cat-compressor

La agencia de calificación crediticia Moody’s advierte de que la escisión de una región europea para formar un Estado independiente podría tener un impacto “sustancial” en el rating del nuevo país, el del Estado del que se independiza y el de otros emisores relacionados.

Moody’s ha examinado en un informe los casos de Cataluña, País Vasco, Bélgica, Flandes, Escocia y el Veneto ante el aumento de la popularidad de los partidos favorables a la independencia de una región en diferentes partes de Europa y sus posibles implicaciones en los ratings.

“La independencia plena de regiones europeas, dividiendo un país en diferentes estados, podría tener implicaciones sustanciales en los actuales países, las nuevas regiones independientes y otros emisores relacionados”, afirma el responsable de la región de Europa, Oriente Medio y África de Moodys’, Colin Ellis.

En este sentido, Ellis subraya que la independencia reflejaría un “cambio estructural significativo” tanto para el soberano actual como para el nuevo país, cuyo impacto exacto en el rating se valoraría en función de los criterios recogidos en su metodología.

En concreto, apunta que el impacto de una independencia dependerá de una serie de factores, incluido el tamaño de la economía del nuevo país en relación con el soberano del que se separa. Además, será relevante cómo deciden repartirse los dos estados la responsabilidad de la deuda, la velocidad y la naturaleza de la separación y el acceso del nuevo estado a los mercados financieros.

Asimismo, señala que en términos generales la región que se independiza tendrá probablemente un rating menor que el soberano del que se escinde porque tendría una economía más pequeña y menos diversificada, una mayor incertidumbre sobre la eficacia de sus instituciones y una mayor susceptibilidad ante un evento de riesgo.

“El impacto crediticio de la independencia evolucionaría con el tiempo porque algunos factores relevantes para el rating sólo serían claros después de la ruptura”, incide Ellis, que añade que llevaría tiempo tener clara la fortaleza del nuevo país, que viviría un periodo de incertidumbre sobre el impacto de su nueva política fiscal y monetaria.

Por otro lado, informa de que la incertidumbre sobre la pertenencia del nuevo país a instituciones internacionales, como la Unión Europea, o sus obligaciones con los tratados podría ir en detrimento del crecimiento económico de la región, dado que puede disuadir a los inversores.

Comentario Gurús:

Hasta aquí lo obvio, una escisión de una región tendrá un impacto en el rating de ambas partes, lo interesante sería poder conocer los detalles del informe y una estimación de los impactos que consideran para cada región, pero chicos y chicas para saberlo habría que comprar el informe de Moodys y la verdad es que vale unos $550. Así que de momento creo que podré vivir sin conocer sus conclusiones.

  1. “Asimismo, señala que en términos generales la región que se independiza tendrá probablemente un rating menor que el soberano del que se escinde porque tendría una economía más pequeña y menos diversificada, una mayor incertidumbre sobre la eficacia de sus instituciones y una mayor susceptibilidad ante un evento de riesgo.”

    Pues dependerá…..ese sería el caso de Escocia respecto al Reino Unido, pero no el de Catalunya respecto a España….veánse ratios de PIB per cápita, paro, diversificación por sectores, % exportaciones….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…