GurusBlog

Un modelo diferente de toma de decisiones en la UE

salvada irlanda rescate España y Portugal UE

Una delegación de la EU, BCE y FMI (más conocida como la Troika) se reunió esta semana con el Primer Ministro Griego Giorgios Papandreu para analizar directamente elavance en los ajustes de gasto público propuestos por el ejecutivo.

Mientras tanto los países europeos discuten la ampliación del fondo de rescate, conocido como EFSF (European Financial Stability Facility), para disponer de los recursos suficientes si Grecia cae y arrastra a otras economías como la española o italiana. Se habla de cantidades muy grandes, sin especificar con exactitud por ahora, lo que ha llevado Standard & Poor’s a advertir sobre la calificación de la deuda de los países de la
Eurozona en su conjunto, consecuencia no muy distinta a lo que puede ocurrir con los eurobonos, de momento una solución aplazada sine die.

Por otro lado, hemos visto como países pequeños como Finlandia (unos 5,3 millones de habitantes) han puesto en serio aprieto la ampliación de dicho fondo hace escasas semanas. Y el problema no acaba ahí, Eslovenia (surgida tras la desintegración de Yugoslavia), con sólo 2 millones (con casi medio millón viviendo fuera de sus fronteras) sorprendió el 20 de septiembre pasado con la destitución de su gobierno después de una moción de censura, lo que conlleva que haya que esperar hasta enero de 2012 para poder votar esta importante cuestión.

El fondo (EFSF), al tratarse de una adhesión voluntaria y según sus propias normas de constitución, puede ser ampliado pero con la votación unánime de sus 17 miembros.

Se han planteado soluciones al problema, como constituir otro fondo con 16 miembros, pero este proceso lleva más tiempo del disponible. También que el BCE asuma funciones no atribuidas por sus estatutos, lo que significa que cualquier miembro pueda echar abajo toda alternativa a este importante problema que incluya al banco emisor.

Mientras tanto, Grecia cuenta los días hasta su default, que arrastraría a pérdidas a una buena parte de los sistemas financieros de Francia y Alemania. Resulta que una decisión de un calado de extraordinaria importancia para la
supervivencia de la Eurozona, del euro y de la propia Unión Europea, está en manos de un pequeño país, con una población de 2 millones de habitantes.

Se demuestra que el sistema actual de toma de decisiones en la Unión Europea es totalmente ineficiente. Muchos economistas, políticos y analistas influyentes apuntan a una solución de mayor integración europea para la supervivencia del proyecto común, pero esa mayor integración debe necesariamente incluir mayores cotas de gobierno supranacional, que pocos países están dispuestos a aceptar, empezando por las grandes economías.

Una cosa tiene de bueno todo este lío económico en el que estamos: pondrá un duro examen de resistencia al proyecto europeo.

 

Escrito por Manuel Caraballo Callero
Economista de Izadi AG
Autor del blog de Manuel Caraballo
Twitter @izadiag

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    El tema del post daría para unas cuantas sesiones de debate en el parlamento europeo ese que nos sale tan caro, y poco más en cuanto a soluciones reales. No llegaríamos a nada (nosotros sí, pero ellos no) porque ¿Quién le pone el cascabel al gato?

    Reconozcámoslo, cualquier solución a problemas generados por los políticos, pasa inevitablemente por encima es estos. Lamento ser tan pesimista.

    Saludos.

  2.    Responder

    Estoy de acuerdo con el post aunque también hay que tener en cuenta que las prisas no son buenas consejeras. Las minúsculas aportaciones de Eslovenia y Finlandia no creo que cambien gran cosa. Sin embargo, se ha hecho de la quiebra de Grecia una cuestión mediática sin mucho fundamento: "La quiebra de Grecia aterroriza al mundo" "Europa dividida" "Los partidos ahcen del tema griego una cuestión electoralista" "La población de los paises ricos no quiere que se de más dinero a Grecia" La realidad, el parlamento aleman aprueba la ampliación del fondo con un 84% de votos favorables, con apoyo de los verdes y los socialdemócratas. http://www.publico.es/dinero/399053/el-parlamento
    Hay varias alternativas sobre la mesa, eurobonos, plan eureka, si bien conviene una estructura más agil de decisión, también hace falta calma para no precipitarse. Una situación que se ha creado durante 30 años no se resolverá en dos días, de forma mágica, por arte de birlibirloque. http://laproadelargo.blogspot.com

  3.    Responder

    Totalmente de acuerdo. Es que hay que pensar que ya en el EcoFin de **Julio** (sí, ya hace dos meses) todos los ministros de economía se pusieron de acuerdo para ampliar el EFSF. Y a pesar de ello, aún estamos así: que si primero los parlamentos están de vacaciones, que si después algunos países quieren colateral por el dinero que prestan, que si después Eslovenia celebra elecciones… Es que es el cuento de nunca acabar.

  4.    Responder

    Entre los países que aún no han dado el visto bueno a la ampliación del Fondo de Rescate de la UE para prevenir futuras crisis de deuda está Eslovaquia. El presidente del Parlamento, Richard Sulik, explica este domingo en el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung algunas de sus razones en una entrevista en la que aboga por la quiebra de los países despilfarradores.
    ulik opina que lo que amenaza a la Eurozona es "el propio Fondo de Rescate", porque, en su opinión, la crisis de deuda "no se puede solucionar con más deuda". Sobre Grecia, el político, del partido liberal eslovaco, apuesta por una suspensión de pagos con quitas de un cincuenta por ciento y por una mayor implicación de los griegos en la gravísima situación que vive el país.

    Para Sulik, Grecia necesita, ante todo, una reforma fiscal similar a la que se emprendió en Eslovaquia porque su principal problema, dijo, es que "la mayor parte de los griegos no pagan impuestos". Y afirmó que incluso en algunas de sus oficinas de Hacienda no tienen ordenadores. La pregunta, en su opinión, es si "el pueblo va a colaborar", porque hasta que se vean "los primeros frutos, faltan años".

    Preguntado por si no teme una quiebra del país heleno, y sus consecuencias para el sistema financiero europeo y mundial, el eslovaco responde tajante: "Yo dejaría quebrar a los bancos". Los fondos de los ciudadanos, alegó, están garantizados por el Estado, y una quiebra, sostuvo, "sería más barato que salvarlos".

    Con semejante contundencia contesta a la pregunta sobre el peligro de contagio a economías mucho mayores, como la española o la italiana, y el papel que puede jugar en ello el fondo de rescate europeo. Según Sulik, "España puede y debe solucionar sus problemas por sí misma". Indica, además, que una subida de intereses serviría para "elevar la motivación" y reestructurar la economía.

    A lo largo de la entrevista, el político eslovaco insiste en su rechazo a colaborar con el rescate, y apunta que no es una cuestión de solidaridad. Esa solidaridad que esgrimen algunos, cuenta, es "perversa" y un "camino al socialismo": "Al final, estaremos todos igual de mal, incluida Eslovaquia". "La vida conlleva insolvencia, tenemos que aceptarlo. La Eurozona sólo funcionará si los Estados pueden quebrar y los inversores lo saben", afirma.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies