Después de que Rivero y los Sanahuja hayan tomado la salómonica y sorprendente decisión de repartirse la empresa, ya han empezado a salir las primeras voces en defensa del pequeño accionista que han visto como en un par de dí­as las acciones de Metrovacesa cayeran de los niveles de 120 euros por acción a los 107 euros por acción que está cotizando hoy y con el agravante de que los principales accionistas han acordado repartirse el pastel valorando Metrovacesa en unos 76 euros por acción.

El caso, es que a pesar de que los pequeños accionistas de Metrovacesa tengan todo el derecho al pataleo, no deja de ser menos cierto que la situación de la cotización de la compañí­a era de alto riesgo, tení­a altos componentes especulativos y una falta de liquidez que catapultó la cotización después de la finalización del proceso de OPA’s de hace unos meses, (que raro por aquel entonces ningún pequeño accionista mostró su malestar por mientras acumulaba cuantiosas plusvalí­as).

La defensa del pequeño accionista deja mucho que desear en nuestro paí­s, la información que dan las empresas es deficiente y poco transparente, no señalan adecuadamente los riesgos, y cualquiera que tenga una participación minoritaria de control hace lo que le apetece con la empresa. Sin embargo, lo que tampoco es de recibo es comprar acciones de Metrovacesa, especulando que la lucha de poder arrojara importantes plusvalí­as (con los riesgos que comporta), y si la operación se tuerce y no nos sale la apuesta lamentarnos de indefensión. Señales del riesgo las hemos tenido de todos colores, sin ir más lejos en el pasado mes de enero Rivero y Bautista Soler se vendí­an un 3% de las acciones a la inmobiliaria Parsa a 90 euros, mientras estas cotizaban a 124.
El caso es que lo de Metrovacesa, acabe como acabe, ha sido un auténtico despropósito, y me imagino que aún no hemos tocado fondo.
[tags]Metrovacesa[/tags]

  1. La bolsa es lo que tiene, conlleva riesgos, y quien a estás alturas estaba en Metrovacesa sabia dónde estaba y por qué estaba, así que coincido con tú análisis, el pequeño accionista no tiene nada de lo que quejarse, y decir esto sé que es muy poco popular, pero es la verdad.

    Lo único que puede hacer el pequeño accionista es consolarse (como le pasó a BBVA con sus Terras compradas a 62 euros) con que la familia Lara tiene el 5% de Metrovacesa comprado hace pocas semanas a 120 euros, como vosotros reportasteis.

    Si nos parece justo o no eso es otra cosa, lo que no se puede hacer es patalear ante una situación que guste o no, no es ilegal, los mayoritarios (aunque con participaciones no mayoritarias) mandan en las empresas y hacen y deshacen a su antojo, sucede y sucederá, si no nos gusta presionemos para cambiar la ley, pero mientras se aplique la ley y la CNMV lo consienta, aquí no hay nada que objetar, y esos que se lamentan, la próxima vez, ya saben, que compren letras del tesoro o se abran una cuenta naranja, ganaran menos, no perderán (discutible si miramos la inflación REAL) y dormirán mucho más tranquilos,… que cuando todos ganamos ‘nos’ gusta mucho medírnosla y luego, si perdemos, la culpa es de los demás.

    Un saludo.

    PD. Ahora me lloverán pedradas, toy listo 😛

  2. Ja, ja Javier, alguna pedrada si te caerá. En todo caso tu análisis es bastante acertado. Las críticas deberán ir contra la ley que no defiende adecuadamente los intereses de los pequeños accionistas. De todos modos pienso que deberían ir pensando en coordinarse y actuar en conjunto ante casos como este. Ahora mismo para lo bueno y para lo malo dependen mucho de los “grandes” accionistas. 🙂

  3. For the record, aquella venta del 26 de enero merece un comentario en si. Las acciones se vendieron en 90€/ud., sin derechos de voto, pero si con derechos al dividendo, y con opción de recompra en el mismo precio durante dos años. Fue una especie de prestamo cuya rentabilidad para el comprador será cualquier dividendo especial que pagen al finalizar el trato.

    De todos modos, la pregunta sigue siendo, “¿Como es posible que permitan a figurar una empresa de esas características en el Ibex?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

El Supremo ahorra a la banca devolver una media de 1.700 euros por hipotecado

Cada hipotecado podría reclamar la devolución de unos 1.638 euros de media.

No es ciencia ficción: estas son las 5 formas más raras de pagar una compra

El efectivo está perdiendo adeptos y las tarjetas ya son algo ‘mainstream’ . Estas son las formas más modernas de pagar una compra.