abengoaok-compressor

Moody’s considera que el instrumento financiero de ‘reverse factoring’ utilizado por Abengoa para pagar a sus proveedores y responder a las necesidades inmediatas del negocio tiene “rasgos similares a deuda”, si bien reconoce que las normas de contabilidad no obligan a computar estos productos dentro del capítulo de endeudamiento.

La agencia de calificación crediticia realiza estas consideraciones en un informe de doce páginas titulizado ‘Abengoa, el ‘reverse factoring’ tiene rasgos similares a deuda’, en el que señala que, si se incluyen estos instrumentos, el apalancamiento aumentaría entre 0,5 y 0,6 puntos.

El ‘reverse factoring’ es un instrumento por el que la empresa reconoce un pago a los proveedores cuyo importe asumen los bancos y, posteriormente, paga la propia empresa a las entidades. A diferencia del ‘factoring’ convencional, el ‘reverse factoring’ surge a iniciativa de la empresa y no del proveedor.

“Analíticamente, el ‘reverse factoring’ ha tenido el efecto de elevar el apalancamiento, en la medida en que se ve como similar a deuda”, dice Moody’s, antes de considerar que esta técnica “puede ser utilizada como una herramienta financiera a corto plazo para necesidades a largo plazo”.

La agencia también considera que estas actividades se pueden convertir en “elementos permanentes de las actividades de financiación” de las empresas.

“Pensamos que, si estas fuentes de recursos se hiciesen indisponibles para una compañía, esto podría afectar a la liquidez a corto plazo de la empresa, especialmente en un momento de estrés, y exacerbar otros problemas”, afirma.

Moody’s indica que Abengoa sufrió una contracción significativa del ‘working capital’ de cerca de 400 millones de euros en el tercer trimestre del año, “lo que se convirtió en unas de las razones que forzó a la compañía a solicitar el preconcurso”.

En todo caso, la agencia considera que el caso de Abengoa no es único y advierte de que existe una falta de transparencia sobre estos instrumentos que convierten al ‘reverse factoring’ en un elemento “difícil de medir, ya que los estándares contables no siempre requieren la entrega de información sobre esta actividad”.

El reverse factoring

A diferencia del factoring normal en el reverse factoring no es el proveedor el que presenta las facturas a la entidad financiera para que sean financiadas sino que es el que las debe pagar, en este caso Abengoa, el que inicia el proceso escogiendo que facturas permite que sean adelantadas por la entidad financiera al proveedor.

Al ser Abengoa la que inicia el proceso de factoring se considera que es un pasivo de Abengoa y un riesgo de la compañía si no paga las facturas que han sido descontadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…