una claudicación de los reguladores ante las presiones económicas y/o políticas, una gestión despópotica, fuera de todos los criterios del buen gobierno corporativo. Como consecuencia de ello, y de algunas cosas más, la empresa está en quiebra, los accionistas (todos) burlados y los trabajadores al borde del paro. ¿Es eso lo que pasa en Lumar? Yo lo que he visto en Lumar en los últimos meses es una empresa que está luchando al máximo por encontrar financiación para un modelo de negocio en el que aún creen, estén o no equivocados. Los problemas con los trabajadores se están resolviendo poco a poco y han encontrado una fórmula con Kimi para mantener el negocio en los próximos años. Soy un afectado por Pescanova, dónde dejé parte de mis ahorros porque me creí todo lo que de manera brutal maquilló la empresa y avalaron los supuestos expertos. Y no entré en Lumar porque ni la empresa ni sus analistas me dijeron nunca que era un medelo de negocio. Lo que quiero decir con todo esto, es que una cuestión es tener problemas financieros y no poder presentar las cuentas a tiempo (siendo esto grave), y otra cosa “parecersa” a Pescanova. Lo segundo sería ser (presuntos) delincuentes y en ningún caso es así. Y seguro que tú también estarás de acuerdo con esto.

  2. Tomas, entiendo perfectamente lo que me dices y la verdad es que puedes tener razón. No presentar las cuentas a tiempo me da muy mala espina. Además la situación creo que es muy grave. Pero esto no quita para que a lo mejor el título escogido no haya sido es más adeucado.

    Gracias por tu comentario

  3. La verdad es que estoy de acuerdo con Tomás. Conozco a
    la empresa Lumar porque en la zona de Galicia donde trabajamos en el sector del
    mar nos conocemos todos bastante bien. La comparativa con Pescanova ha sido muy
    desafortunada. Vaya diferencia. Después de leer el hecho relevante de Lumar
    correspondiente a su situación y acuerdos con inversores extranjeros no entiendo
    en absoluto el enfoque que le has dado en tu post. ¿Cómo es posible que no
    saques nada positivo de una empresa que lo ha pasado mal y ha encontrado soluciones y esperanza? Y ha pagado a sus empleados, y ha mantenido sus puestos de
    trabajo. En esta no te entiendo, Juan.

Responder a Carme Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…