Ofrecido por

GurusBlog

Montoro el Retroactivo y chapuzas a domicilio

Antes de empezar a leer hay una cosa que no debéis olvidar. Hoy en día los Estados modernos tienen una capacidad casi absoluta para hacer con lo que quieran con sus ciudadanos y los bienes de estos. Son capaces de cualquier cosa con tal de poder mantener engrasada la maquinaría burocrática que les otorga un poder casi absoluto sobre sus ciudadanos.

En cuanto a medidas económicas confiscadoras de riqueza tenemos un amplio abanico.  Desde la versión hardcore que aplica el gobierno de la República Bolivariana  de Venezuela, que se está dedicando a jugar a los juegos del Hambre con los ciudadanos de su país, a la versión chapucera estilo os voy a cocer cual ranas a fuego lento que aplica el Gobierno Español.

En España, desde que llegó Cristobal Montoro a los mandos del Ministerio de Hacienda, la improvisación para cuadrar el déficit a martillazos parece que es la pauta que se se ha instalado en el Ministerio. La lista de despropósitos para generar de forma aleatoria más ingresos fiscales con los que cubrir un gasto público descontrolado es larga. La última gran chapuza es la reciente reforma del Impuesto de Sociedades, aprobada en el Real Decreto Ley 3/2016 con votos de PP y PSOE.

Montoro el retroactivo:

Había que recaudar 6.000 millones y si hay que hacerlo por lo civil se hace y si hay que hacerlo por lo criminal también. El Real Decreto-Ley introducido en diciembre para lograr exprimir 6.000 millones de las empresas es simplemente una gran chapuza. Una gran chapuza que llevará a las compañías a tener que pagar impuestos de sociedades por las pérdidas. Si habéis oído bien, las empresas pagarán por haber perdido dinero.

Hay superhéroes que vuelan, otros que lanzan rayos láser por los ojos y después tenemos a Cristobal Montoro que con el BOE en lugar de capa lanza leyes retroactivas para cuadrar lo que no puede cuadrar.

El agujero de los 6.000 millones lo va a solucionar obligando a las empresas a revertir las deducciones apuntadas antes de 2013 por el deterioro en el valor de participaciones empresariales que ahora por gracia de Montoro se convertirán en bases imponibles positivas en 2016.

El ejemplo es muy sencillo. Una empresa tenía una filial en la que invirtió 1.000 euros. La filial fue mal, el negocio fue un fracaso y la empresa matriz se apuntó una pérdida por 1.000 euros que le generó unas pérdidas fiscales. Ahora cortesía del decreto Ley que Montoro se saca de la manga la empresa deberá devolver a haciendo aquella deducción en un plazo de 5 años a razón de 200 euros al año.

Montoro logra así cuadrar las cuentas generando un ingreso “mágico” aplicado retroactivamente a las empresas. Donde antes había una pérdida que no tributaba ahora hay una ganancia para Hacienda.

Para evitar que las compañías con muchas pérdidas acumuladas por otros conceptos (algo normal durante la larga crisis) no le fastidien el cálculo a Montoro de su reversión, el Decreto Ley introduce otro elemento interesante. Este beneficio generado retroactivamente a favor del impuesto de sociedades sólo podrá ser compensado con otras pérdidas acumuladas hasta un límite del 60%.

Es decir aunque una compañía tenga 10.000 euros de pérdidas a compensar con impuestos, al menos por aplicar la retroactividad de las pérdidas en el valor de las participaciones Montoro se asegura que Hacienda va ingresos 20 euros extra cada año durante los próximos 5 años, pase lo que pase y tenga las pérdidas que tenga la compañía.

Es el cocktail perfecto. Limitación de las compensaciones y reversión de las deducciones. Probablemente Montoro esté vulnerando la Constitución, pero con tal de cuadrar momentáneamente parece que todo vale.

El proyecto de Ley está tan mal redactado, que intentando evitar los aplazamientos en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades, han logrado conseguir que ninguna deuda tributaria sea aplazable en ningún caso.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

5 comentarios

  1.    Responder

    A nivel persona no lo veo bien… ya que no tengo porque estar sujeto a una entidad bancaria para realizar mis pagos… no tengo porque pagar una comisión o tener “algo” sin no he hecho nada.

  2.    Responder

    Alguien puede aclarar la legalidad de la regulación del máximo a pagar en efectivo (1.000 euros). So o no contarios a la privacidad y los derechos fundamentales.Es legal la obligación (y que se la den) de tener que pagar todo con tarjeta ?
    Hay millares de personas que no tienen cuentas ni ordenador y mucho menos saber como se usan determinados medios.
    Que ocurre con el gasto que represntaría tales gestiones,por parte de la banca ?
    Quien garantiza la privacidad de toda clase de datos privados ?

  3.    Responder

    Este tipo de eliminación de deducciones es bien normal en varios países.

    1.    Responder

      Una cosa es eliminar una deducción. Hasta aquí todo bien. Otra cosa eliminar una deducción con caracter retroactivo. La diferencia es abismal.

  4.    Responder

    PP, subidas de impuestos, trabajadores sin trabajo, ETA dormida, Cataluña dando guerra, clase media desaparecida, autonomías en gasto creciente, diputaciones igual, estado central no digamos y más y más, es decir igual que el PSOE. PODEMOS si pudiera más que los dos juntoos, y C,s ni fu y fa, esta democracia es un chantaje al pueblo, la clase media se encuentra sin oferta electoral.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR