Farmacéutica Merck

Los accionistas como Seth Klarman se llevaron una buena sorpresa el lunes pasado cuando Merck anunció la adquisición de la biotecnológica Idenix. La multinacional farmacéutica pagará a los inversores 24,5 dólares por cada acción en cartera, un 239% más del precio de mercado.

Por esta operación Merck desembolsará hasta 3.850 millones de dólares a través de una tender offer. Según DealBook, el objetivo de la multinacional es integrar los fármacos que desarrolla Idenix y complementarlos en su tratamientos, aún en fase de pruebas, contra la Hepatitis C.

Hasta ahora, Gilead Sciences lideraba la cursa por curar la Hepatitis C, una enfermedad que afecta a 150 millones de personas alrededor del mundo. La introducción de Sovaldi, una prescripción médica que se debe tomar con otras medicinas antivíricas, le reportó 2.300 millones de dólares de facturación el primer trimestre y le convirtió en un blockbuster de ventas.

Por este motivo Merck ha movido ficha. Idenix desarrolla inhibidores de polimerasa, que complementarían los medicamentos de la multinacional y reducirían el periodo de tratamiento. Actualmente, un enfermo puede estar entre 12 y 18 semanas medicándose; uno de los tres fármacos que investiga Idenix podría acortar este proceso hasta las 4 semanas. Por desgracia, la garantía del éxito del producto no está asegurada. Desde su creación Idenix ya ha perdido varios fármacos por el camino y acumula 864,5 millones de dólares en pérdidas. 

El inversor Seth Klarman es de los que invertía en el negocio de esta compañía, según el último documento 13F presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valors (la SEC). Su fondo, Baupost Group, tenía más de 302 millones de dólares en Idenix. A precios actuales, después de anunciarse su adquisición, esta participación suma más de 1.261 millones de dólares.

Cartera Farmacéutica de Seth Klarman

Además de esa posición, Baupost Group apostó fuerte por las empresas farmacéuticas en los últimos trimestres. Esta industria suma un total de 1.981 millones de dólares del patrimonio total del fondo. Entre estas compañías se encuentra Theravance, que desarrolla y comercializa moléculas, o Aveo, especializada en terapias contra el cáncer. Hay que tener en cuenta que estos negocios arrastran más expectativas que beneficios.

Como comentábamos en el artículo “Los fondos de inversión se arriesgan con la burbuja biotecnológica”, la euforia de las adquisiciones se pega y alimenta esperanzas. Un ejemplo son los títulos de Achillion Pharmaceuticals, que subieron hasta un 47% el mismo lunes 9 de junio. Los inversores vieron en este participante en la carrera contra la Hepatitis C, otro posible objetivo de las compras millonarias y las rentabilidades extraordinarias.

Via The Money Glory

omentarios
  1. Pues no se si será Baupost Group pero lo cierto es que la cotización de Idenix está sufriendo una presión vendedora real, y el anormal spread de alrededor de 0,50$ que ofrece así lo demuestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…